TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / pueris_voracita / Puto mundo loco

[C:214102]

Esta es mi historia, la puta historia de una puta vida, en un puto lugar, de un puto país lleno de putos locos dentro de un puto mundo loco:

La puta que me parió, decidió un tiempo antes de todo esto que quería ser una puta madre, así que de mutuo acuerdo con mi puto padre decidieron empezar su puta labor. La puta de mi madre era joven y el puto de mi padre también, 19 putos años tenían ambos y ni una puta ocupación a parte de sus putos, tristes y mal pagados trabajos, así que durante un puto tiempo no hicieron otra cosa a parte del puto acto que me trajo hasta este puto mundo. La puta de mi madre quedó embarazada, ahora los dos eran felices, en breve serían unos putos padres, pero ¿qué pasaba conmigo?, no me iba a educar solo y ellos con su “dilatada” puta experiencia de 19 putos años no creo que lo fuesen a hacer del todo bien. 9 putos meses más tarde allí estaba yo, llorando porque me habían dado un puto cachete en el trasero, empapado en puta sangre y fluidos varios, con puto frío y sin enterarme de una “puta mierda”.
Pasaron los putos meses y allí estaba yo en mi puta casa con mis tíos y mis putos 6 años en mi burbuja de felicidad, de poco me enteraba en aquellos años para estar triste. La puta de mi madre había encontrado un puto trabajo con un pobre puto sueldo en una puta tienda de ropa, se pasaba allí el puto día entero hablando de putas tonterías con sus putas compañeras y doblando puta ropita bonita. Atrás quedaron aquellos primeros años en los que mi puta madre hacía horas extras en un supermercado en el que ascendió en el mismo tiempo en el que su puta inmadurez le hizo dejar ese trabajo bajo la excusa de “soy demasiado joven para esto, me merezco otra cosa”. Después de aquello, mi puta madre debió sufrir algún tipo de trastorno porque pasé de ser su puto hijo a ser su puto sobrino, ahora me pasaba el tiempo con mi tío y mi tía, hermano él de la puta que me parió, tenían 32 años él y 30 ella y un hijo de 2 años con el que me era difícil jugar debido a su corta edad. Cuando mi madre llegaba de su puto “gran” trabajo estaba un rato conmigo, me acostaba tan temprano como podía y se iba dejando un olor a colonia y marihuana inconfundible en toda la casa. Por lo que he deducido unos años más tarde, mi puta madre decidió hacer las cosas típicas de aquellos 25 años que tenía por entonces.
Años más tarde, me convertí realmente en el sobrino de mi puta madre, a la cual ahora simplemente llamo por su nombre, ella está ingresada en un psiquiátrico con esquizofrenia, producida (dicen) por el exceso de drogas consumidas, y es que por lo visto se tomaba pastillas como caramelos en sus salidas nocturnas.
En cuanto a mi puto padre, fue el que menos aguantó, durante mi primer año de vida lo que aprendí de él fue a dar a entender mi disgusto con algo poniendo PUTO/A delante, él siempre lo hizo:

Puto niño llorón
Puto piso de mierda
Mueve el culo al puto trabajo
Deja ya ese puto juguete
Joder que puto ruido
No aguanto ni un puto día más, adiós

......

Texto agregado el 17-06-2006, y leído por 162 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
17-10-2006 Este cuento es un puterio furioso¡¡¡¡.Muy bueno asno
11-08-2006 Puto cuento!, de puta madre... Quintana
10-08-2006 ahh!! mis5*..me pareciò muy denunciante y realista. efimera
10-08-2006 si mucha incomodidad, resentimiento, desamor..pero te digo la vida es algo mas...yo la vivi y la vivo...te felicito por tus palabras muy denunciantes...y lamentablemente realidad para muchos. efimera
28-07-2006 ***** ASTURIANU
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]