TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / La Columna del Miércoles (rnahimla

[C:236479]

¿Es vd un violador?

Sobre las mujeres

Si el violador es habilidoso puede conseguir que tengan un orgasmo.
A todas las mujeres les gustaría ser violadas.
Ella quiso. No se puede violar a una mujer en contra de su voluntad
Las mujeres mienten, no son dignas de confianza
Cuando una mujer dice “no” en realidad quiere decir “si”.
Las mujeres exageran cuando lloran. Son lágrimas de cocodrilo.
Se lo tenía merecido, lo andaba buscando.
Las mujeres lanzan mensajes contradictorios.
Producen frustración en los hombres.
Las mujeres se exhiben y tienen poder sobre uno.
Nos provocan pero luego fingen que no, se lo merecen.
Se ríen de nosotros. Conspiran para humillarnos.


Estas frases son las que con más frecuencia repite un violador en la consulta del psicólogo rehabilitador de la cárcel que les haya sido asignado. En alguna ocasión todos hemos oído algo parecido de labios de un conocido aunque éste sea accidental.


Sobre los hombres:

Un hombre para ser un hombre de verdad debe hacer el amor muchas veces.
Ser agresivo con las mujeres y no dejarse ningunear por ellas.
Nadie va a violar a una mujer que no le haya provocado.
La violación es un acto de venganza contra aquellas mujeres que envían mensajes contradictorios
El hombre tiene un impulso sexual fuerte y en ocasiones no puede controlarse.


La cultura occidental marca unos patrones de conducta cada vez más agresivos, todo debe ser más grande, mejor, y siempre hay que conseguir más. Se penaliza a aquellos que no son líderes. Crece la sensación de que el hombre debe tener éxito para ser atractivo, debe ser arrogante, atrevido, ambicioso, y tener iniciativa. Debe poder pasar por encima de todo para satisfacer sus necesidades. Prima el egoísmo individual sobre las necesidades colectivas.

Las tres patas del banco.

Las afirmaciones anteriores están asentadas sobre tres pilares:

El Prejuicio: es estar absolutamente seguro de algo que en realidad no se sabe. Los prejuicios se retroalimentan, del tal forma que la persona selecciona los hechos que suceden alrededor para que corroboren su forma de ver el mundo. Por ej. un racista al leer un periódico únicamente será consciente de los crímenes que hayan sido cometidos por personas de color, minimizando o incluso eliminando los crímenes cometidos por blancos.
La Superstición: es la supervivencia de una creencia muerta o ya superada pero que sigue influyendo en el individuo y su comportamiento. Coincide con el prejuicio en que es una certeza injustificada e invulnerable a las evidencias en contra. Por ej. hay personas que piensan que abrir un paraguas dentro de casa trae mala suerte. Quizá no recuerden o no sepan que esta superstición nació de un hecho cierto: en la Inglaterra pre-industrial, los obreros se apiñaban en casas muy pequeñas de alturas reducidas, al abrir un paraguas era frecuente que las varillas dieran en el techo doblándose y provocando accidentes y la pérdida -en los casos más desastrosos- del globo ocular. Las viviendas de nuestros días ya no suelen tener los techos bajos por lo que esta creencia ha pasado a ser una superstición sin sentido.

El Dogmatismo: está muy cercano a la creencia y a la superstición. Aparece cuando una previsión queda invalidada por la realidad, a pesar de lo cual no se reconoce el error sino que se introducen las variaciones que sean necesarias para mantener la creencia previa. Una actitud dogmática queda así inmunizada contra la crítica Ej. los Adventistas americanos predijeron la llegada de Cristo para el año 1844, una vez que esto no sucedió volvieron a revisar sus notas y lo retrasaron para 1914, posteriormente para 1975 y finalmente terminaron por alegar que en 1975 llegó Cristo pero todo sucedió sin que nos diéramos cuenta.

La acomodaticia plasticidad de los prejuicios, los dogmatismos y las supersticiones les confieren siete vidas y hacen que resulte tremendamente difícil erradicarlos.

¿Qué puedo hacer yo?

