TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Desorientación

[C:223235]






Se desplazaba de un lado a otro, moviendo sus patas gruesas, acostumbradas al frío polar. Levantaba su narizota y no olía aromas en lontananza, los témpanos parecían haber cambiado de color, la inmensidad se había abreviado y ninguna aurora boreal se dibujaba en ese cielo inmenso y estrellado. El oso se daba vueltas en círculo como un esquimal extraviado, no atinaba a comprender que había sucedido con el resto de la fauna, tan escasa como escasa era la luz que ahora iluminaba su entendimiento.

Generalmente, les endilgamos a los animales nuestras costumbres, vicios y creencias. Visto desde ese prisma, el oso parecía realmente desorientado y cualquier cristiano que lo hubiese atisbado, habría pensado que un viejo amor se perdió en la vastedad blanca, que sus dioses emigraron a otros lares, que la desesperanza se encarnizaba con ese ser de pelaje tan augusto y estampa tan gallarda. Aún más, el animal parecía haber enloquecido, por alguna extraña razón había perdido su norte, mas ¿No nos habría sucedido a nosotros lo mismo si una mano extraña nos despojara de nuestro entorno para reubicarnos en una habitación de cristal? ¿Un cubículo accesible a las miradas curiosas de cualquier transeúnte?

Eso le sucedía a ese oso polar. Estrechado su horizonte en una cárcel en la cual se le brindaba la apariencia de libertad, el animal no discurría, sin embargo, que, cual más, cual menos, todos los seres vivientes somos prisioneros de las circunstancias y que este encierro, a menudo, a pesar de ceñir nuestros pasos a una superficie limitada, no es la más elocuente ni la más rotunda de todas las cárceles si el espíritu libertario permanece vivo en cada uno de nosotros…








Texto agregado el 21-07-2006, y leído por 230 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
23-07-2006 excelente la comparación. india
21-07-2006 Pensé al principio que el oso estaba hibernando pero luego me di cuenta de que el oso polar no hiberna y entonces pensé en el cautiverio y sí. Cuando fui a la isla de la madgdalena en Santander Cantabria había una pareja de osos que no hacían más que dar vueltas en su jaula. Tu texto es ecologista y también sin duda alguna metafórico. Me agradó, como siempre. Gracias iolanthe
21-07-2006 Grrrrrrrrrrrrrrrrrr!!! anemona
21-07-2006 Sí seguro, y hasta a veces lo intentamos..El sueño eterno...La que armaríamos si fuera posible, tal vez encontraríamos por fin la felicidad. eneas
21-07-2006 Pienso que un oso, no puede ser sacado de su habitat, para colocarlo en algo tan deprimente para él como es estar en una jaula de vidrio. Pienso que la libertad, es lejos lo mejor que podemos tener los seres vivos. A veces cuando veo pajaros enjaulados, lucho por no abrirles la puerta para dejarlos volar.Imagino que estoy yo encerrada, y lo que sentiría. Me gustó mucho tu escrito, bueno como todos los que te he leído.***** Besitos Victoria. 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]