TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / pickard / Tamaño favor

[C:265293]

(Editado el 22/01/07)

En la ocasión especial,
para a la última hija poder casar,
más de diez intentos pesaban,
y nadie sin saber soportaba,
por qué la madre,
ni se preocupaba.

El novio fue presentado
hace poco más de cuatro meses,
y una vez a la mesa sentado,
el sencillo plan,
se dió por iniciado.

En sus ojos se allanaron,
el silencio y la vergüenza,
cómplices rebolotearon,
primero las miradas,
luego los pies bajo la mesa.

En el campestre desayuno,
también durante la cena,
preparando la pedida,
y hasta poco antes de dejar el día,
frente a los escotes de tremenda tía,
que de tía, nada tenía,
el novio pobre tonto,
de sucumbir no se alejaría.

A falta de despedida,
tenían a mil la calentura,
esa noche,
novio y madre en el diván,
se encontrarían.

La fecha acordada estaba,
como se fija con esa lógica,
y sin hablar,
como se acuerda,
mirando a través de un oscuro manantial,
como se teje
los tejidos de la complicidad,
como se oculta a la mirada de los demás,
todo lo que se goza sin pensar.

Llegado el nocturno momento,
tal cual río caudaloso
el novio la llevó por su cauce entero,
y ella, sin pelos en la lengua,
desde la orilla,
hasta el más lejano de sus riachuelos.

No llevaban más de seis minutos al fogón,
aquel que forman dos cuerpos cuando hierven en colusión,
cuando la leña quejándose de verles,
sudaba más,
que el tremendo remezón.

-Seré yo tu mejor lección-,
al oido insistente repetía,
y él,
para atrás no quedarse,
con su mejor papel,
insistía.

-Todo o nada,
tendrás que enseñarme-,
le dijo entrecortado,
sucumbiendo feliz,
ante el hedor achicharrado.

Y mientras exprimido yacía el novio ya,
por la experiencia hurdida,
aquellos sensuales años de otoño,
encima suyo lo destronaban,
y a la par del futuro,
mil quinientos quejidos
como del peor perruno,
le arrancaban.

Y la novia dulcemente
en el segundo piso dormía,
nadie supo,
si sabiendo exactamente,
pero al menos,
del presentir despertaría.

¡Qué aventura la de estos dos,
truanes sin fin y sin perdón de Dios!
que a causa de tamaña mazamorra,
por poco también se quedan,
sin un lugar en el panteón.

Y en medio del jamoneo,
el brutal jadeo buen precio cobró,
dulces pasos despertaban
a pocos metros del diván,
se acercaban sin creerlo,
escuchando el vergonzoso zigzageo.

Mientras ellos entre juegos húmedos coqueteaban,
los ojos de la novia, de a pocos despertaban.

Y aunque todo entumecido estaba,
en el diván las cosas en silencio gritaban,
"¡Ella viene! ¡Viene Ella!"
pero novio y madre a nada caso ya hacían,
las paredes tuertas oscurecían,
un armatoste viejo de cama les servía,
el pecado brillo de sus cuerpos iluminaba,
el tremendo enredo que mucho más se enredaría.

Y los pasos de la novia,
solitarios en la oscuridad,
sus quehaceres detuvieron.

Tomó el manubrio del diván,
y oliendo a rosas de baño premarital,
se aprestó con orgiástica curiosidad,
quizá con la intención de esperar distraer
sus últimos momentos de solltería dispuesta,
fue más fuerte el deseo de querer saber,
de qué tipo podría ser aquella sonorísima fiesta.

Y en lo mejor de aquel instante,
la puerta del diván se abrió,
la alfombra, pálida quedó,
del celestino escritorio,
todo al piso cayó,
incluyendo madre y novio,
que por gélidos se desamarraron.

La novia,
al novió con desprecio miró,
el novio,
el novio empezó a sentir,
que tan solo con lo sudado se quedó,
y la madre,
la madre, en su defensa pírrica gimió:
- ¡Tamaño favor que te hice hija mía!,
¡Éste: tampoco respetarte quería!.

Texto agregado el 20-01-2007, y leído por 317 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
27-01-2007 Este tema escabroso, es rìtmico, sátiro, simpático... que obliga a reirse de la tragedia!!! 5* -sugey-
23-01-2007 Es magnífico¡¡¡ Te admiro enormemente tu capacidad creativa y tu imaginación. 5 estrellas para tiiiiiiiiiiiiiiii ¡¡¡¡ (recomiendame relatos cuando los publiques, asi no te pierdo la pistaaaaaaaaaaaaaA) Besotes. Maria_Audije
22-01-2007 vaya manera de verificar el respeto... jajaja... muy buen trabajo... felicidades velo
21-01-2007 Muy entretenida tu satira, pero el temita no me gusto para nada,y deja a la madre a la altura del unto,espero que sean una raza extinguida."Que aventura de estos dos/truhanes sin perdon de Dios/que por poco tambien/se quedan sin un lugar en el panteon " ...Yo sencillamente los cremos y lanzo sus cenizas a los puercos Oye Sergio: pero nunca tan, tan grave;me entretuvo a rabiar .Mis avergonzadas estrellas de madre comun y corriente. pantera1
21-01-2007 Muy bien..bien escrito y la rima apropiadamente usada...el resultado exelente jajajaj. 5* casafuerte
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]