Podemos aportar nuestro granito de arena para cambiar estas fórmulas caducas con nuestro comportamiento diario.

-Revisando nuestro lenguaje y eliminando los insultos sexistas. Puta, zorra, etc.
-Mejorando la comunicación con nuestras posibles parejas sexuales. Asegúrate de que realmente los dos deseáis lo mismo. Habla abiertamente de tus deseos con ella, evita cualquier forma de presión o encerrona. En muchas ocasiones la violencia sexual está provocada por una comunicación errónea o nula. Pregunta siempre y sobre todo cuando la situación no sea muy clara.
-No apoyes ni siquiera con tu silencio comportamientos o comentarios que puedan resultar dudosos. Si alguien cuenta un chiste sobre una violación, no basta con permanecer callado, repruébalo, muestra abiertamente tu negativa hacia ese tipo de actitudes.
-Un 40% de los niños son víctimas de algún tipo de abuso sexual o violaciones en los casos más graves, y se calcula que en el mundo una mujer es violada cada 4 segundos. Si conoces a alguien que pueda estar o haya estado en esta situación muéstrale tu apoyo. Evita en la medida que te sea posible que esa persona sienta vergüenza, o culpa, sé un apoyo en lugar de un estorbo. Anima siempre a que este tipo de abusos sean denunciados oficialmente.

¿Y cuando son ellos los violados?

En algunos países la violación masculina pasó a ser delito en 1994. Hay un largo historial de trabajo sobre las mujeres violadas para que denuncien, reciban el apoyo de sus familiares y amigos, y de profesionales puestos a su servicio para tratar de minimizar los daños.
Apenas hay camino recorrido para los casos en los que la violación es sufrida por un hombre. Se sabe que los porcentajes en los que la víctima llega a denunciar oficialmente que ha sufrido una agresión sexual son mucho menores aún, rozan el 74% en el caso de las mujeres, frente a un 10% masculino.
En éste momento la campaña de Human Rights va dirigida precisamente a las violaciones sufridas por varones, uno de los escenarios más comunes de éste tipo de delitos son las cárceles y en éstos momentos los casos más conocidos son los de EEUU donde los hombres que son violados por ser más femeninos, menos fuertes, menos violentos o por simple azar pasan a vivir en un estado de constante pesadilla.
Los reclusos tienen organizado un sistema de jerarquías donde un preso más fuerte domina a otro y lo hace su esclavo sexual, así los esclavos sexuales pueden ser cedidos a cambio de dinero o favores, vendidos a otros presos y tratados como auténticos esclavos. En las pocas ocasiones en los que se atreven a denunciarlo los funcionarios de prisiones o no toman las medidas oportunas para protegerlos, lo que les asegura una tremenda paliza como represalia, o bien los trasladan a otro ala de la cárcel. El rumor de que antes era un esclavo sexual llega antes que el propio recluso con lo que le está esperando ya su nuevo “amo” dispuesto a someterlo.

¿Cuáles son los efectos más comunes de una violación en un individuo?

La violación afecta a hombres y mujeres de forma muy similar, los primeros síntomas suelen estar relacionados con :ansiedad, enojo, tristeza, confusión, miedo, transtornos del sueño y el apetito, aletargamiento, culpabilidad, impotencia, desesperanza, sentimientos suicidas y una enorme vergüenza. En ocasiones jamás se recuperan de sus secuelas y las arrastran de por vida y en los casos más favorables la recuperación se estima en tres años, cuando todas las circunstancias son propicias.

¿Qué impulsa a un violador?

Hay diferentes disparadores, y perfiles pero básicamente la violación no es un acto sexual, lo que se busca es dominar y humillar al otro.
Los violadores no tienen un tipo o patrón estándar, aunque sí es más sencillo encontrar una tipología básica según la violencia y la repetición o no de sus delitos. Hay un tipo de violador casual, que viola si tiene la oportunidad y piensa que va a quedar impune, pero que si durante años no encuentra esa oportunidad jamás violará. Es el violador oportunista, son poco violentos y sus delitos suelen cursar con la compañía de alcohol, o drogas que faciliten su impunidad.
Entre los violadores más violentos, la patología más frecuente es la del psicópata, el psicópata carece totalmente de empatía por lo que no le es posible ponerse en el lugar de la víctima. Tienen un estilo propio que van puliendo, aprendiendo de los errores iniciales provocados por el nerviosismo de las “primeras veces” y se vuelven más cuidadosos y violentos si no son atrapados a tiempo. Acabando muchos de ellos degenerando en asesinos en serie.

