TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rodolfo_GC_Pitti / La vida falla...

[C:23267]

Aire seco. Cielos rojizos que son lienzos de distantes y hermosas estrellas. Este planeta hace tiempo dejo de ser un bello lugar. Ahora es un hostal de paso para demonios, fantasmas y demás seres de oscuros sentimientos. El humo te envuelve. Todo es un conjunto de sombras malformadas, arrugadas y torcidas. Tan confuso como la mente misma. Esa sensación de muerte y de morir estaba impregnada en el bunker. Toses un poco. La muerte es como el amor, llega en los momentos y lugares más inesperados. Prefieres morir dentro de tu viejo bunker que en las violentas calles. Ya no hay paz. Sabes que muy pronto vendrán por ti así como ocurrió con los demás; solo es cuestión de esperar.

Aquí ya no hay cabida para la suerte o el amor. Aunque nunca has creído en la suerte puesto que de haberla tenido nunca te hubieses visto envuelto en esta situación. Ni hablar del amor. Ya no queda nada de aquella complicada pero a fin cuentas agradable civilización que viviste en tu infancia. Este año 2456 es igual que aquellos años. Monopolios, explotación, plutocracias, genocidio, hambre, resistencia, muerte, dolor, tinieblas, manos ensangrentadas y heridas que nunca sanaran...

Ya la gente no puede vivir una vida como debiera vivirla. Ni un ápice de paz para compartir o recibir entre todos. Prefieres morir antes que seguir siendo un maldito autómata viviendo dentro del sistema. No hay manera de escapar de ellos, todo lo tienen en estricto orden y supervisión. Tú ADN pertenece a ellos, tú perteneces a ellos, tus recuerdos pertenecen a ellos. Tarde o temprano el control y la prevención que garantizaban armonía y paz social se transmutaron en odio y genocidio. No queda ni un solo vestigio de religión o cultura alguna. Olvídate de Sócrates, de Bach, Mozart, Da Vinci, Los Beatles, las bellas palabras y demás mágicos colores envueltos en capas de sonidos hipnóticos. Cada pensamiento acerca del pasado te invita a suspirar. Cierras los ojos. Toses de nueva cuenta. Siempre de alguna manera todo tiempo pasado parace ser mejor que el presente debido a que ya lo viviste, de alguna manera sobreviviste... Sigues pensando en aquellos libros y discos que alguna vez tuviste. Te es difícil acostarte oyendo la misma grabación toda la noche: "Respeto, cortesía, limpieza, trabajo y austeridad harán de nosotros el sector Gaia C-3 una mejor comunidad"...

Hacia mucho tiempo que nadie le importaba un carajo la miseria y el dolor ajeno. Todo mundo estaba preocupado por realizar el trabajo que se le encomendaba y el no fallar en el, puesto que los errores se cobraban con penas muy severas inclusive hasta con la vida. Estas harto de seguir recogiendo la basura de viejos edificios inertes que ya solo quedan como gigantes herrumbrosos y olvidados. Recuerda aquellas canciones, esos juegos y bailes que de niño solías disfrutar y ahora ya no están más para ser disfrutados. Jamás...

La autodestrucción no te es una idea vaga ni tonta. Ha estado presente en tu caja mental desde que tus sueños dejaron de ser tus sueños. Todo esta conectado a ellos, nada escapa de su ojo represor. La gente ha perdido la esperanza. Sus labios olvidaron el como y porque sonreír. Ojos huecos sin vida. Muchos lo han perdido todo. Vives para ti. No hay marcha atrás. No hay tiempo para pensar en los demás. Odias la idea de seguir viviendo. Muchas veces te cuestionas tu identidad, acaso eres un ser vivo o un robot. La guerra acabo con todo y todos. Las secuelas de ese hecho seguirán presentes por el resto tu vida y de los demás. Observas tu muñeca y levemente frotas aquella marca de nacimiento con lo que te marcaron para identificarte. Para poseerte. Para manejarte. La observas detenidamente y descubres que es similar a aquellos códigos de barras que usaban ciertos productos hace muchos años atrás. Un producto más de carne y hueso que respira, se reproduce y muere. En tu frente tienes dibujado el símbolo de Marte en color amarillo brillante, un color nada común en comparación con los tonos rojos, azules y verdes que luego ves en la frente de ciertos sujetos. Nunca te has topado con una señorita que posea su símbolo venusino del mismo color al tuyo. La soledad es tu confidente. Todos somos un producto más definitivamente. No puedes dejar de mirar tus muñecas y tu marca de identificación ciudadana. Ansias el morir.

