TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / guyunusa12 / Los invitados

[C:247818]


Menudo lío se arma en una casa cuando esperamos invitados inusuales, no interesa la confianza que uno tenga, si no vienen a casa semanalmente se convierten en “visita” y uno a no ser que tenga empleada con cama: TIENE QUE LIMPIAR!!!.
Mañana vienen a casa algunas compañeras de mi trabajo, gente sencilla, que no va a mirar los rincones buscando motas de polvo (que seguro encontrarían más de una), pero que se yo, gente que viene de “visita” y uno en su carácter de “anfitriona” limpia, ordena y tira cuanta porquería se cruza en el camino. Y vienen esos arranques de ordenar desde esos cajones que nunca abrimos para sacar nada y por el contrario SIEMPRE abrimos para meter esas cositas que no queremos que anden por ahí sueltas; esos cajones que rebosan de cosas inútiles y que hacen que perdamos un par de horas acomodando y tirando para que luego uno mire y se dé cuenta de que no solo la casa sigue igual que antes sino que además encontramos un millón de cosas que ni nos acordábamos que teníamos y encima de todo nos apena tirar, por lo que casi al descuido las metemos al fondo como para que pasen desapercibidas y tiramos para creernos que el esfuerzo no fue en vano, las que menos duelen, o las que ni sabemos porqué se nos ocurrió guardar algún día (entradas de cine, servilletas, figuritas, partes de algo que ya no existe hace 4 años y no sabemos bien qué era… pero lo guardamos a vece por las dudas… no vaya a ser cosa que lo necesitemos de apuro…y lo que es peor es que seguro lo vamos a necesitar a la semana de haberlo tirado, no faltará quién nos diga “te acordás aquel aparatito que tenías hace años para mandar señales al espacio.. sabés que ando necesitando ese arito que venia adentro, uno plateadito ¿te acordás????).
Es así, el mundo de la limpieza es como un universo paralelo, donde entramos tratamos de ordenar y en el medio de ese intento parece que los objetos se reproducen por generación espontánea. Una lucha…interminable, peligrosa y ABURRIDA.
Pero viene bien que de vez en cuando tengamos visitas de esas que al tener tanta confianza nos obligan a ordenar hasta el ropero, no vaya a ser cosa que sientan frío y cuando se vayan a agarrar un saquito (siempre alguien viene sin abrigo suficiente) salte un par de medias que quedaron sin acomodar…
Es bueno que la gente que queremos nos venga a visitar, pero para la próxima creo que la cuestión será organizar, previo a la visita “formal” una jornada de orden previo conjunta con algunos bizcochos de por medio, mientras, de tanto en tanto, nos sentamos a conversar.

Texto agregado el 30-10-2006, y leído por 60 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]