TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / yajalon / Poema de tierra y lodo

[C:223489]

I

El rió me atrapó pensando en ti
Arrastró mis ideas corriente abajo,
Las estrelló sin piedad contra las rocas, las hundió una y otra vez;
Las hizo tragarse unas a otras, después, en un remanso tranquilo y quieto
devolvió mi mente hacia la orilla.

Pálido, cansado, a punto de desfallecer, las ideas de ti se me olvidaron.

II

¡Sobreviví a ti!
A tus tentaciones, a tu sonrisa, a las blancas palomas mensajeras que tienes por manos.
Sobreviví también al canto de sirenas en tus labios, a la miel en tus ojos y al hermoso mar al centro de tu cuerpo.
¡Sobreviví!

No sé si sobreviviré a las suaves colinas que tienes por senos.

III

Me hundo en los sueños, en el insomnio, me hundo aun mejor en el desvelo.
En el placer de estar, y sentirte respirar en cada verso…
Me hundo en la emoción de tenerte junto a mí
¡Aquí a mi lado!
Me hundo en la esperanza, costado con costado
Transitando este mundo, inframundo, inhumano
Sofocado, bestial, doloroso, callado
Me hundo en la confianza penetrando en tu alma, poderoso, armado, sincero, enamorado.

IV

¡Amanecí jodido alma mía!
Mi pierna izquierda dolida y entumida, la punta de la nalga ardorosa y fría
Amanecí jodido y sonriente
Jodido por mi pie, de ti sonriente
Amanecí junto a ti, después de ti
Amanecí junto a ti, ¡prendido!, abrazado a tu vientre

Sonríes y sonrió
Por mi pie dolido, excitado, caliente
Menuda medicina que me alivia
Menuda sensación que me revienta
Cada seis horas dijo el doctor, y yo, obediente
Me cuelgo la blancura de tus senos y alivio este dolor
Noche candente.

V

Recordando al tiempo
Aquel que se fue con las hojas secas de los chopos
Aquel que se iba de marcha en las tardes de sol, noches de copas
En un chato, en un carajillo
Ladrón de tentaciones al filo de la navaja
De armar amores de noches incógnitas, nonatas
Despertando pasiones en salidas de sol ingratas

Recordando el tiempo…
Los ojos azules que talvez me extrañaron, el vermú al mediodía que talvez extrañé
Los viñedos al viento que talvez me olvidaron, los cabellos al aire que talvez olvidé.

VI

Mi ciclo termina aquí, contigo, poema revuelto en tierra y lodo
Los ojos de Daniela, las manos de Laura, la risa de Oscarin.
¡Aquí termina todo!
Las mejillas coloreadas de Lalo, la palidez marchita de Esperanza
¡Aquí termina todo!
Y aquí también, empieza todo
Los sueños por vivir, la angustia de soñar
Los pasos que me han llevado de la tierra a la mar
¡Aquí termina y empieza todo!
Los vuelcos al corazón por una copa de olvido
Las risas del alma grata el tiempo que ya he vivido
Aquí termina y empieza todo
Poema de tierra y lodo.


Oscar Martínez

Texto agregado el 23-07-2006, y leído por 299 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
23-08-2006 Un buen rato leyendo buena poesía, natural como el río, desenfadada y alegre. Un placer. Stelazul
23-07-2006 "las blancas palomas mensajeras que tienes por manos". HabloconlaPared
23-07-2006 *****+++++ desdeluego
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]