TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / peco / Doloroso Error

[C:217745]


Una vez más me sorprendió la divergencia temperamental, tan rampante, entre Samantha y mi hermana Carolina. Ambas eran blancas y altas, pero sus opiniones en torno a una realidad cualquiera, competían con la eterna rivalidad entre los cielos y la tierra. Carolina odiaba el silencio, en cambio Samantha removería la quietud de un templo budista. Mi hermana tenía la fluidez imprecisa de un torrente, que alimentado solo por la gravedad, maltrata la topografía sin nunca conseguir descender al valle. Sin embargo, su amiga era todo un océano pacífico, capaz de recibir todas las aguas turbulentas del mundo y hacerlas rendirse ante su pasmosa mansedumbre.

Cierta tarde decidí echarme una siestesita, pero el calor imprudente de aquel agosto inolvidable hizo que Samantha, alejándose un poco de su habitual compostura, tocase con cierta brusquedad la puerta principal de mi casa. A pesar del repentino regreso a la realidad, pude interpretar con cierto grado de precisión, la frágil justificación suya frente a la muy agria inquisición de mi madre al acudir al llamado: —Es el calor, doña Nieves.—Sí, Samantha, lo entiendo.—Me imagino que buscas a Carolina.— Añadió mi madre en tono recién normalizado.

Mi habitación y la de Carolina eran contíguas, sin embargo y a pesar de la constante e irresistible invitación de Morfeo, lo que me cautivó del diálogo entre Samantha y mi hermana fue en sí, el contenido del mismo: —Necesito que me prestes unos bikinis, Carolina.—En apenas un ratito me recogen mis primos para llevarme a Boca Chica.—Yo ya no soporto esta ciudad.—No te preocupes, Samantha, que yo tengo unos cuantos. —Mi duda es que te sirvan, pues ya sabes, tus caderas son mucho más anchas que las mías.— Dijo Carolina en un tono muy cordial. —Anda, dejas que me los pruebe todos.— Se apresuró a sugerir Samantha, cómo queriendo equilibrar a mi hermana con su necesidad.

El silencio que prosiguió a la última frase de Samantha fue tan absoluto que no se precisaba de ser un vidente para, indiscutiblemente, intuir que Carolina había abandonado el cuarto. Ahora y a solicitud de mis oidos, los restantes sentidos acudieron en su ayuda con una muy bien definida intención: aumentar mi capacidad auditiva. “Podía escuchar perfectamente la imperceptible oposición que se genera al querer desunir al botón y el ojal”. Cada movimiento de Samantha dentro del aposento de mi hermana, pasaba de simplemente ser una onda sonora a imágenes fotográficas, mediante un mágico proceso de proyección interno: "Ví su falda ascender a la altura de su ombligo y hasta ‘palpé’ el contorno de su incoherente cintura".

Pero se me hacía cada vez mas necesario, el desistir, en continuar recreando una verdad que tenía tridimensionalmente tan próxima. Cuando quise caminar, descubrí que mi cuerpo más bien flotaba, debido al desbalance a mi favor, entre el calor ambiental y mi temperatura interna. Estaba ya, bien adherido al obstáculo que me separaba de Samantha cuándo los que pidieron auxilio, esta vez, fueron mi ojos. Las circunstancias objetivas no me permitieron observar más arriba de su vientre, pero lo que ví fue suficiente. Realmente mi hermana se había quedado muy corta, cuando con mucha honestidad admitió ser superada por Samantha en tallas y medidas.

Lo que me quedaba de espectáculo era ya muy poco y tenía que aprovecharlo. Mi cuerpo no se opuso. Muy por el contrario se brindó extensamente al juego, pero un grito cortante y perforador de mi madre desinfló mi vida: ¡ Carolina, sal ya de esa habitación y ven a cocinar !


Texto agregado el 29-06-2006, y leído por 265 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
18-05-2009 me gusta su capacidad de introspección, saludos! gomez81
18-08-2007 si, buenísimo. vexaida
06-06-2007 JA... MUY BUENO!!!! ***** Y BESITOSSS ///NIL/// nilda
15-10-2006 Muy bien. Buen relato. ***** RIGOBERTO
21-08-2006 muy buen relato mi amigo, usted siempre me sorprende gratamente, la cocina y todo cambió***** curiche
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]