TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / superalfa / Conversaciones con el Diablo

[C:22408]



CONVERSACIONES CON EL DIABLO




Cerré el libro. Había demorado dos meses y una semana en leer este texto de 1.372 páginas, llamado “ La Biblia.” Pero no estaba conforme. Me asaltaron muchas dudas y me fue necesario anotar en un cuaderno las interrogantes sobre las cuales no tenía una explicación clara. Por lo tanto me decidí a interrogar a personas mejor documentadas como el cura Rodríguez de la parroquia cercana, a un pastor evangélico y a un rabino. Demoré algún tiempo en entrevistas improductivas. Estas personas estaban muy ocupadas y mis preguntas fueron respondidas con generalidades que ya conocía desde que era niño. Busqué entonces a una autoridad en la materia, pero al parecer el tema era Tabú para muchos eruditos.
La interrogante que me quitaba el sueño era conocer el punto de vista del Demonio respecto de todo cuanto se dice de él en La Biblia Menuda cuestión, nadie se atrevía con este espinudo asunto.

-------------------------

Después de muchos avatares había llegado al desierto de Atacama, el más árido del mundo, buscando la roca con forma de altar, según se me había dicho, ese lugar congregó los aquelarres de tiempos pasados. Premunido de todo lo necesario para interrogar a una autoridad indiscutida, el único que podrá dar respuesta a mis dudas. Llevaba mi mochila bien provista, mi saco de dormir, un atado de leña, la olla y el gato respectivo.
Lo más impresionante del desierto es el silencio absoluto. Esto hace que nuestro oídos, siempre acostumbrados al bullicio, comiencen a engañarnos con voces apagadas, gritos o murmuraciones, no me dejé engañar por estos fenómenos. Después de mucho caminar logré encontrar la roca con forma de altar junto a una pared rocosa, había inscripciones, dibujos extraños de épocas pasadas. El humo de antiguas reuniones ennegrecía la pared de rocas. Comencé de inmediato con los preparativos, faltaban pocas horas para la medianoche. Sólo me acompaña la vía láctea, nadie más en kilómetros. A la hora señalada puse el gato dentro de la olla y encendí el fuego, me desnudé y comencé a invocar a Satanás, mientras los lastimeros maullidos del gato hacían coro con mis plegarias. Hacía un frío de “los demonios” y nadie respondía. De súbito el gato haciendo una acrobacia volcó la olla y salió en estampida. Quedé solo contemplando el fuego y decidí vestirme y tomar un café. Este asunto no funcionaba.
En el momento en que me cuestionaba la veracidad de tantas supersticiones, sonó mi teléfono celular. Me pregunté quién podría llamarme a esas horas.


- ¿ Quién habla ....

- Supe que me estabas tratando de localizar.

- .... ¿.....

- Soy lo que ustedes llaman El Demonio, Satanás, Lucifer.

- ¡¡ Por fin !! Precisamente estaba tratando de hacerte algunas preguntas.

- Tu dirás.

- Mira, estuve leyendo algunas cosas de ti en La Biblia...

- ¡ Ah ¡ Ese librito. Sí, lo he leído... ¿ y qué te ha llamado la atención de lo que allí se dice ?

- Mira, solo se dicen cosas malas de ti, pero en ningún momento tu presentas tus descargos, entonces, me gustaría escuchar tu punto de vista. Tu sabes que siempre hay que escuchar a ambas partes.

- Te diré algo. ¿Tu has leído ahí que hubo un Diluvio Universal en donde murieron muchas personas, incluidos mujeres y niños?

- Es claro, todo el mundo conoce la historia del Diluvio.

- ¿ Sabes quién causó esas muertes ?

- Claro que sí, lo hizo Dios.

- ¿ Y, nuevamente, sabes tu quién fue el que destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra con fuego y azufre, matando también a niños inocentes?

- Si, también lo ejecutó Dios.

- ¿ No ves ?, cada vez que hay alguna muerte, y en cada capitulo de ese libro las hay, aparece mi contrincante matando a seres humanos. Y se ha anunciado una masacre más en camino... tu lo sabes.

- Pero, esa gente desvió su camino y prefirieron el pecado.

- Es claro, el hombre es libre de elegir el bien o el mal. ¿ O no lo es ?

- ¿ Y si elige el pecado ?

