TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / Scripta manent.-Escribe AZULADA

[C:259839]

Scripta manent


Sentado en un banco de piedra espero a Blao a la sombra del viejo arce. Mientras tanto en el jardín de este instante escucho el elocuente susurro de los pájaros, el murmullo calmo de la fuente, el quedo transpirar de la resina de los árboles. El aire allá arriba rasga con reflejos blancos el azul de las cortinas del cielo. Enfrente el tallado busto de una mujer con el dedo índice sobre sus labios sellados me mira desde el poderío de un pedestal de mármol: la estatua del silencio. A su lado: un libro de piedra
abierto con esta frase: "cuando las palabras callan, habla el silencio".

La claridad de la mañana ilumina la llegada del negro escritor. Y sin más preámbulos de bienvenida Blao con su mano abierta me señala precisamente el texto del libro de la estatua, al tiempo que dice:

"Y es este silencio de palabras fecundo el que me dice que escribir es no dejar que el presente se me escape de las manos".

"Zarandajas, -le digo yo a Blao. Esta inscripción es una abstracción más. Su ambigüedad seduce a incautos que buscan verdades transcendentales allá donde sólo crece la fugacidad del ahora. Escribir no es un secreto. Reconozco que es duro, que no es mi fuerte. Por eso te busqué, para que escribas lo que ni sé ni puedo. Escribir no es más que otra forma de ganarse la vida. Como dijo aquel: escribir es sudar las nalgas".

Blao se sienta y me dice:

"Escucha, Azulada, algunas ideas que guardo en esta libreta, el arca de mis ocurrencias congeladas. Más que pensamientos son intuiciones, sentimientos
sin continuidad, apreciaciones sin orden. Rampazos incoherentes, repetitivos, vacíos de razonamiento, pero no por ello irracionales.

Blao abre su manoseada agenda mientras su cavernosa voz intenta descongelar sus anotaciones:

"Escribir es unir sueño y vida, donde recuerdo y realidad se aúnan en un milagro de "transubstanciación" mágica. Escribir es una forma de espiritualidad: contemplación de presencia. Para que las oraciones, los manuscritos se conviertan en vida sentimiento y sabiduría, para que la escritura me devuelva lo que el destino me arrebata.

Escribir es una manera de encontrarme a mi mismo, mi gato de compañía. Mientras escribo soy inmune a la muerte. Me alimento de lo que escribo. No solo de pan vive el hombre sino de la palabra que sale de mi pluma".

Le interrumpo a Blao para apuntarle que no veo en el aire rezumar el hálito de sus redivivas palabras:

"Si tu, Blao, echaras ahora tu agenda al agua de esta fuente, sus letras se ahogarían para siempre, no se convertirían en peces de colores. Además tu
egoísmo te impide sacrificar tus escritos. Los escritores escribís para engordar vuestra petulancia. Donde colocáis un simple epíteto pensáis haber puesto una pica en Flandes".

Blao ajeno a mi crítica continúa leyendo sus notas como un autista:

"Escribir es despelotarse. Impudor sin traba de letras que nos delatan. Una ventosidad no controlada. Peor es guardar la basura bajo la alfombra y sacarle brillo a nuestra doble moral polvorienta.

Escribir es dar con la llave del tiempo. Leo mis escritos antiguos y revivo épocas pasadas. Un ejercicio de regresión. Jugar con el tiempo en mis manos. Poder decir "ayer cuando estaba vivo". Detener el tiempo, revivir eternamente el presente.

Le interrumpo de nuevo a Blao para decirle:

"Se te da muy bien mentir, amigo. Será porque la mentira es la llave de vuestro éxito. Los escritores convertís en realidad la quimera. Prestidigitadores de palabras, fabricantes de entelequias, malabaristas del verbo, eso es lo que sois, tejedores de humos. Hacéis llorar a la lluvia, reír al viento, trastocáis las leyes de la naturaleza a vuestro capricho.

