TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / peco / "Naturaleza Selectiva"

[C:208669]

Al principio de la década de los setenta Eugenio y Yo éramos dos muchachos que pensábamos incursionar en la vida universitaria. Como factor previo, la mañana de un lunes de comienzo de mes, decidimos ir a la capital para tener un confrontamiento físico con las instalaciones de tan alta casa de estudios. Así que nos dirigimos a las afueras del pueblo para pedir una ‘bola’ a alguien quien quisiera avalar nuestra inquietud.

Después de una larga espera vimos asomarse en una vetusta camioneta a Antonio el Chino, hombre de negocios que en una huelga total de la ciudad se negó a cerrar su comercio. Hecho que fue bien mirado por el gobierno y que le abrió las puertas del palacio presidencial para que cada lunes, él fuese recibido por el primer mandatario de la república.

Mi compañero fue reconocido por el asiático inmediatamente, ya que su padre, siendo jefe de los bomberos y siguiendo órdenes superiores, había sofocado un levantamiento de la población pidiendo la salida del país de los últimos reductos de la tiranía a fuerza de gigantescos chorros de agua disparados por mangueras de alta presión. Tema, que después de permitirnos entrar en su máquina, fue obligatorio en todo el trayecto.

Al dejarnos frente a su objetivo, Antonio concluyó su monólogo con fuertes elogios para el que consideraba su amigo de siempre. Nosotros, por el contrario, nos enfocamos en destacar el favor que nos había hecho al traernos. Entonces, caminamos hasta penetrar en el campus y convivir, palpando por un día todo el acontecer del discurrir universitario.

Cuando cayó la tarde fuimos a la salida conducente a nuestra región, para igual que en la mañana, conseguir un ‘aventón’. En esa actividad estábamos cuando repentinamente el cielo se tornó oscuro y como mal presagio sin ningún preludio, nos tocó recibir un empape de magnitud inconcebible. Pensábamos que en esa condición nadie nos permitiría entrar en su vehículo, pero para nuestra sorpresa, un ‘Lincoln Continental’ se detuvo y desde su interior una mano nos invitó a abordarlo.


Una vez dentro, el señor que iba a la derecha en el asiento delantero, cerró un libro que tal vez leía y nos dijo que él concocía muy bien al papá de Eugenio. Y que en esa ocasión ostentaba el cargo de agregado de una de nuestras embajadas en un país europeo y que regresaba de la acostumbrada visita semanal a la casa del más alto dignatario de la nación. Tuvimos poco tiempo para oir sus relatos, ya que aquella nave volaba sobre el pavimento, sin embargo, nos quedó claro que su padre gozó del favor del dictador que nueve años atrás había sido removido de su puesto.

Pero en mi interior Yo iba resumiendo lo que el día nos había dejado. Pensaba, mientras mis ropas libraban una cruenta lucha con mi temperatura interna y el fuerte aire acondicionado de aquel carro, que son muy angostos los posibles caminos que están fuera de las redes del poder. Que las posiciones y el placer se los pasan de generación a generación y, también me preguntaba sí acaso, la misma naturaleza no sería en ese punto selectiva.

Buscaba respuestas en mi cabeza a esos planteamientos cuando fuimos conminados a salir de aquel lujoso automóvil.

Texto agregado el 26-05-2006, y leído por 283 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
06-03-2009 Lo que siempre te digo: conviertes lo habitual en arte. Gracias por comentar mis cuentos. margarita-zamudio
08-07-2006 Buen título. Interesante tema. Bien narrado ***** Un saludo de SOL-O-LUNA
21-06-2006 Simplemente una ventana a muchas realidades latentes del mundo***** Ciiara
04-06-2006 un relato intersante, eluso de lenguaje mi amigo es muy bueno, y un final abierto, se puede esperar mil cosas, se puede iniciar algo en cualquier dirección, una critica a tan cruenta dictadura, pero, aun como si fuese tiempo de dicha experiencia, muy tenue, leve, solo si insinua, aun cuando, es fuerte y contradictoria tambien mi opinion, pero, me gusta.*****ha de ser queme acostumbré a leerte cuentos con finales absolutos. curiche
02-06-2006 Es una prosa realmente buena, en cuanto al manejo del lenguaje. Sin embargo, parece ser sólo la antesala de una posible e interesante trama; en la cual la idea (crítica social, política, etc) se deja ver. Es simplemente mi opinión. SorGalim
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]