- Es muy simple, si van a ser muertos por haber pecado, entonces no hay ninguna elección, no hay alternativas, con lo cual el Libre Albedrío que se pregona allí no existe.

- Ya veo.

- ¿ Recuerdas el relato del Paraíso ?

- Si, Adán, Eva y el fruto prohibido.

- No hay allí ninguna prueba de que mentí. Todo cuanto dije se cumplió. Primero, “que el hombre no moriría en el día en comiera del árbol” y segundo que el hombre llegaría a ser como Dios conociendo el bien y el mal. Se sabe que Adán vivió 930 años después de eso, luego no murió como se dijo: “en el día en comiera del árbol” según había anticipado mi contrincante. Posteriormente fue el mismo Dios quién fijó un límite a la vida humana, 120 años. Ahí tampoco tuve nada que ver.

- Ahora entiendo.

- Te diré algo más. Si a mi se me acusa de inducir al mal, el que ejecuta las muertes es el Dios que ustedes dicen adorar. En consecuencia ese Dios resulta ser una especie de socio mío, ya que “trabajaríamos” juntos. Desde hace miles de años las leyes inconsecuentes de Dios hacen que se me culpe de todo lo malo que ocurre, en circunstancias de que según se lee en la Biblia no hay una sola muerte de la que pueda hacérseme culpable.

- Cierto, acabo de leer ése libro y por eso estoy acá interrogándote. Pero dime algo más. Se menciona a Job y se dice que tu le distes una serie de enfermedades por mantenerse fiel a Dios.

- Ah, el pobre Job, claro que lo recuerdo, se mantuvo fiel a mi contrincante. Pero finalmente sus enfermedades sanaron. Se dice que Job “murió a los 140 años, viejo y satisfecho de días” Pero te repito, hasta ahí llega mi “maldad” con el género humano. No podrás encontrar en el relato bíblico ninguna muerte de la que yo sea culpable, en cambio el Dios que tu dices adorar tiene a su haber miles y miles de muertos. Sin ir más lejos, cuando dictó sus famosos Diez Mandamientos por medio de Moisés ese mismo día asesinó a tres mil de entre su propio pueblo. ¿ Tuve yo algo que ver en ese asunto ?.
El problema es que los monopolios de las creencias está pasados de moda,
el género humano odia la autocracia. El universo es infinito y el Dios bíblico
reclama todo el poder, no permite opiniones distintas. Ha traído
muerte en cada intervención que ha tenido en la tierra. Incluso su enviado
hace dos mil años amenazó con que no traía paz sino espada... ¿ también me
quieren culpar a mí de esas palabras?

- Ya veo, creo que me dejas en claro varias cosas. ¿ Y que nos espera para el
Futuro?

- Te diré una verdad. En unos años más, las religiones actuales serán
Consideradas como mitologías, al estilo de las griegas y romanas.

¿ Entonces si el Dios es producto de mitos, no existe.... tu tampoco existes? Dime ¿ Con quién estoy hablando?




El teléfono quedó silencioso. La noche había sido larga, la hoguera se había apagado. “ Ya por las puertas y balcones de Oriente el radiante Febo iba descubriendo la hermosura de su rostro, sacudiendo de sus cabellos un número infinito de rayos dorados, bañando los montes y las arenas del árido desierto de Atacama”

Recogí mis cosas y emprendí el regreso hasta el lugar en que había dejado mi todo terreno. Una sombra se escabullía a mi lado. Era el gato que con sus adoloridas extremidades buscaba mi compañía. Debería llevarlo al veterinario. Por mi parte, había aclarado muchas dudas, la imagen del Demonio tendría otro significado después de esta conversación.






-


Texto agregado el 09-01-2004, y leído por 2731 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
14-11-2012 Amigo, este texto fue el que me inspiro para comenzar a escribir. jesusvilla
21-01-2004 Todavía no lo termino de leer pero quería avisarte que Mark Twain escribió un libro que se llama “Letters From Earth” (Cartas desde la tierra) en el cual el diablo es el narrador... Rayables
12-01-2004 Las dos caras de una sola moneda. Un abrazo Pinocho
10-01-2004 Creo que te podias haber ahorrado hasta el viaje. Para ser moralmete correcto no hace falta ser religioso ni creer en Dios ni el diablo. Ahora lee a Antonio Machado, te quedaran menos dudas, Un saludo. nomecreona
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]