"Puede que mi escribir no sea un arte, Azulada, pero sí es una vocación, una terapia, un querer buscar, encontrar el sentido del sinsentido. Escribo para conocerme, para curar las acedías del alma. Escribo para proyectar lo que no soy, para vivir, para sentir, volar, respirar, escribo para perpetuarme, para desengañarme, para encontrar coherencia a la paradoja del Asno de Buridán. Aquel burro que se murió de hambre por no saber reconocer, por no poder elegir, entre el heno y el agua. Murió víctima de su propio dilema.

Escribir es como vivir dos veces. Trascender la vida, ser conciencia, ahondar en el propio conocimiento.

Escribir es esa manía loca de plasmar, de reinventar mi yo en palabras.

Con mi escritura le agradezco a la vida el favor que me hace a cada momento.

Si la vida es un regalo, el escribir es abrirlo y ver lo que en su interior me aguarda. También es un paquete de penas que al destaparlo saboreo de
nuevo el recuerdo dulce de sus lágrimas. Una relectura más atenta de mi vida.

Y ese doloroso y anticipado sentimiento de morir para siempre, es lo que me lleva sobre todas las cosas a escribir entregándome a la vida".

Blao termina su lectura. Con parsimonia casi sagrada cierra su vieja libreta. Luego me mira a los ojos. No los encuentra. Están ocupados en otra
mirada. Acabo de descubrir otra inscripción, apenas perceptible en la peana de la estatua que dice: "Verba volant, scripta manent".

Ya es tarde. Me despido de Blao. Y en esta mañana de navidad que el mundo cristiano recuerda que la Palabra se hizo Humanidad en el cuerpo de un pobre
"infante", yo sigo sin saber si mi negro escritor es un farfullero, y yo un pobre descreído que dudo hasta de mi propia sombra.



