TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / ECONOMÍA, por qué, para qué y cómo.- Escribe GRAJU

[C:249456]

ECONOMÍA, por qué, para qué y cómo.


“La Economía es la ciencia que estudia la conducta humana como una relación entre fines y medios limitados que tienen diversa aplicación”.

Definición del profesor Lionnel Robbins, economista.

Economía: ”La administración por parte de la sociedad o del individuo de los bienes materiales o dinerarios en los que se vean implicados”

Definición propia que me permito transcribir.

Algo tiene la economía mundial actual que no armoniza con la sociedad planetaria.

Pueblos, naciones... grandes zonas del planeta se ven desposeídas de lo mínimo indispensable para sobrevivir, la más importante de de las necesidades.

Si pintásemos en el globo terráqueo las zonas que poseen la mayor cantidad de riqueza de color azul oscuro y fuéramos degradando con blanco ese color hasta llegar a las zonas más pobres, nos encontraríamos que el azul oscuro estaría en tres o cuatro lugares muy concentrados y que la mancha de azul más desvaído, los más miserables, ocuparían la mayor parte del globo.

Lo que demuestra que la humanidad no ha sabido, hasta la fecha actual, administrar los bienes de que dispone.

Todavía priva la inmediatez. Como niños. “Quiero el juguete ya”. Los beneficios inmediatos. Carrera contrarreloj anual de bancos y empresas para conseguir mayores beneficios que el año anterior. Caiga quien caiga... y caen millones de personas: paro, desnutrición, desinformación, desalfabetización, enfermedades endémicas, incultura...

Los políticos les emulan, los copian e imitan en sus maneras de producirse con sus ingresos y gastos.

Resultado: CAPITAL = EJE ; resto de todo lo que existe, satélites del eje, a su merced.
Cada zona del globo se defiende como puede de la voracidad de quienes nunca tienen suficiente dinero y poder.

Pero los más débiles sucumben.

El hombre no es un lobo para el hombre. No hay que profanar el nombre de esos nobles animales con las malas artes que ciertos grupos de hombres emplean con sus hermanos de género.

Hay filósofos que comparan la evolución del hombre con su edad planetaria. Ejemplo: El embrión humano en paralelo al hombre todavía en estado de protozoo marino, a los dos años como en la edad de piedra, a los siete, en la época romana, a los quince, la edad media, etc., etc.

Puestos a hacer hipótesis comparativas, imaginemos que la humanidad entera pudiera compararse a un sólo hombre en su crecimiento integral. Me atrevería a decir que la sociedad humana de hoy tiene el comportamiento económico de un muchacho de quince años: Tiene rasgos altruistas, pocos: ONGes, voluntariados varios, pero, en líneas generales, lo mismo derrochan que acumulan. Pido disculpas a la gente encantadora de 15 años.

Este modo de proceder con la economía aumenta los extremos, no nivela.

A causa de lo anterior, se educa al hombre para que, en cuanto pueda, contacte con el eje y tenga un cordón umbilical adherido a él, si disiente y busca otro tipo de eje: Emocional, sentimental, sensitivo, moral, ético, artístico; quedará desestabilizado, cuando no, puede quedar fuera de su atracción orbital y pasarlo mal económicamente, no teniendo más remedio que convivir con los padres hasta avanzada edad, ocupar edificios vacíos... vivir marginados.

Como el hombre crece en conocimiento íntimo y evoluciona, así sucederá con la economía, pero todo crecimiento supone resolver crisis y la crisis de esta economía loca se ha comenzado a manifestar en París y Madrid.

En Paris porque no hay cultura ni trabajo para los hijos de los hijos de los inmigrantes y en Madrid, porque no pueden acceder a una vivienda digna miles de jóvenes que, sobre el papel de sus notas en colegios y universidades, deberían tener la oportunidad de conseguirlas.

Estas crisis que asoman son puntas de iceberg, hay mucho más debajo: descontento al ver las grandes diferencias sociales, sanidad cada día más mediocre, puestos de trabajo basura, decepción de la política en general, educación inmovilista y sin ideas...

Estos iceberg son llevados por generaciones entre los dieciocho y los cuarenta años, por el océano de sus sentimientos frustrados, por su falta de horizonte claro cuando más necesitan de un horizonte.

Por sus carencias y necesidades, unidas a una mente entrenada para pensar y crear desaprovechadas, son estas nuevas generaciones el caldo de cultivo ideal para dar el paso que haga que se supere esta crisis de los “quince años” y se posicione la humanidad en los “veintiuno”, ya más asentado en criterios y menos rebelde sin causa.

Ellos son el caldo de cultivo óptimo, pero el resto de ciudadanos del mundo que tengamos conciencia de lo erróneo de este tipo de economía, deberíamos colaborar con ellos sembrando ideas, desobedeciendo tendencias que ya parecen normas, como evitar demasiadas horas de TV, Hacer compras innecesarias, boatos innecesarios como bodorrios, comuniones, bautizos, puestas de largo de los quince años, cambios innecesarios de coches y de modelos nuevos y más caros; no seguir las directrices consumistas a ultranza.

