TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / etal1ydemas / Botánica genealógica I

[C:20441]

este texto habla sobre la familia de mi más grande creación. Rufino Tamayo Rojas. es parte de la novela Tu Fábula y la Mía. esta novela es la primera parte de una secuela de dos documentos. la segunda es Summa Contra Bastardos. vale, que si quieren saber más de Rufino Tamayo Rojas, hay muchos escritos sobre él que acá he publicado y demás

Botánica Genealógica (I)

Las cosas cambiaron un poco cuando llegó al Distrito Federal, el padre de mi padre. Mi abuelo Rogelio era un persona de edad madura, de alrededor de 70 años en el entonces – hace apenas un año - que pareciera, cual ballena, regresara a tierra firme para dar su último respiro. No venía solo, lo acompañaba la abuela Lucía. Ambos eran unos viejecitos reumáticos. Pero más que viejecitos reumáticos, eran los patriarcas, los fundadores de un montón de cosas. Para comenzar, eran los fundadores de una familia extensa, en la cual mi madre, Leonora, era la tercera de cinco hijos. Antes que ella, sólo están mi tío mis tíos Jonás y Marcos. Después de ella se encuentran mi tía Rosario e Isabela.
El tío Jonás es el Mayor, tenía cinco años más que mi madre y siempre ha sido muy afecto a la política Nacional. Todo un patriota. En eso coincidíamos. Siempre que hablamos, hablamos sobre la historia del país. Yo digo que nadie acá es indio, apréndete eso, Rufino, que nadie, por ningún motivo, es digno de llamar indio; en todo caso la palabra sería indígena. Y comenzaba a hablar. Pero cuando te digan que eres un pinche indígena, contéstales que sí, que eres indígena y, como tal, tienes más derechos en este suelo. Luego daba un trago a su tequila. Me reemputa la gente que nomás se lanza por lo de afuera, que le vale madres lo nacional. Entonces yo, como con ganas de embromar, le preguntaba : ¿gente como la tía Rosario? Él nomás asentía con la cabeza y lanzaba una risa al aire. Pero ten en cuenta que eso lo aprobó mi madrecita, entonces no es tan malo, supongo. Otras veces, en lugar de hablar sobre moral mexicana, hablábamos sobre política de izquierda o derecha. En esas charlas, por lo común, solíamos preguntarle a la familia de los alrededores sobre sus preferencias políticas. En dichos casos, mi madre solía contestar “ soy ambidiestra” y mi padre lo celebraba con una tremenda carcajada, recompensada con un beso en la boca de parte de mi madre. El tío Jonás nunca se ha casado, a sus 50 años sigue libre y con dinero suficiente como para un harén. Pero decide destinar ese dinero a campañas fallidas para alcanzar la presidencia municipal en el Estado de México, o patrocinando y formando Partidos políticos. El más reciente que formó fue el PIM o Partido Indigenista y de Minorías. Hace dos semanas salió en el periódico, que mi tío mandó a construir una escuela en el sur del país, por Chiapas
El Tío Marcos era un poco más tranquilo, con él me la solía pasar viendo el Fútbol. Claro que a Jonás también le gusta mucho el Fútbol,. Pero con Marcos las cosas eran algo variables. Una vez fuimos a ver un Partido “Chivas vs Toluca” en el Jalisco. Tiene poco. El Toluca perdía por tres tantos y se recuperó en veinte minutos, empate a tres Goles. Uno muy bueno de Vicente Sánchez.
Hasta ellos se interrumpía aquel pequeño lazo que no me abordaba a mí. Con el nacimiento de madre, ya estaba segura mi permanencia, mi estancia entre todos eso arbustos, árboles de frutas, plantas venenosas. Yo, a diferencia de la gente común, no tengo un árbol genealógico, tengo toda una botánica.

Texto agregado el 19-12-2003, y leído por 288 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]