TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / excalibur / El ventanal

[C:21029]



Después de recoger la mesa, de fregar los platos y barrer el comedor, subí rápidamente a la habitación de la abuela con intención de echar una cabezada. Cerré la gran puerta y me senté en el borde de la cama sin saber en qué pensar y qué hacer. Poco a poco, los ruidos, los gritos de los niños, las conversaciones de los mayores, fueron apaciguándose y lentamente desperté del estado semiautómata que me encontraba. Pensé si había diferencia entre un domingo y un lunes: ?Tengo que madrugar, levantar a los críos, desayunar, ect...; en una palabra: no?. Pero merece la pena, los niños juegan con sus primos, tíos, otros niños del pueblo y es el único día que, antes de las diez, están durmiendo

Solté la pinza que sujetaba mi pelo y me tumbé en posición fetal. Cerré fuertemente los ojos como no quisiese dejar escapar ese sueño placentero que tenía. Pero fue un esfuerzo inútil, había desmasiada claridad en la habitación y tuve que levantarme para cerrar la contraventana. Inesperadamente, cuando ya reinaba la oscuridad, abrí súbitamente el ventanal. Una brisa de viento marino acompañada por pequeñas gotas de agua, me duchó primero la cara y después, el resto del cuerpo. Me quedé unos minutos inspirando y expulsando el aire contaminado de Barcelona de mis pulmones. Cuando abrí los ojos contemplé el paisaje tan familiarmente conocido desde mi niñez pero hasta entonces, no descubrí una faceta nueva.

Observé desde el horizonte, donde penetra el cabo, el babor de un barco alejándose muy lenta pero majestuosamente, su rumbo. Contemplé, desde la línea fronteriza que separa la tierra y el mar, el movimiento ondulado de las olas, sus diferentes tonalidades y brillos, hasta, como dicen los poetas, mueren en la orilla de la playa. En la arena, varios pescadores estaban reparando las redes y alguna que otra pieza de sus barcas. Por el paseo hablaban un viejo lobo del mar con un patrón de un barco. Éste le ayudaría a pescar su parte mientras se curase de su reuma. A cambio de un precio razonable, claro.

Noté un ligero temblor de tierra pero no le di importancia. No querría por nada del mundo perder esta armonía, este viento, este olor del mar que me daba una inexplicable paz interior. Unos segundos después, sentí como me balanceaba de izquierda a derecha como un bandazo de una campana. Traté de incorporarme pero no podía; era como si los brazos fuesen pegados expresamente a la repisa de la ventana. Había vuelto el temblor de tierra, cada vez más fuerte; y lo peor era que no podía mover ni un músculo de mi cuerpo. ¡NI GRITAR!. Solo oí unos misterioso aplausos de compromiso detrás de mi espalda...

-oOo-

El subastador levantó suavemente el lino que cubría el cuadro. Volvió a su estrado y con un golpe de martillo anunció:

-La noia de la finestra, de Salvador Dalí. Precio de salida 600.000 euros. ¿Quién da más?...




© ® excalibur, 2003




Texto agregado el 26-12-2003, y leído por 232 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
06-01-2004 Me gustó mucho tu relato. Vas de la calma y la descripción de cosas realmente bellas a la realidad del martillazo de salida. Me encantó esa fusión. Quedo en esta frase: "Me quedé unos minutos inspirando y expulsando el aire contaminado de Barcelona de mis pulmones" y tú ya sabrás porqué. Saludos! santacannabis
27-12-2003 Un relato genial, sobre un cuadro genial, de un pintor genial. ¿Se puede pedir más? maragat
27-12-2003 vine por recomendación de hache (que descubrirás es una excelente crítica literaria, además de otras miles maravillas). Vine porque esa pintura me encanta, siempre vuelvo a ella. Dicen que es la hermana menor del pintor, que fue su musa, antes de Gala. Adorable. Respecto a tu texto que puedo agregar, está muy bien escrito, pulcro, inteligente, con el aire sentimental que inspira el cuadro. Y el final que te devuelve a la realidad y te golpea... Es una muy muy buen inicio, mis felicitaciones para ti, estrellas y saludos. CaroStar
26-12-2003 Luego de ver la reproducción de la obra de Dali en el libro de visitas de Caro star durante muchos días, encontrar este texto que da la vuelta desde el cuadro es tan rico! La pintura es talvez el canal de expresión de emociones que mejor tralada las de su autor. Esa mezcla de lo onírico con la observación de la realidad tan propia de Dali, está estupendamente reflejada en un texto de muy buena factura literaria, con un final, que como dice el Ingeniero FALCON te quita de la acera. Su autor denota un manejo dúctil de la pluma y acerado perfil . Gracias por compartirlo hache
26-12-2003 Excelente recreación del famoso y hermoso cuadro de Dalí... la verdad, te has quedado conmigo, tío!Es que me encantan las sorpesas finales! ;-) Saludooos, y bievenido a la web! ;-) moebiux
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]