No necesitamos de tanto como nos han querido hacer creer y el coste de ese consumismo desbaratado es demasiado alto.



Un fuerte abrazo.

Juan Antonio Torrijo : GRAJU
Valencia, 6 de noviembre de 2006

Texto agregado el 06-11-2006, y leído por 687 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
07-11-2006 Fantástico Graju!!! Estoy en sintonía con tu texto y sobre todo con tu brillante final: "No necesitamos de tanto como nos han querido hacer creer y el coste de ese consumismo desbaratado es demasiado alto." Y así es en efecto. Puestos a pensar con lógica y cordura nos damos cuenta: No necesitamos ni la mitad de lo que, mediante un bombardeo constante de propaganda nos inducen a comprar como locos. Sólo hay que volverse a mirar a los pobres del llamado "tercer mundo" o darse un voltio por él para comprobar como son capaces de vivir con mucho menos más felices; eso cuando no llegan al límite claro. Y lo que la economía mundial está haciendo es derrochar, no igualar el panorama mundial y ¿para qué?Si como bien apuntas el comportamiento es similar al de un crío, no sé si de quince años pero me temo incluso que menor, de esos que quieren y quieren más y más y cuando tienen más todavía más. El hombre bien asentado occidental se ha acostumbrado a acumular riqueza; de hecho hay gente cuyo único fin en la vida no es otro sino reunir dinero sin cesar hasta convertirse en millonario. Todo mientras escucha como más de un tercio de la población mundial muere de hambre. Sí, yo también me apunto a no seguir las directrices: "No necesitamos tanto", está claro.***** josef
07-11-2006 De tu reflexiòn retomo dos de los tantos elementos que pones en la mesa: la relaciòn economía educaciòn de tercer ciclo y la cultura consumista- hacia el trabajo…que ambos confluyen en una verdad humana… De lo primero, sì el efecto que ocurre en Parìs y Madrid, es un efecto compartido con Amèrica Latina, la aparente ruptura entre el que estudia para integrarse a un mercado laboral y las polìticas econòmicas que no consideran este flujo pareceira que los famosos tèrminos de eficiencia y pertinencia no màs no responden…al modelo de globalización? Quizàs, pero và mas allà…y al no hacerlo, entonces ponen a los chicos entre la espada y la pared…viene una frustración, una falta de credibilidad en “lo establecido” y en fin..luego porque nuestros jóvenes tienen màs problmas para fincar metas…y nos quejamos!... asì de facil…ahora lo segundo, esa cultura “proactiva” mal entendida, el trabajo por el trabajo, y aquì recuerdo aquello de que”el trabajo no debe embrutecer al hombre”…y no acaso no hace eso? siendo el consumismo el mas grande síntoma?… lo pienso y lo re pienso…genial por lo que haces pensar. luzyalegria
06-11-2006 Excelente esta columna, Juan. Adhiero por completo a tu postura frente a una forma de vivir la vida que nos imponen desde fuera y desde arriba. Los poderosos son como las riadas, arrasan con todo lo que se les interpone, especialmente si es débil, y quienes logran huir es porque tienen las piernas fuertes o porque les han avisado antes. Lo que no pueden hacer los poderosos es derribar una línea de pensamiento que proponga cambios desde adentro, y que transmita. El sentido solidario deberá erguirse por sobre todas las premisas, y cuando la fuerza se generalice, el poder caerá sin sustento. ¿Es una utopía? dicen que para eso están las utopías, para seguirlas. Mis estrellas y un abrazote... neus_de_juan
06-11-2006 Entre los economistas, los publicistas y las estadísticas hay una similitud muy grande, que los tres sirven para lo mismo y para nada. Si se trata de convencer a una muchedumbre que algo es positivo lo consiguen, si quieren que lo mismo se vea negativo en la misma multitud también lo logran. Los economistas son políticos al servicio de los poderosos económicamente. El mal del siglo XX fueron los economistas que casi acabaron con la clase media, su fin es crear inmensamente ricos y miserables fáciles de explotar. Lo lamento pero los economistas no son de mi agrado. maffer
06-11-2006 Es verdad, no necesitamos tanto como nos han hecho creer. El maldito “consumismo” se promociona por doquier. No obstante la economía deberá replantearse muchos de sus principios. Recientemente, para asombro de muchos, la designación del Nobel de la Paz recayó en quien supo “concebir una visión distinta de la economía”. Muhammad Yunus apostó a los proyectos de las clases más insolventes. El llamado “banquero de los pobres” sostiene que si no se logra que gran parte de la población encuentre los medios para salir de la pobreza la Paz no puede concretarse. Muchìsimas gracias por este aporte. 5* Shou
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]