En los momentos políticos conflictivos, la seguridad de las mujeres es siempre la más precaria, una vez que se han superado tabús mucho más arraigados como el de matar a otro ser humano, la violación obedece a un acto de castigo hacia el enemigo. Se castiga a todo un pueblo a través de sus mujeres, dando lugar a violaciones masivas.
Cuando los rusos entraron en Berlín se calcula que más de cien mil mujeres fueron violadas sólo en las primeras 48 horas, un tiempo antes los alemanes habían hecho lo mismo en Rusia.
Uno de los casos que más me impactó fue el de una mujer chilena que fue recluida en un campo de concentración cuando el golpe de Estado de Pinochet que contaba que había sido violada más de 27 veces en un solo día. Al terminar el reportaje, casi como de pasada, comentó que las violaciones de los militares eran mucho peores que las de sus compañeros, que eran menos violentas. Ser mujer la convirtió en víctima de ambos bandos.
La violación también es usada como forma de tortura, ya que es una de las maneras más rápidas y eficaces de reventar las barreras psicológicas de una persona y romper sus defensas.
También es eficaz para alcanzar objetivos económicos, así muchos proxenetas que trafican con mujeres que son obligadas a ejercer la prostitución usan la violación como medio de aniquilar la resistencia física y psicológica de sus víctimas. Si son violadas un número de veces suficiente caen en una apatía que permite que sean controladas de forma más fácil.

Ya tenemos al violador en la cárcel ¿Qué hacemos con él?

El 80% de los violadores se estima que volverán a reincidir a la salida de la cárcel. Las terapias de cambio de conducta aplicadas están basadas en despertar la empatía del violador hacia su víctima.
Hay un alto porcentaje de violadores con psicopatías, como hemos mencionado antes, ésta patología se caracteriza por una falta total de empatía, por lo que la terapia no sólo les es totalmente ineficaz, además la usan para aprender a manipular a sus siguientes víctimas. Es decir, no sólo no sirve, sino que en un alto porcentaje es contraproducente.

Tampoco funciona la castración en ninguna de sus variantes: ni química, ni física. La violación no es un acto sexual, es un acto que tiene que ver con el control y la humillación de la víctima, así en lugar de usar un pene usarán objetos que causarán más daños y secuelas físicas y cursarán la agresión con mayor violencia.

Aumentar las penas tampoco es una solución, en los países en los que han probado este sistema han descubierto que si la diferencia en pena de cárcel entre la violación y el asesinato no es muy significativa entonces aumentan en un índice alarmante las violaciones con asesinato y disminuyen paradójicamente las condenas ya que los jueces se muestran reticentes a aplicar estas penas.

El debate está abierto y no hay una solución fácil, ni una receta milagrosa. Posiblemente la mejor esperanza siga siendo el futuro, un futuro en el que hombres y mujeres cada vez sean educados de forma más igualitaria y respetuosa. Tal vez, encontrar un precario equilibrio entre un estado garantista que respete los derechos de los ciudadanos, incluso de los violadores y a la vez proteja a sus víctimas. Tal vez la creación y especialización de unos cuerpos de seguridad más eficaces…

