TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / GUI / Dudas que quitan el sueño

[C:241880]







Me despierto en medio de la noche con la angustia a punto de estrangularme. ¿Por qué? No lo sé. De pronto, se me ocurre preguntar si estoy en paz con mi existencia, bien con todos y con todo. Pienso que sí ¿Estoy seguro de ello? ¿Absolutamente seguro? Memorizo los más relevantes pasajes de mi vida. No he robado, bueno sí, lo he hecho, pero han sido minucias, nada de gran cuantía y en ningún caso, he perjudicado a nadie. He engañado, sí, pero han sido mentirillas veniales, nada que otro no haya hecho. Por mi cabeza han pasado más fantasías que realidades, he sido y sigo siendo un consumado soñador. Todos lo somos, en cierta medida y no hay pecado en ello. Pero, no estoy tranquilo. Algo me desacomoda. ¿He sido fiel? Más que mi perro, por cierto, pero he tenido pensamientos, es indudable que sí, he fantaseado, lo reconozco, en mi mente, he sido un verdadero sátiro ¿Es eso pecado?

No consigo conciliar el sueño, las cobijas parecieran querer aplastarme y clavarme en el lecho, tengo la sensación clara de un tribunal en pleno que se empeña en interrogarme, para sacar del fondo de mi ser alguna culpa que me incrimine. ¿Será posible que haya algo recóndito en mi mente que sea el indicio de alguna atrocidad cometida? Comienzo a rememorar mi vida, paso por paso y no se asoma nada a mi entendimiento que logre hacerme culpable. Los hechos son muchos pero, si bien algunas situaciones merecían una carretillada de padrenuestros en penitencia, nada fue tan grave como para lograr hacerme culpable.

Mi vida está limpia, nada debe perturbar mi sueño. Soy inocente y de nada me podría alguien acusar.


-Roberto, esto nunca te lo he contado para que no afectara tu existencia, pero se me hace necesario decírtelo.

-¿De que se trata, madre?

-Cuando naciste, los médicos detectaron que otro bebé yacía muerto en el interior del útero. Como en esos tiempos no existía la tecnología de hoy, yo nunca pude presumir que iban a ser gemelos. Así que, para mí, esa fue una sorpresa mayúscula, ya que todos agoraban un bebé recién nacido de gran tamaño y peso.

-Lo que me cuenta es también una verdadera revelación para mí. ¿Y cual fue la razón por la cual falleció mi hermano y no yo?

-Esto es algo que nunca debería decirte pero ya no puedo más con el peso de esta duda. Según dijeron los facultativos, el bebé aquel falleció por una asfixia y lo más sobrecogedor de todo, es que en su delgado cuellito había señas de haber sido estrangulado. Los médicos dijeron que fue el cordón umbilical, pero no sé, no sé, las marcas eran finas pero lacerantes...como si unos pequeños dedos se hubiesen cerrado con resolución asesina. ¡Que estoy diciendo, Dios mío!¡Dios mío!





Ya no duermo, no puedo, en realidad, no puedo. Mi vida está limpia, pero ¿Qué sucedió en la antesala de ella?..










Texto agregado el 06-10-2006, y leído por 189 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
13-10-2006 ¡Guaaaaa! No, no, un bebé asesino no existe... la maldad sólo se impone cuando entramos en contacto con el aire que también respiran ellos... Un relato muy fuerte y aterrorizador, se logra el impacto. Mis estrellas. Anua
09-10-2006 uy... magistral!!! Te pasaste con este relato!!! 5* aruald
06-10-2006 Uffff, el llanto eterno y la culpa perpetua nos persiguen, antes de que empecemos a pensar...Me aniquiló tu excelente relato... churruka
06-10-2006 Que relato triste, como una madre puede culpar, claro que inconscientemente. Brillante relato, me encanto ****** lagunita
06-10-2006 Genial, un bebé asesino! esta sí que no me la esperaba! pero alguna vez leíalgo sobre el tema, no de estas características (estrangulamiento)pero igualmente sobrecogedor. Besos y estrellas a tu imaginación sin fímites. brrrr. Magda Gmmagdalena
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]