TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / bowen_alanos / Para Rosa

[C:203532]

Una vez más, te he visto. La bruma gris no ha nublado mis ojos, que han podido verte frente a mí... Corriendo he llegado hasta ti, te he rodeado con mis brazos. No hay palabras, nuestros ojos dicen todo lo que hay que decir.

La hermosura de tu rostro me trastorna; la noche se vuelve día y no he sentido pasar un solo segundo. Te he encontrado a través del intrincado laberinto de mi rutina, como un haz de luz que corta la oscuridad y abre paso al día que ahora aparece frente a nosotros. Mis brazos te mantienen con fuerza junto a mí, como libre prisionera; puedes irte cuando quieras... Pero ese momento aún no ha llegado, permanecemos juntos todavía mientras el alba ilumina tu contorno.

Entre mis brazos, estás segura; nada te dañará, y nada pasará entre nosotros; ni siquiera el aire, al cual impedimos el paso entre la barricada de nuestros cuerpos. Un instante se vuelve milenio, una era se convierte en un parpadeo. El tiempo sigue su camino y su carrera ignorándonos, sin notar siquiera nuestra presencia. Nos mantenemos, tú y yo, fuera del tiempo, sin un lugar en el espacio. Nuestro tiempo es ahora, mi hogar es tu regazo, tu hogar es mi pecho.

Volamos en las alas de un sueño de plata, enviamos nuestros ideales hasta el universo y de vuelta nos traen la esperanza de un nuevo día juntos. Tus brazos rodean mi cuello, con una fuerza propia del temor a soltarme y perderme una vez más. Pero yo tampoco te suelto, mis brazos se aferran a tu cintura y tus caderas; el vendaval azota a nuestro alrededor sin que se mueva uno solo de tus cabellos. La vida arremete contra nosotros sin agitar siquiera el ritmo de nuestra respiración.

Una marea de emociones se revuelve en mi corazón que late con furia. Quiere escapar de mi pecho y apretarte con fuerza, fundirse contigo en este momento tan perfecto que me has obsequiado. ¿Lo has hecho a propósito? ¿Has pactado con el tiempo, o es él quien nos ha regalado este instante ideal? La conspiración de mis temores se opaca ante el canto de tu silencio, que en cada nota susurra a mis oídos todo el amor que quieres regalarme. Tu voz besa mis oídos, recorre cada rincón de mi mente y se encierra en mi corazón, queriendo quedar ahí para siempre. Se encierra tras esa puerta tapizada por cada recuerdo de ti, escondiéndose en el cuarto donde conservo la imagen de tu cuerpo bailando con el viento. Mis celos me obligan a guardarte ahí, para que ese recuerdo no sea de nadie más que mío.

Te guardo con recelo, te amo con cada soplo del viento en mi rostro. Cada latido de mi corazón me recuerda a ti, me llena de vida y desata el estallido de mis sentimientos. Con cada soplo de aire en mi garganta repito que te amo, y mi voz es apenas un susurro inaudible que llega sólo hasta tus oídos. Aún mis brazos rodean tu cintura; todavía te aferras con fuerza a mi cuello.

Pero es ahora que debemos despedirnos. El alba que nos iluminó tanto marca ahora tu partida. Yo me quedo como un niño, indefenso entre tus brazos, descansando sobre tu regazo que me da tanto calor y amor. Tú levantas mi cabeza, tomas mis manos entre las tuyas y me das un tierno beso en los labios. Te beso con impaciencia, con avidez de beber de ti todo el amor que pueda antes que te alejes. En tus ojos hay una lágrima, que intentas disimular con una sonrisa.

Te alejas despacio, el viento ahora sí mueve tus cabellos, pues el momento perfecto ha terminado ya. Pero tu beso se queda conmigo, dándome la esperanza de volver a soñar contigo cuando llegue nuevamente la noche para nosotros.

Rodrigo Bolaños y Bowen Alanos

Texto agregado el 06-05-2006, y leído por 45 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
08-05-2006 "y de la rosa nació una canción"... centauro
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]