Texto agregado el 13-09-2006, y leído por 530 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
15-09-2006 las secuelas de una violación dejan marcada ala víctima para toda la vida entonces, por qué los violadores son castigados con penas tan leves? me uno a esta protesta por la dignidad de la mujer.***** maffer
13-09-2006 Los violadores siempre serán violadores, no creo que ninguna pena ni castigo les haga cambiar su comportamiento. Las personas que violan a las mujeres físicamente las violan mentalmente, tal y como queda claro en tu escrito, creo que eso es lo peor de todo porque la memoria muchas veces es una mierda con perdón tenerla, una mujer violada siempre recordará un hecho así y nunca se curará, estamos hechas de una fibra tan sensible que éso siempre nos marcaría. Ya no es violar un cuerpo, es violar una libertad, la libertad de elección de hacer un acto con una persona, el trato de una mujer como si fuera un objeto para algunos pero lo peor el trato de una mujer como si no fuera un objeto sino conscientemente de que es una persona y del daño tan monstruoso que le puede causar. Para mí los violadores son celosos envidiosos que se comportan con las mujeres violadas como no lo pueden hacer en un acto no violador, es decir, con una mujer. Es su represión propia en forma de acto violento. Solucion: toda la vida encerrados, ésa seria mi condena, sin ver a una mujer el resto de sus días. Miles de estrellas, y de besos brujica cramberria
13-09-2006 Me gustó como desarrollaste el tema, abiertamente y tratando de implicar al lector para buscar una solución. Lo cierto es que se trata de una cuestión muy difícil, porque implica pulsiones profundas que muchas veces producen miedo y hacen dar vuelta la cabeza mirando a otro lado para no ver lo que a veces es evidente. Porque si bien es cierto que muchas veces la violación se perpetra con el fin de humillar, el goce sexual que provoca este tipo de acto no se puede negar, sino al contrario, pienso que el placer de humillar y el placer sexual se refuerzan mutuamente. Para mí, lo principal es comenzar a hablar, hay que romper el tabú, porque aunque existan leyes que protejan a las víctimas de violación, el hecho de haber vivido esa falta de respeto a su persona, esa muestra de menosprecio y desestima total, impide que las víctimas hablen. Porque además de sentirse humilladas, se sienten culpables, y eso es porque la sociedad no permite hablar de la violación abiertamente, sino al contrario, el tema se esquiva y sólo se trata a través de chistes o de cuchicheos despectivos o injuriosos. Tú has sabido dar un paso adelante planteando el tema abiertamente, y eso ya es algo. Mis cinco estrellas esperanzadas. ***** loretopaz
13-09-2006 El tema da para muchos comentarios. En principio, maravillas, en México existe esa legislación que comentas, una mujer puede demandar incluso a su marido por violación. Por otra parte, también en México, en las cárceles existe una "ley" no escrita entre los internos: Todo el que entra por violación es violado, y si entra por violación de una o un menor de edad, ya se puede armar de paciencia porque no le van a dar punto de reposo. Ojo por ojo y diente por diente. ¿Qué hacer con el violador una vez encarcelado? Cierto, las probabilidades de que reincida una vez recuperada su libertad son muchas, partiendo de que se trata de enfermos mentales. ¿Y si vamos pensando en métodos radicales que se usaron en el pasado? Francamente, yo lo apoyaría, considerando el daño tan grave y prácticamente imborrable que causan a sus víctimas. Muy bien tratado el tema rnahimla, dejo mis cinco estrellas. borarje
13-09-2006 Generalmente cuando se habla o se denuncia en un periódico a un violador se está hablando de un enfermo mental, y es verdad. No por ello excuso el daño moral y psicológico hacía la víctima. Sin embargo nunca se habla de violaciones de soldados. Y en las guerras esos mismos valerosos defensores de las patrias, con familia, mujer e hijas, violan ¡Si señor! A eso le suelen llamar "necesidad fisiológica". En las cárceles ocurre lo mismo, pero no estamos hablando de enfermedades mentales, sino de "necesidades fisiológicas". Una vez, hace algunos años, leyendo un periódico francés, me sorprendí porque denunciaba a un violador de una prostituta, que había sido detenido ¿Cómo era posible eso? - Me pregunté- Una compañera, me respondió: porque una mujer en Francia tiene siempre el derecho a decidir con quien y hasta dónde quiere llegar, sin ser forzada ¿Cuántas legislaciones defiende ese derecho humano de la mujer? maravillas
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]