TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La reivindicación de los monstruos III

[C:227956]






III


La vida es injusta con Zual, un discapacitado que desgraciadamente no nació con poderes telepáticos, lo cual se le representa en su rostro, similar al de nuestros antepasados post prehistóricos y que su sola presencia promueve el horror y la repugnancia más absoluta. Es un joven de unos veinte años que posee dos ojos pequeños, una nariz muy desarrollada y lo peor: un par de labios gruesos que son toda una repulsión ya que semejan dos ulceras varicosas que parecen colgarle de la nariz. Además tiene orejas similares a un par de anticuados parlantes y para disimular todo esto lo cubre con su larga y atroz cabellera rubia que en parte le protege de la mirada de los demás. Zual, mueve sus horribles y carnudos labios para pronunciar un extraño sonido ronco, una serie de balbuceos que son un pobre sucedáneo de la rica comunicación telepática sin palabras y sin accesorios desgastados. Es poco menos que un ser antediluviano, un paria de esta moderna sociedad que deambula por los boulevares buscando alimentos para subsistir.
………………………………………………………………………………………..

Zual apretó contra su pecho una serie de obleas que encontró en un recolector municipal de residuos. Las minúsculas y saborizadas pastillas, se hicieron insuficientes para su gaznate acostumbrado a comer algo más consistente. Pero el menudo cóctel le provocó una severa indigestión, porque lo consumido equivalía a un mes de nutrición. Pálido y estragado, recorría las calles eludiendo la mirada de los pocos transeúntes y sobre todo a los fiscales que si lo descubrían, lo introducirían a ese veloz autogiro y lo irían a desterrar a alguna isla o simplemente lo arrojarían al mar. Ocultándose y tratando de hacerse invisible a los ojos de los demás, llegó a la mansión del Dr. Oxcult. Este era reconocido por los seres mendicantes como un alma blanca, un ser caritativo que alojaba en su opulento palacio a todos esos seres desgraciados y desahuciados por la sociedad. A duras penas, sorteó dos vehículos policiales que estuvieron a punto de descubrirlo y casi sin fuerzas, llegó al enorme portón del filántropo…


(Continúa)









Texto agregado el 09-08-2006, y leído por 144 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
11-08-2006 Pobre, es un ser humano como debe ser, pero en ese mundo futuro es un ser extraño. Besos y estrellas. Magda gmmagdalena
10-08-2006 Pues por ahora es el más simpático...Se sigue con la lectura eneas
10-08-2006 ... :o Gacyhell
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]