TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / twilight / El infierno en mi sueño

[C:230633]

La noche me negaba el sueño. Me hacía recrearme en mi dolor, en mis miedos, en mis fantasmas y ella estaba tan cerca que sentía más profunda aun a sombra de mi soledad. La noche no me dejaba soñarla, decidió soñarme ella y mantenerme en vigilia con juegos infinitos en los que sólo conseguía llegar al punto de partida en el que yo me sentía un desgraciado.
Por fin le gane la batalla a la noche, pero la noche más vieja y más lista que yo, me lo permitió a cambio de unos sueños de sudor y mercurio líquido. Así que mis ojos se cerraron y la luna se tornó rojo incendiario, me dio la bienvenida a lo que iba a conocer como el Infierno de los sentimientos.

Aparecí en medio de una sala con cuatro puertas. No tenían los nombres puestos pero sabía perfectamente lo que significaban intuitivamente.
La primera la abrí y se solidificaron los celos como la cera cruje en solidez al tocar el agua fría. Truncó mi amor y mi ego. Y la perseguía sin verla o sin verme, viendo como eran otros lo que eran mejores que yo en cada uno de los rasgos que yo me creía más fuerte. Y era su sonrisa, ajena a mi, la que iba reduciendo mi alma a un montón de hojas secas. Y sentí en mi los celos de lo que ni siquiera ha existido, de lo que ni siquiera me es lícito querer. Besos sólo para mi.

Ante la opresión del pecho, mi alma fue expulsada de aquella habitación. Volví otra vez a la sala con las cuatro puertas. Y entré en la siguiente. Esa era la de la angustia y la desesperación. Truncó mi amor y esperanza. Y ahora sí que me veía, y me decía que la siguiera, y yo la seguía pero corría más rápido que yo. Se iba moviendo primero dentro de una casa, luego entre las calles sin paisaje ni escenario. Nunca llegaba a ningún punto, se giraba y me sonreía. Pero cada sonrisa no provocaba en mi más que desesperación y ansia. No quería que la cogiera. Corría engañado, corría en la dirección equivocada. Y murió mi autoestima.

El cáncer del pecho se extendió hasta acartonar el estómago, que cedió en una explosión de dolor a base de agujas. Mi alma de nuevo en el recibidor y entrando en la siguiente sala. La ausencia implícita. Y fue allí donde aparecí tumbado en el suelo con cientos de duendes murmullando y susurrando: no ha existido, no es para ti, no ha existido, muere iluso, no es para ti,... Y me hicieron creer que no amaba más que la sombras de mis deseos, que nunca fueron recíprocos que nunca existieron, tal como un loco se da cuenta de que no tenido vida que todo ha sido una ilusión, ese momento de lucidez justo antes de la muerte. Esa luz que aclara que la muerte ha sido tu mejor elección. El olor a azufre y amoniaco hacía insoportable e irrespirable el aliento de los duendes, y sus palabras minaron mi capacidad de sentir placer. Murió así, en conjunto, mi alma.

Y aparecí de nuevo en la sala de la entrada, sin alma, sólo el dolor extendido por cada uno de mis músculos. Y quedaba sólo una puerta, que era por la que había entrado. Y hasta entonces no caí que sería la única que sería salida. Si es que eso podía ser una salida. Y desperté de nuevo en la confusión, en la vigilia vigilante de sentimientos, de negación, de privación del descanso, donde oyes cinco veces sonar las campanadas que anuncian la una de la noche. Y el círculo de caos y atemporalidad se convierte en corona de espinas que oprime y que hace sangrar lágrimas por todos los poros. Y así el infierno concluía su relato, contándome que lo peor de todo sería el sentirme vivo. Porque tenía tantas ansias de vivir, que quería morirme.

Y volví a la sala principal, expulsado de nuevo del vértice del rombo. Y en el suelo había una inscripción simple : Pregunta. Y yo grité : ¡Pregunto!. Y el suelo respondió: a una pregunta se contesta con otra pregunta, ¿ amas a una idea o a una mujer?. Y quedé atrapado hasta que la luna se escondió y el sol veló mis pesadillas.

Texto agregado el 20-08-2006, y leído por 204 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
08-06-2007 ahhhhhh!! muy chido!!! Sintoma
12-11-2006 ojala consiguiera redactar como tu. Felicidades, porque eres todo un artista. Besos julieta_89
23-08-2006 Realmente fantastico.....estos demonios internos que nos llevan a la confusion. El engano a uno mismo cuando nos sumergimos en la ilusion...somos no somos......... es o no es........ Ciiara
22-08-2006 esto es fijo, porque cenaste mucho, ajajaj... un susurro * (que conste que detrás de la broma, me ha gustado, daría para una película)... susurros
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]