TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lowenghard / TERROR EN LAS SOMBRAS VI

[C:225835]

___________________________________________


DESAPARICIÓN BY SNOW MUÑECO


"Solían ir a pasear todos juntos, todos los amigos, tres hombres y dos mujeres. Un período del invierno lo pasaban con vacaciones, hacían los arreglos y se tragaban los fastidios del aburrimiento. Lo hacían cada año. Un vehículo grande les permitía llegar hasta aquel lugar, y por una semana viajaban a jugar en la nieve. Todo era excelente, hasta que una sonriente criatura se les apareció como caída del cielo. En una planicie apartada de las cabañas donde alojaban, encontraron unos 5 metros cuadrados en medio de la nieve, pero se distinguía de todo cualquier lugar. Estos cinco metros cuadrados no contenían nieve. Era tierra absolutamente seca y sin rastros de algún humano que la hubiese pisado. Al centro de esta extrañeza en medio de un inóspito y frío lugar, se hallaba plantada una enorme criatura de nieve. Criatura porque movía sus ojos de un lado a otro, lentamente, y cada paso que daban los asombrados y privilegiados visitantes, eran seguidos atentamente por las estelas de las miradas que lanzaba este muñeco de nieve. Cada mañana, más fría que la anterior, este extraño ser de agua pareciera más grande de lo normal que se constituía en el día anterior. Uno de los descubridores de aquel bizarro lugar se percató de este fenómeno, y al pasar 4 mañanas, fue a fotografiar este insólito animal. Le bastó con tomar sólo dos fotografías para estar seguro de sus afirmaciones. "¡Esta cosa crece cada día que pasa!". Así, el más pequeño del grupo, pequeño en edad pero no en otras cosas, se acercó un poco más a la gigante estatua de nieve. Cada vez más cerca estaba, hasta que pisó parte de su tierra seca. Al obtener la tierra ambos pies del muchacho, este comenzó lentamente a experimentar un agudo dolor de cabeza. Pregonó su molestia, pero por cada segundo que permanecía allí aumentaba su dolor. En un punto su dolor se concentraba y con su mano se sobaba para apaciguar el dolor. Sus amigos, preocupados le preguntaban qué demonios le pasaba. Este dio media vueltas para responder, y no fue más de su dolor por los próximos minutos. Cuando giró, no podía hablar; nadie le escuchaba. Él se escuchaba su voz, pero sus amigos no le podían oír. Como notaba que no había respuesta lógica or parte de sus amigos, comenzó a gritar preguntas como "¡¿Qué diablos pasa con ustedes?! ¿Acaso no me escuchan?". No fue necesario más tiempo para que se calmara y por fin aceptara que no le oían. Algo extraño e incomprensible para su mente. Pero no para el muñeco de nieve que empezó a sonreirle al muchacho inquieto una vez que se incorporó dado media vuelta y mirando al montón de nieve que nunca se derretía pese al sol que ahora asomaba al pasar ya medio día. Este le empezó a hablar. El muñeco enorme sacó de su boca inmóvil palabras que para el muchacho resultaron devastadoras. Él oía que moriría, y que no había pacto que saldara el precio de la acción que el muñeco haría. Aterrorizado el muchacho empezó a gritar por ayuda, ya que más que momentos para encontrar respuestas coherentes para su lógica mente de humano, necesitaba sosiego para su atormentada conciencia. Pero no se podía mover, y sus amigos no le podían oír. Tal fue su asombro que veía a sus amigos cómo rondaban los cinco metros cuadrados de allá para acá y sin responder a la situación, a la ayuda que ameritaba su pequeño amigo. Tanta impaciencia retuvo en su interior que comenzó a llorar y a jadear de la impotencia. El muñeco de nieve transformó sus ojos de bello y simpático muñeco de nieve invernal para niños en unos grandes y furiosos ojos rojo oscuro. El suelo seco comenzó a producir un hedor de muerte, olor asqueroso cual hedionda putrefacción de cementerio y gehena. Su color se fucionó con el color de los ojos de la malvada criatura, y un polvo abrasador comenzó a elvarse paulatinamente desde abajo hacia ariba, carcomiendo cada rincón del cuerpo del muchacho en que se encontraba carne y sangre. Su piel se quemaba consumiéndose hasta que sus miembros internos quedaron al descubierto. Pronto su cabeza ya se desprendía de su cuerpo, y sus extremidades declaraban la independencia. El enorme muñeco crecía más y más hasta que sus ojos se transformaron en dos potentes lumbrerar que cubrían todo el espacio en que se encontraba el muchacho con su más cruel e injusta muerte. Ya no había más que sangre esparcida entrelazándoce con el aire que aún podía respirar como una conclusión de vida. En su mente trataba de pedir ayuda, y lo lograba, pero nadie le escuchaba. Sus amigos ya se encontraban en una dimensión lejana, donde sólo existe el odio y el desamor. Más él pretendía sobrevivir de alguna manera, hasta que la diabólica criatura del mal e iniquidad invernal se lo tragó de un bocado; el muchacho se dispersó entre el pequeño espacio de cinco metros cuadrados hasta desaparecer y no ser más, nunca más.

El muñeco de nieve volvió a ser el mismo en aquel extraño lugar, y los cinco amigos se vieron obligados a aceptar con culpa que ahora son sólo cuatro."

___________________________________________


ES INEVITABLE. TODA COSA QUE SE RIJA POR LAS LEYES DE LA LOGICA DEBE SER EQUILIBRADA. LO IMPAR DEBE TRANSFORMARSE EN PAR PARA LA ARMONÍA, DE UNA U OTRA FORMA LLEGA A PASAR, SEA POR UNA MUERTE TRÁGICA, O POR LA POSIBLE CAUSAL DE LA EXCLUSIÓN, O POR LA CONFIANZA DE EL DESCUBRIR UN NUEVO LUGAR EN EL CUAL ENCAJAR.

LOS RESULTADOS ... SON MUCHOS.

___________________________________________

Texto agregado el 01-08-2006, y leído por 110 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
09-08-2006 Buenísimo besos***** lagunita
01-08-2006 Muy bueno. 5* ASTURIANU
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]