Juan Martín Serrano : Azulada

Murcia, 25 de diciembre de 2006

Texto agregado el 25-12-2006, y leído por 180 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
27-12-2006 Escribir es salvarse. Mis estrellas, Juan anemona_
26-12-2006 Es tan bueno este relato que ha generado excelentes comentarios. Y ahora ¿qué decir que no se haya dicho? Es lo malo de haber llegado tarde. Bueno, se me ocurre una frase de Schopenhauer: "La misión del novelista no es relatar grandes acontecimientos, sino hacer interesantes los pequeños". Todas mis estrellas para ti. borarje
26-12-2006 Es tan sabio hablar como no hablar, porque la palabra tiene esa dualidad: o acaricia o mata. Eso por analizar los dos polos contrapuestos, porque la palabra también tiene otras capacidades: educar, entretener, zaherir, por nombrar algunas. Asimismo la palabra escrita cumple con diferentes cometidos, como bien lo analizas en tu diálogo con tu negro. Pero lo siento, Azulada, me quedo con el razonamiento de Blao... si he de elegir, elijo que todo el que quiera escriba, egoístamente, para acceder a la mayor cantidad de formas de pensamiento. Yo también me deleito leyéndote, Juan, esta columna que se perfila como punto de inflexión del pensamiento. Un abrazote ***** neus_de_juan
26-12-2006 Muy buen texto que nos sirve de recordatorio a los que escribimos después de un largo año más escribiendo, que aunque escribir sea duro y haya aue "sudar las nalgas" seguiremos haciéndolo cada día porque somos unos tercos soñadores que necesitamos crear y habitar (yo por lo menos) en nuestro particular mundo de fantasía e ilusión. Un saludo y felicidades Azulada!***** josef
25-12-2006 A través de las palabras escritas el hombre sienta precedente de su presente más allá de cualquier silencio, cualquier instancia. Aun cuando la soledad parezca ser el refugio predilecto del alma del escritor, su mensaje puede adquirir la expresión del más íntimo sentir y redescubrirse entre palabras escritas, sin tiempo, viviendo; simplemente viviendo. Las palabras vuelan, los escritos quedan; mi admiración, Azulada, para vos y Blao. ********** Shou
25-12-2006 Blao trae a colación un tema bizantino "Escritor: Realidad Vs. Fantasía" y ha logrado decirte, querido, que no hay un versus. Hombre de poca fe, diría alguno por ahí, pero yo te digo que realidad y fantasía siempre hacen parte del verdadero escritor y sabe cual es cual y sabe también en que momento vivir cada una. La vida del escritor se hace plena justamente por ello, por el equilibrio que logra de ambas. Gracias por taer este excelente trabajo para una sosegada tarde de Navidad. 5* JuanadeNadie
25-12-2006 Esgrima de altura mental es la que manifestais los dos. Dos en uno, como esos aerosoles que desatascan todo y lubrifican los resquicios más herrumbrosos. Muchas definiciones caben para escribir y para no hacerlo. "Las palabras vuelan y lo que está escrito permanece". Escritores, como manjares, hay muchos, pero cada uno come lo que es capaz de digerir y sacarle mejor sabor. Todos nos perpetuamos de algún modo en mayor o menor medida, aún sin ser artistas creadores. Nuestra obra maestra es todo lo que transmitimos a quienes nos conocen, si además nuestras ideas se escriben o se plasman en papel pautado o en un lienzo, eso tiene la virtud de la repetición y también trasciende. El silencio sirve para cocer y digerir, lo que enriquece el espíritu, fuente de escritores, poetas, músicos y pintores. Me deleito leyéndote. graju
25-12-2006 ESCRIBIR ES DESCARGAR AL SILENCIO: Desempolvar la palabra es hacer de nuestra existencia razón e historia. Levantar la memoria a nuestra vida es escribirla, para despertarse soñando, sin dejar de soñarse, para ser libre y dueño de nuestro propio destino. Su eco y su resonancia van descargando el latir sereno de nuestro pulso. La palabra dibuja el pensamiento y atrae luz de vida a nuestros ojos traspasando, encelada, el alma. La palabra, como el agua de ese manantial inagotable que los dioses custodian, brota y mana en permanente vigilia rompiendo el silencio del alba. La palabra es alegría, concierto, música y oxigeno. Un árbol que se desnuda para renacer de nuevo dejando circular su savia creadora. Su mensaje rompe la soledad para volcarse en las otras vidas, para mirarse como en un espejo que le devuelva el sentido, el momento, el instante, y apresarlo entre los ojos del entendimiento. La palabra no tiene tiempo, nunca llega tarde y siempre está naciendo. Silencio cargado de palabras; soledad acompañada de espacios y personas. Con esta reflexión que aquí publiqué hace algún tiempo, te dejo TODA MI ADMIRACIÓN A TU ALMA DE ESCRITOR Y MIS ESTRELLAS DE NAVIDAD PARA BLAO,BRILLANDO MÁS QUE NUNCA ¡GRACIAS, AZULADA! maravillas
25-12-2006 Me gusta la decripción que das del escribir, los detalles de este hecho, los tomo personal y me identifico con algunos de los mencionados aqui, pienso ademas que el escribir es un arte, algunos se desenvuelven con mucha habilidad en esto. Honestamente, la forma como helaboraste este escrito es eso... una obra de arte aunque no lo creas, no es fácil dar variadas decripciones de lo que es escribir, sin embargo al leerlas apruebo porque las siento lógicas y muy en armonía, clara y entendible la idea en palabras sencillas y directas. ""Escribir es unir sueño y vida, donde recuerdo y realidad se aúnan..."" ""Escribir es una manera de encontrarme a mi mismo, mi gato de compañía...."" ""Escribir es como vivir dos veces. Trascender la vida, ser conciencia, ahondar en el propio conocimiento.."" ...Exelente!***** gfdsa_elisa
25-12-2006 Estoy placidamente conmovida por la belleza, lo justo de los conceptos, el saber que se transmite. Le diste un regalo de Navidad a i alma. Gracias Juan. Un abrazo . Lili lilianazwe
25-12-2006 Genial, como siempre. margarita-zamudio
25-12-2006 texto muy genuíno con toques de punzante ironía, las descripciones son esquisitas, buen argumento y cercano cafeina
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]