TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / superalfa / Conferencia en la Cumbre

[C:23138]

REUNION EN LA CUMBRE


La ciudad estaba convulsionada. Miles de policías se habían desplegado en lugares estratégicos. Los aeropuertos habían quedado a cargo de tropas del ejército. Guardias de seguridad especialmente entrenados ocupaban los centros neurálgicos en donde los delegados de los países ofrecerían sus conferencias de prensa. Un ejército de reporteros de casi todos los medios habían luchado por obtener sus credenciales a objeto de obtener lugares de privilegio en la búsqueda de las noticias. Ese día comenzaría la reunión de la ONU ( Organización de las Naciones Unidireccionales) por sus siglas en castellano.
Desde los edificios más altos policías de elite se apostaron desde la madrugada con armas telescopicas para contrarrestar cualquier atisbo de terrorismo. En las calles neurálgicas policías antimotines se aprestaban para intervenir en la eventualidad de desordenes. Todo los hoteles desde los cuales los delegados saldrían en dirección al edificio de la ONU estaban siendo vigilados por helicópteros, en tanto policías con perros adiestrados recorrían las calles.
El ciudadano común observaba ese despliegue en forma displicente, pensando sin embargo que todo ese aparataje bien podría ser usado en una causa más acorde con sus necesidades.

A la hora indicada por el protocolo comenzaron a llegar hasta el Salón Principal los delegados que provenían desde remotos lugares, para ello debieron sortear un sin fin de controles. Luego se ubicaron en los lugares previamente señalados, con una bandera y un membrete que los diferenciaba de sus similares. Algunos lucían sus trajes típicos, ropas de colores vistosos o peinados que llamaban la atención.
Cuando todo el mundo estuvo ubicado en sus lugares, el Secretario General anunció la presencia del Presidente de USA, (Unión Socialista Americana, por sus siglas en castellano) quien daría la bienvenida a los concurrentes. El Sr. George W. Shrub había asistido esa mañana a una sesión de oración a Dios junto a todo su equipo de trabajo, luego había contado con una charla del Pastor Metodista que llevaba por título “El uso de la fuerza legítima”. Después de esos preliminares se encaminó al lugar en que abordó el helicóptero artillado que lo condujo a la Casa Alba y desde allí abordó el automóvil blindado hasta la Sede de la ONU. Ahora recibía las últimas instrucciones de sus asesores de imagen para su entrada triunfal al hemiciclo. Según le indicaron debería dejar sus manos a los costados en posición de hacer uso de sus armas y pasear una mirada amenazante a los concurrentes. Luego, le encasquetaron el chaleco antibalas lo maquillaron e hizo su entrada triunfal. Se encendieron los letreros destellantes que indicaban “APLAUSOS” y una cerrada ovación recibió al Sr. Shrub presidente de la nación más poderosa en armamentos del planeta tierra.

En su discurso se refirió a la necesidad apremiante de que el Consejo de Inseguridad le otorgara el visto bueno para su próxima invasión a un país asiático. La alocución del presidente de USA no dejó dudas en cuanto a lo que él esperaba de los demás delegados, haciendo notar a los presentes que los que no estaban con él, estaban en su contra. Después de eso se retiró mientras los concurrentes obedientes a los destellantes letreros aplaudieron frenéticamente.
Las intervenciones de los delegados no se hicieron esperar, en tanto el Secretario General moderaba el debate. Cada representante dio un pequeño discurso para enfatizar la postura de su país respecto a las materias tratadas.
Antes de pasar a la votación se levantó la sesión para que los delegados hicieran las consultas a sus respectivos gobiernos. Los representantes de USA recibieron en clave secreta instrucciones del Council of Foreing Relations, o del Inteligence Service, o de la CIA ( Consejo de Intrasigencia Americana, por sus siglas en castellano.) o del FBI ( Federación de Banqueros Internacionales, por sus siglas en español) ; el delegado británico recibió instrucciones de su Servicio de Inteligencia y del Scotland Gard, y los Boy Scouts. Otros delegados acudieron a sus teléfonos móviles para sus consultas a la Masonería, los Rosacruces, la Trilateral Comisión, la American Society, el Club de Madrid, el Club de Roma, la Bilderberg, Skull and Bones, el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, el Lefevrismo, los Mormones, el Mossad, otros recibieron instrucciones desde la G7, de Bill Gates o de Rockefeller, o de Soros, hubo algunos que releyeron los postulados del New Age antes de tomar su decisión final, otros solicitaron instrucciones para votar de la Compañía de Jesús sucesora de los antiguos Iluminatti. El delegado de Italia recibió instrucciones para votar desde la “Santa CD”, el delegado de un país del Medio Oriente siguió las instrucciones de la OLP (Organización de Libertad y Paz, por sus siglas en castellano), otros fueron asesorados por OPEP ( Organización para estar preparados, por sus siglas en español), el delegado de España recibió instrucciones de “Thelefón y K” además del UEG (Unión Española de Gilipollas)

Una vez que los delegados volvieron a sus puestos con las instrucciones y asesorías antes descritas, se procedió a la votación. La postura del Sr. Shrub ganó por amplia mayoría después que los representantes le otorgaran su más amplio apoyo. Había triunfado “ la democracia” y había que festejar.
La sala de plenarios se oscureció y luego unas reflectores se dirigieron al escenario en donde unos payasos ofrecieron un show, luego salieron los animales amaestrados, un oso vestido como un cosaco, el león británico con una corona y una piel de armiño y un cetro de oro. En el Salón de Plenarios los delegados estaban felices, aplaudían y reían de acuerdo con los letreros que destellaban indicando “APLAUSOS” o “RISAS” ya sea con las gracias de los animales o de los payasos. Pero lo que realmente superó todas las expectativas fue cuando sobrevoló el hemiciclo El Aguila Americana, artificio robot que dejó caer dólares sobre los delegados de los países menos desenrollados quienes se subieron a sus mesas para recibir en sus manos los codiciados billetes. De esa manera USA (Unión Socialista Americana) agradecía la votación favorable de que había sido objeto.
Después aparecieron los trapecistas que efectuaron sus piruetas sobre las cabezas de los concurrentes y arrancaron espontáneos aplausos. Acto seguido entraron las coristas. Comenzó una música de blue muy lánguido en que las bellas mujeres comenzaron un strip tease. Los delegados estaban frenéticos recibiendo en sus manos las ropas que las mujeres les lanzaban, luego la música subió de volumen y de ritmo, había comenzado el baile. Los concurrentes bailaban, entretanto los mozos distribuían champaña a destajo.
Había motivos para festejar. Había triunfado el voto “ libre y democrático”



NOTAS IMPORTANTES
Cualquier semejanza en este relato con instituciones o personas reales es simple coincidencia.

Los nombres de los personajes han sido cambiados para proteger a los inocentes.

Los lectores tienen derecho a guardar silencio. Todo cuanto digan podrá ser usado en su contra.


Propiedad Intelectual. Inscrito en El Pequeño Derecho de Autor bajo N° 15.325 del 25 de Noviembre de 2003.



Texto agregado el 16-01-2004, y leído por 448 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
22-01-2004 ¡¡Vaya circo!!, ¿no? Parece que se lo pasaron bien... luna-lunera
17-01-2004 ya lo dices tú; hay motivos que festejar... doratar
16-01-2004 Muy buena tu narración, siempre habrán payasos y sobornados. Un abrazo Pinocho
16-01-2004 Lo peor es que es aun peor de como lo cuentas...asi, todavía tendría un paso. Esta muy divertido.. Saludos. nomecreona
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]