TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La sentencia I

[C:254394]






Parte I


-Una voz sentenciosa, me dijo: -¡Has sido hallado culpable y se te condena a la pena de muerte!
Abrí los ojos y desperté a la realidad de mi cuarto. Estaba empapado en transpiración. Aún no amanecía, así que me dispuse a continuar durmiendo, aunque, a decir verdad, estaba demasiado sobresaltado, como resultado de tan aterradora pesadilla. Encendí la lámpara y cuando me volteé, mi mujer me estaba mirando con fijeza, detrás de esos ojos de gato perverso que posee.
-Veo que estás desvelada- le dije, tratando aún de calmar mis nervios.
Ella no me contestó y en cambio, musitó entre dientes:
-Ya la sentencia está dicha, ahora tengo que cumplirla.
Algo brilló en su mano. Era un enorme puñal, que esgrimió con maestría de sicario. Pegué un tremendo brinco y abandoné el lecho y ella, cual felino, se alzó y arremetió contra mí. El puñal rozó mi oreja y se quedó tribilando en la puerta. Escapé por la ventana en medio de una quebrazón de vidrios.

Como el dormitorio estaba en el segundo piso, caí pesadamente sobre un rosal que enterró todas sus espinas en mi aporreada espalda. Antes que pudiera levantarme, divisé a mi pequeño Luchito que me contemplaba con atención detrás del ventanal del living. Desesperado, le hice señas para que viniera a mí, ya que presumía que mi enloquecida mujer lo atacaría a él también. El chico abrió tamaños ojos y gritó:
-¡Acá abajo está, mamita!
Huí desesperado y en mi loca carrera, me pellizcaba los brazos, con la esperanza de ser sólo el protagonista de una horrible e infernal pesadilla. Cuando ya me había alejado bastante de mi casa, me detuve, con el corazón a punto de estallar. Mi fatiga era tal que me arrojé al piso y allí me quedé acezando.

Sentí que me remecían. Era un policía que me contemplaba sonriente. –La pesadilla ha finalizado- me dije para mis adentros. -Ahora ¿Qué hago en este lugar si debiera estar acostado cómodamente en mi lecho? El policía extrajo su revólver y lo apuntó a mi pecho, después de pronunciar estas palabras:
-La sentencia está dictada y debo cumplirla.
Su dedo apretó el gatillo y pensé que ese sería mi final. Pero, por algún motivo, la bala no se percutó y el que salió disparado, fui yo. En un par de zancadas crucé la avenida, salvándome por milagro de ser arrollado por un vehículo que, más adelante, frenó bruscamente y virando con maestría, se lanzó tras de mí. Corriendo como nunca lo había hecho, acaso porque tampoco nunca un coche me había intentado atropellar, eludí con inusitada agilidad a la mole rodante y al final me interné en un callejón y otro y otro, hasta que el peligro quedó atrás.

La calle en que me encontraba estaba desierta. Bueno, la hora lo ameritaba, porque bien podían ser las cuatro o cinco de la mañana. Encontré un rincón junto a unas gradas de un viejo edificio y allí, me agazapé para encontrar un poco de sosiego. En esa madrugada de los mil demonios, todo era peligroso. Dormí profundamente, supongo que un par de horas o más, pero cuando abrí mis ojos, la oscuridad era aún más negra y espesa que antes. ¿Me encontraba sumido en una noche eterna? Pese a que hacía frío, comencé a transpirar con profusión. Un pequeño gatito apareció de pronto y meneando su cola, se aproximó a mí. Intenté acariciarle el lomo, pero, fue entonces, que el felino abrió su enorme hocico, una tarasca desproporcionada en la que se asomaban, ostentosos, varios colmillos del largo de un sable. De nuevo a huir y a perderme en laberínticos pasajes...

(Concluye)











Texto agregado el 28-11-2006, y leído por 164 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
05-12-2006 Wowww, qué sueño! ¿o no lo es? sigo, me atrapaste, corro al otro capítulo. Besos y estrellas. Magda Gmmagdalena
28-11-2006 Tienes el don de seducir a las musas Gui..Pobre personaje el tuyo, aunque yo personalmente me alegro por el próximo capítulo. elcocodrilotaimado
28-11-2006 Creativo y fertil inmaginacion , concuerdo con 6236013!!****** terref
28-11-2006 Ohhhhh, qué tragico, casi no puedo escribir.Esto impacta. Cuantas veces he despertado, y he sentido gran placer de darme cuenta que no es el fín del mundo. Ese sueño...fué terrible, y tan largo. Qué imaginación! Besos Y estrellas********* Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]