TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Aquel pozo negro e insondable

[C:265031]






Él la contempla y rememora aquellos dichosos años en que se conocieron. Han pasado toda una vida juntos, compartieron codo a codo las esperanzas y las asperezas. Se casaron, vinieron los hijos, sortearon cada escollo con una sonrisa en los labios y con la fe como emblema.

Pero ahora, no es lo mismo, él trata de rescatar un recuerdo, tal como si asiera a una paloma de un ala, pero no, la imaginaria ave se debate entre sus dedos y desaparece como una voluta de humo. Es que las remembranzas, cuando son desmenuzadas de a dos, tienen el sabor de la miel, pero cuando sólo uno de ellos intenta invocarlas, estas son amargas como la hiel.

Ella le mira con ojos extrañados y le pregunta por su madre, la de ella. La señora aquella, yace en su tumba desde hace varios años, tantos que él ya ni recuerda la fecha exacta. Ella insiste. Él posa sus manos en su regazo y ella se las retira airada. Son las inconsecuencias que ha creado su cerebro en fuga, su pasado se ha reducido a unas cuantas experiencias que se debaten y temblequean ante el implacable borrador que amenaza con dejarlas en blanco.

A veces, los consumidos labios del hombre mastican melancolía, el más amargo tabaco que uno pudiera gustar, entonces, él se recuesta en su lecho, tratando de comprender la enrevesada mecánica de la frágil mente de ella. Quisiera aprender a olvidar, a confundir, a apagarse, a caminar a la deriva. Así acaso, podría reencontrarse con aquella, con la que trenzó inmejorables sueños e ilusiones, formando ambos una familia que, en un tiempo pretérito, se sació con ese néctar escaso que denominamos felicidad.

Allá van de la mano como dos siluetas tristes, ella, silenciosa porque no tiene nada que decir, él, silencioso, porque las imágenes del pasado le desgarran el pecho.

-¿Te recuerdas de…- intenta preguntar y su pregunta es fagocitada por esas pupilas oscuras que lo miran con extrañeza.
-Hasta que la muerte nos separe- susurra irónico mientras, aquella que lo acompaña de malas ganas, intenta cruzar inconscientemente y de una vez por todas, el pozo negro e insondable que se ha tragado todas sus respuestas…













Texto agregado el 19-01-2007, y leído por 233 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
20-01-2007 Bello texto. Es muy triste, oprime. Muy bien narrado. Un saludo de SOL-O-LUNA
20-01-2007 Quiso ser un retratista y lo logró... aunque la realidad supera el retrato. Mis tristes estrellas para este relato. anua
19-01-2007 De manera precisa nos adentras en una experiencia de vida que pocos pueden digerir intimamente. La pones de manifiesto con crudeza y conmueve. Me gustó.***** graju
19-01-2007 Hay que tener valor para reflejar de manera tan nítida y concisa la realidad...Todo tiene un comienzo y un fin, aunque nos demoremos un todo un universo de rutina en el fin. Artísticamente eres genial... churruka
19-01-2007 Dios mio gui, que triste escrito.Como todo puede quedar en eso, pero es asì.Es por eso que el amor hay que vivirlo y sentirlo lo mas profundamente cuando esa luz del alma y de la mente estàn encendidas. QUE MANERA DE ESCRIBIR COSAS QUE ESTREMECEN.eres... un gran escritor amigo.*********** Besitos Vic 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]