TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lovecraft / Es solo otra Historia de Mi

[C:265361]

No había mejor cosa que sentarse a tomar té junto a los Brahulick, su mesa estaba llena de orificios donde los cubiertos podían pararse sin caer de la mesa. Pararse ni pensarlo si no fuese por mi madre yo hubiera muerto de hambre.
Ella desde que mi abuela la llevo a la casa la mando a criar a donde su hermana robusta y de aspecto desafiante.
Mi madre después de largos y agotadores años se fue a un pueblito cerca del sur de Moscú.
Los Brahulick, su eran una familia numerosa creo que una parte de ellos alcanzaría a llenar una mezquita.
Por suerte en esa casa viven solo una familia en si
padres e hijos.
Mi Madre de muy joven trapeo esos pisos desde que se fue a ese pueblito encontró trabajo en esa casa, luego conoció a mi padre un artillero, hombre seguro y decidido a todo según lo que decía mi madre ya que yo ni siquiera lo alcance a conocer.
Salvo una foto donde sale con otra mujer que no era mi madre.
La Sra. Brahulick,su era casi la mujer perfecta y digo "casi “ya que su afán no era limpiar ni cocinar,
solo ser la mujer dulce y de noble corazón, fabulosa mujer que dio a luz a diez hijos, siete de ellos son hombres y las demás mujeres.
Mi madre los crio a todos cual más cual menos daba lo mismo ya que después se iban criando entre ellos.
El Sr Brahulick, su dichoso por siete varones dejaba a las mujeres del pueblo con deseos de tenerlo como esposo o otras como suegro.
Mi estadía en ese pueblo duro casi los Veintiocho
años nunca quise salir de ahí mi familia era el entorno de los Brahulick, su le servíamos desde que tengo uso y razón.
Pero ellos nos querían como parte de su familia pero para mi no lo eran nunca lo sentí así ya que en realidad era en servirles en todo.
La niñez ni siquiera la recuerdo pero la adolescencia si; Como no recordar esos días en que la quinta hija de los Brahulick, saltaba murallas con su melena al viento.
Pero eso no era todo ya que esa etapa fue una travesía sin tan solo acordarme me muerdo la lengua.
Cuando salí de allí fue solo por que los rusos me mandaron a buscar y cubrir sus puentes donde allí pase a formar parte de ellos.
Los Brahulick estaban a gustó con todo lo que me estaba pasando ya que según ellos me iba a formar un hombre de bien con privilegios en la vida.
Pero yo era el más triste en dejar mi pueblo.
Mi madre lloraba, su hijo único se iba pero por un lado feliz ya que no me aguantaría otros veintiochos mas al lado de ella.
Mis tiempos ahora ya no era cortar césped o correr a guardar cosas viejas. Si no lustrar botas con barro
tomar el arma y estar debajo de un puente toda la noche.
El vodka no pasaba la noche tenia que moler granos de café para calentarme aunque sea con un sorbo
de café bien cargado.
Nunca le tuve miedo a nada en las noches se sentía más bulla que en el día.
Los soldados que me acompañaban hablaban de fantasmas pero yo más me reía de sus mejillas
rojas por el frio.
Me dormía un poco y despertaba de un salto menos mal que el rio estaba más abajo ya que el frio
me hubiese consumido y no me gustaría morir de hipotermia.
Ya pasado los treinta y uno conocí a una señorita en el centro de la ciudad aunque me comporte muy
grosero al decir que se fijara por donde caminara y con un tono agudo me maldijo. Di vuelta la cara y pude ver dos ojos color turquesa su nariz colorada y unos guantes negros de cuerina.
La tome del brazo y sin pensarlo la invite a una tasa de café, ella sin decirme nada mas se negó dándome un golpe en la costilla con un gran No.
La solté y la perseguí hasta media cuadra donde trabaja vendiendo fármacos.
Durante esos días la recordaba como una imagen perdida cada día iba y la miraba de espalda.
Un día entre a la tienda alocadamente me acerque a ella le pregunte por que no me había aceptado
ella levantado la cabeza furiosa me grito que yo era un desconocido y que no era el único arrogante
que la invitaba aun café. Me abrió la puerta y con un gesto singular la cerró en mi cara.
Yo como un imbécil mirándola por la rejilla de la puerta.
Todos los días esperaba que saliera aunque todavía no me dejaban quitarme el traje de soldado iba y la esperaba hasta cuando comenzaba a caer la nieve.
Solo quería toparme con esos ojos hermosos que tiene esa mujer que ha veces creo estar a un paso de ella pero me siento tan lejos.
Un día donde el viento golpeaba cada vidrio con fuerza ella estaba cerrando el local y en su bolsita tenia su bufanda que cayo al suelo yo corrí a recogerla y se la pase en sus manos. Ella soltó la puerta y me regalo un beso en la mejilla. Quede quieto por diez segundo o más y suplique ver esos ojos. Los vi y al instante supe estar enamorado.
.Le pedí que me dijera su nombre y de sus labios rojos me dijo: Cassiela.
Me fui flotando a mi lugar de descanso y la estuve pensando toda la noche. El amor por fin había llegado
a mi vida.
A mis treinta y uno no era tan malo ya que si espere tantos años por el amor estos no son en vano.
La busque otra vez esperando que no fuera solamente un beso, repitiera su nombre por el trayecto Cassiela, Cassiela.
Entre y ella cruzo mi mirada con la de ella, mis ojos hacían que mi estomago doliera y un ardor en el pecho.
Me acerque y contemple su abrigo rojo ingles en el cual me seguían mis ojos apresurados al fijarse en su cabello amarrado con una diminuta cinta amarilla.
Toque sus manos finas y delicadas las pase por mi rostro y las lleve a mi boca.
Ella cerro sus ojos y la consumí en un abrazo la sostuve en un beso que llevo hasta la muerte.
Contemple sus ojos hasta que no pude más la volví a abrazar hasta salir embriagado de su perfume
salí a flote de su mirada que inundo mi vida sin hacerme falta nada más que ella.
Hoy la miro desde afuera y ella me regala una nueva sonrisa.
Cassiela la que nunca imagine, la que estando en otra vida me trajo a la mía.
El amor de mi vida de esta que me gustaría seguir escribiendo hasta el fin de mis días...

Texto agregado el 20-01-2007, y leído por 218 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
31-01-2007 Muy bueno tu trabajo. Hay cosas que nunca se olvidan y como lo cuentas, haces recordar cosas muy especiales. Te felicito. Un gran abrazo. ***** bohemio5
29-01-2007 Preciosa narración, con un tema interesante y conmovedor. Mis ***** Para ti. Felicitaciones. indianala
29-01-2007 Me gusto mucho tu historia, me conmovió.Felicidades! indianala
25-01-2007 Historia que atrapa... me gustó su contenido... felicidades velo
25-01-2007 Yo pienso que es una buena historia, profunda y sólida de leer y absorvente***** gfdsa_elisa
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]