TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / milvecess / Carta a Papá

[C:246532]

Papá...

Casi nunca puedo hablarte mirándote a los ojos y menos podré hacerlo ahora para decirte lo que quiero que sepas. Me ha sido tan difícil papá, tan difícil no fallarte, a veces por escapar de mi misma prefiero creer que tú y mi madre también me fallaron y yo soy sólo el resultado de ello pero sé que no es así.

Papá...

Ahora que estoy lejos de ti y que tú estás tan viejito, enfermo y sin fuerzas, quiero decirte que entiendo lo difícil y duro que debió ser para ti aprender a ser padre, nosotros tus hijos te enseñamos a golpes y hasta hoy seguimos dándote lecciones, especialmente yo... pero papá, tus hijos te amamos y ninguno tiene derecho a reprocharte nada porque a ti te debemos la vida y todo lo que somos ahora para bien o para mal, soy tu fruto papá y te amo pese a que muy pocas veces te lo demuestro.

Papá...

Con el corazón sangrando quiero pedirte perdón. Perdón por todas la veces que no te obedecí de pequeña, perdón por todos mis berrinches y caprichos, perdón por haber cerrado mis oídos a tus consejos tantas veces, por haber tomado mi camino aquella vez que quisiste detenerme, perdón por no haber alcanzado lo que tú querías para mi, por no pensar en ti cuando deseo algo para mi. Perdón papá por las veces que derramaste una lágrima por mi culpa, perdón por todos los dolores de cabeza e incluso ataques de nervios que te causé, por ser una hija tan desconsiderada... y sobretodo, perdón por volverte a fallar cuando la primera vez me diste tu comprensión y apoyo, se que ahora no lo merezco.

Fuiste rudo papá, muchas veces lo fuiste y nunca logré entender hasta ahora que lo hacías por nuestro bien, perdóname si en vez de darte un abrazo me sentí ofendida y di media vuelta para marcharme, ahora se que si me hubiera quedado a tu lado mi vida sería diferente.

Pero no me sirve de nada arrepentirme ahora papá, de hecho no me arrepiento porque aunque la vida ha sido también dura conmigo me dio un regalo precioso: mi hijo, y ahora me está dando otro, por eso no me arrepiento pero si me duele haberte fallado, me duele no estar a tu lado cuando me necesitas, me duele no poder ser tu "orgullo" como siempre quisiste, me duele ahora mismo no poder darte un abrazo para decirte cuanto te amo y que lo que más deseo en este mundo es que me comprendas y perdones mis errores.

Papá...

Fuiste, eres y serás siempre el mejor ejemplo para mis hermanos y el ideal de hombre que yo hubiera querido encontrar para mi esposo; gracias por todo lo que me diste papá y una vez más perdóname por no ser la hija que tú te merecías, si ahora decides darme la espalda con el dolor de mi alma lo entenderé y jamás te juzgaré, más siempre tendré presente que existe un ser en la tierra que me dio todo su amor.

Te quiero mucho papá.

Texto agregado el 26-10-2006, y leído por 9524 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
03-10-2009 hola q tal es hermoso sentir un cariño asi hacia tu padre pero hay q valorarlo en todo momento yo no tuve la dicha de tenerlo de besarlo y duele tanto hay q amar a las padres en todo momento damafenix
23-03-2007 Hermosa reflexión, a los padres se los entiende cuando pasamos nosotros a ser padres. Muy bello.***** tequendama
10-11-2006 Maravillosa reflexion de un Padre, muy bueno gabyruben
04-11-2006 Hermoso, me gustarái saber que lo miras a los ojos y se lo dices a él, besitos, de quien ama a su padre más que a su vida y por ti agrego de inmediato el poema "Los Cachureos de Mi Padre". primarcela
31-10-2006 :) vi la pelícual Volver de Almodóvar, y creo q no tiene nada q ver con esto, pero me lo recordó. En todo caso, me recuerda a algo que leí y ahí va: me ha recordado una historia que Tolstoi cuenta en algún lugar. Un pater visita uno de sus monasterios perdidos en las islas griegas y se encuentra con cuatro monjes. Descubre que no saben el Padre Nuestro y escandalizado se lo enseña. Luego se despide de ellos. Ya está lejos de la costa cuando ve algo que se desliza veloz hacia su barca. Se fija más y enseguida comprueba que son los monjes que acaba de visitar. Y que vienen corriendo sobre el agua! Cuando le alcanzan le dicen que han olvidado la oración que acaba de enseñarles, y si se la puede repetir. Y el pater contesta conmovido que no tienen que recordarla, que ellos no la necesitan. Así me parecen los personajes de tu película. Vienen a nosotros a pedirnos socorro, vulnerables y perdidos, pero lo hacen corriendo sobre las aguas. Ellos no se dan cuenta, pero es ese el extraño y maravilloso camino que siguen para llegar a nosotros. Y entonces, ¿qué podemos decirles? Que no importa lo que les pasa, lo que sufren, las cosas extrañas y terribles que les suceden, que nosotros no somos nadie para juzgarles. Aún más, que son ellos los que podrían juzgarnos a nosotros, aunque sabemos que no lo harán nunca, porque ellos no están obsesionados por la justicia sino por el amor. Y que lo mejor que pueden hacer es seguir siendo como son". Fue una crítica al guión de esa peli, y también le va a lo que has escrito. musiquette
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]