Prendes de otro cigarro, y esta vez la tos es persistente. Piensas en ti como una lata de frijoles o una caja de cereal listo para usar y tirarse una vez ya sin uso. Todos son un producto en serie talvez, pero no en serio. Vomitas un poco de bilis. Tiene días que no pruebas bocado alguno pero ya es una nimiedad... Este será tu último cigarro. Y uno de los pocos que has podido fumar. Ya nada importa. Oyes sirenas a lo lejos y disparos. Sabes que pronto has de morir y esta lluvia ácida deja de preocuparte. Esos vapores tóxicos pronto dejaran de hacer mella dentro de tus bronquios. Aquella Luna que solías admirar y te hacia imaginar lo inimaginable es solo un triste tuerto que observa tu inmundicia y próximo fin. Morirás. ¿Y si una vez muerto no llegas a ir a ningún lado? ¿Que pasara si existe un Cielo y un Dios que habite en el? ¿Serás feliz ahí? ¿Si todo fuese en si un mal sueño del cual pronto despertaras? No importa. Ya los oyes venir. Las luces de sus vehículos te han dejado algo aturdido. Sus pisadas sobre el pavimento agrietado ya no perturban tu intranquila conciencia. No lo harán. Otro golpe al cigarro. Mano en la frente. Pronto sus armas te herirán, abrirán hoyancos en tu carne y huesos. Te desangraras. Un último golpe al tabaco. En estos momentos llegas a una conclusión y en tus adentros repites y repites como un mantra: "La vida falla"...

Prestas atención detenidamente y dejas caer el cigarro a un costado, se acaba de encender un anuncio holográfico. No oyes nada. Nunca te había perturbado tanto el silencio como ahora. Tragas saliva. Metes la mano al bolsillo y buscas otro cigarro. Siempre nos dejamos llevar por cuestiones tan vanas que olvidamos que lo importante es solo ser. Así que el morir no es una cuestión nueva ni tan añeja. Si ellos no te matan, pronto tú lo harás. Cierras los ojos. Te llevas el cigarro a la boca. Lagrimas corren y limpian tus sucias mejillas. En este último suspiro dejas ir tu alma y esperas que llegue a hallar un mejor lugar que este...

(Esto es un pequeño tributo a maestro Huxley).

Texto agregado el 18-01-2004, y leído por 342 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
31-08-2013 te dejaria un numero para comunicarnos por whats pero ps es aqui muy publico buscame x ahi en el fb como tita manson o en mi correo titania-76 de hotmail trayna
31-08-2013 hola rodolfo recibi tu msj apenas hoy quise responder pero no pude pues tu libro esta cerrada saludos espero te encuentres muy bien trayna
17-08-2006 Preferiría no imaginar un futuro tan sombrío, me agrada tu prosa, sin retoques, tal vez una charla en un café con alguien como tu sería estimulante, no se, aunque debo confesar que Huxley no es de mis favoritos, y no se si Gaia tenga algo que ver con la caricatura de escaflown, en fin, pasare de vez en cuando a leerte si no te molesta, a. mushuck
28-07-2004 al parecer has encontrado las palabras para expresar el sentir de unas cuantas personas nos sentimos prisioneros de esta vida,una narracion futurista que sin duda alguna tiene solidas bases en nuestro presente, me gusto mucho,sigue escribiendo... lost_soul
18-01-2004 Este es un relato que nacio en unos 15 minutos asi que salio como salio. No suelo pulir mucho mis cosas, sino me dejo llevar y llevar. Espero algun dia volverme un perfeccionista pero ese necio espiritu punk de hacerlo como sea, cuando sea y de manera abierta y honesta es muy dificil de extirpar... rodolfo_GC_Pitti
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]