TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / a000 / Vision de una mochila

[C:215971]

Era una noche bastante oscura, de esas que uno prefiere no encerrarse en el cuarto, porque la menor senal de ruido puede causar un estado de conmocion del que a uno no lo saca nadie. Ademas es bastante curioso pero en estos casos lo normal es que uno no se encuentre acompanado, y ese era este caso. Javier acababa de llegar del trabajo tras una ardua jornada, esto se venia repitiendo ya desde hace un mes. Estaba exhausto como lo acostumbrado, al llegar a su casa se apresuro a sacar las llaves del bolsillo porque sabia que a esas horas era bastante probable que sus papas estuvieran dormidos, y si la probabilidad no era suficiente su experiencia ya se lo habia confirmado. Javier continuo su tortuoso camino hasta llegar al pie de la escaleras que lo conducian al segundo piso donde se encontraba su cuarto. Con el mayor sigilo javier empezo a subir las escaleras, pero en la mitad un ruido lo estremecio, segundos despues noto que el mismo, habia causado ese ruido tan estruendoso, al apoyar su pie sobre el escalon. Con alivio y un suspiro de resignacion prosigio en la meta de alcanzar su dormitorio. segundos despues ya cruzaba su habitacion. Ubicaba todos sus utiles de trabajo, que se reducian a una maleta raida y a una carpeta que nunca soltaba. La carpeta fue lo primero que dejo sobre el escritorio que apenas se vislumbraba en la oscuridad de su habitacion. Cuando estaba presto a dejar la maleta en el escrito al igual que lo habia hecho con su carpeta, sintio adentro del maletin lo que parecia un objeto ovalado y un tanto pesado. que extrano-penso pero el cansacio era tal , q prosiguio con la labor y en menos de lo que canta un gallo ya dormia profundamente. Al levantarse al otro dia su cuarto parecia impregnado de un olor a putrefacto. Esto lo llevo a acercarse a la ventana, de ahi podia visulmbrar como el camion de basura se acercaba a su casa, "eso debe ser"-se dijo. sin perder el tiempo, salio como quien es su ultimo dia de vida.Un duchazo , un buen desayuno y ya estaba como nuevo para empezar aquel nuevo dia. carpeta en la mano, morral, "listo" penso. Sus dias parecian copias identicas entre si, pero esto no lo desanimaba para nada, de hecho apreciaba la monotonia que le estaba resentando la vida, acaso no es mas comodo atenerse a lo conocido y determinante que a los desconocido y indeterminado?. En el paradero javier de nuevo sintio la sensacion de un objeto ovalado en su mochila. Era
preciso examinar ese morral, no queria que nada danara su rutina. Cuando se disponia a abrir el morral, el bus llego no haia tiempo que perder,"lo revisare despues". Un tumulto de gente creaba una masa espesa de humanidad que inundaba el bus. El olor fetido contiuaba y la masa de humanid se empezaba a disolverse cual sal en agua. Javier se preguntaba si el olor aquel se relacionaba con el, y mas aun con el olor similar que habia aparecido en su casa. Despues de algun tiempo que el mismo javier no pudo cuantificar debido a la intesidad del olor que acababa por marearlo llego al trabajo, se le estaba haciendo tarde. La rutina una vez mas se repetia. Nuevamente salia tarde y entraba a su casa con el mayor sigilo a travez de la espesa oscuridad que circundaba su casa. "la maleta, La maleta!, donde esta mi maleta?" javier con agustia repetia. lo mas seguro es que la debi dejar olvidado en el trabajo-javier se limito a decir para sus adentros. y ahora? que hago... sera esperar hasta manana, roguemos que aparezca... y con la ligereza de estos pensamientos subio apresuradamente. Su dia como era de esperarse empezo de la misma manera de siempre. Pero inmediatamente se acordo de su maleta. "tiene que estar alla.." con el mismo afan de siempre se dirijio al paradero y de forma bastante extarana el bus llego antes de lo previsto. no era una buen senal para javier, su vida era una rutina no podia cambiar, cualquien variacion implicaria la desestabilizacion total de la misma. Llego a su trabajo , se acerco a su puesto y nada! , no habia nada! "no puede ser" se repetia una y otra vez. "...pero si yo la deje aca" guzman a usted se le quedo un morral ayer?-un companero de trabajo de javier le atesto a decir. "si, ayer; precisamente lo estaba buscando ahora". "deberia revisar lo que tiene adentro porque huele a podrido y parece que algo se le rego porque debajo esta toda manchada de rojo". "no me atrevi a mirar si contenido porque yo estoy consciente que no debo meterme con lo que no es mio" "gracias salcedo le agradezco y voy a revisar a ver que es lo que tiene" "ah y por ultimo antes que se me olvide, va a tener que ser despues que revise su maleta, porque ahora lo necesita urgente el jefe" "inmediatamente me voy a prsentar". y como pocas veces ocurre, se paso del dicho al hecho. El jefe furibundo, "guzman lo llame porque le quiero hacer unas preguntas y le quiero confiar un secreto" ."pero primero las preguntas: usted el miercoles de la semana estuvo en el turno de la noche?" si, senor "y usted tiene un morral marron que trae aqui al trabajo verdad? si,senor "y ese dia lo traia consigo?" si,senor. "bien, bien" "ahora si el secreto" el jefe lentamente se le hacerca a javier y le susurra en la oreja "tu lo hiciste".
el asqueroso olor de la culpa se expedia como una humareda por su mochila. la rutina de javier se completaba. javier sabia que nunca podria escapar de ella, "el olor siempre llega a la superficie", intentar eludirlo significa dejar de respirar, y dejar de respirar asustaba a javier, como una de esas noches que uno prefiere no encerrarse en el cuarto, porque la menor senal de ruido puede causar un estado de conmocion del que a uno no lo saca nadie.

Texto agregado el 23-06-2006, y leído por 868 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
09-06-2007 bien robosar
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]