TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / abrakadabra / Boomerang

[C:266156]

No era habitual ver extranjeros en el pueblo, por eso cuando llegó ese hombre desconocido la noticia corrió rápidamente. En poco más de dos horas todos sabíamos que la pequeña pensión tenía, finalmente, un huésped.
Se trataba de un hombre joven, decían que tenía aspecto fiero, aunque muy pocos lo habían visto hasta ahora.
Llegó sin dar explicaciones, con una sola maleta. Sólo dijo que venía “por un negocio”, y cuando la dueña de la pension le preguntó cuánto tiempo planeaba quedarse, contestó que se iría tan pronto hubiera terminado su trabajo.
Había muchas especulaciones sobre las razones que podían haberlo traído a este pueblo tan alejado: que era un agente inmobiliario buscando campos baratos, que era un periodista enviado a cubrir la campaña electoral del alcalde, o a investigar sus negociados; otros imaginaban que estaba escapando de una amante despechada. Una historia era más fantasiosa que la otra, y esa adivinanza pronto se convirtió en el entretenimiento favorito del pueblo.
Así pasaban los días, sin que supiéramos nada más sobre él. Sólo se lo veía salir temprano por la mañana y regresar en la noche. A veces lo veían, de lejos, en el camino que lleva al campo, tomando fotografías. Otras veces, permanecía encerrado en su cuarto todo el día.
La muchacha que trabajaba en la pension contó que siempre llevaba la maleta consigo cuando salía, y cuando estaba en la casa había dado órdenes estrictas de que no debían tocarla, ni siquiera para hacer el aseo del cuarto.
Pronto dejó de ser novedad y casi nos olvidamos de su presencia. Sin embargo, cuando escuchamos la noticia, todos recordamos inmediatamente nuestras especulaciones sobre su “negocio” como él lo había llamado.
Fue un domingo en la mañana, un hombre entró corriendo a la iglesia cuando estábamos en misa, y gritando, anunció : “¡El alcalde ha muerto!”.
Lo habían encontrado en un sanjón, a pocos kilómetros del pueblo, con varios proyectiles en el cuerpo. La conmoción fue inmensa, sumada a la sorpresa y cierto morbo por conocer más detalles del hecho. ¡Esto sí que era un acontecimiento!.
Se abrió una investigación, y un juez llegó al pueblo enviado directamente por el gobernador. El alcalde era una persona de su confianza y juró que no pararía hasta descubrir y castigar al culpable.
Para nosotros no fue muy difícil deducir quién era el asesino. El extranjero había dejado la pensión el mismo día del asesinato, a la madrugada. Saldó su cuenta y partió, cargando su misteriosa maleta.
Unas semanas después, el periódico de la capital anunciaba que lo habían detenido cuando intentaba cruzar la frontera, y después de algunas pericias se comprobó que la escopeta que llevaba en su maleta era el arma asesina. En ese momento, muchos nos sentimos orgullosos por nuestro olfato de detectives.
Sin embargo, no podíamos explicar las razones del crimen. Es cierto que el alcalde no tenía buena reputación y que había varios negocios turbios en su pasado, pero nada se había podido probar. Las próximas elecciones habían traído cierta esperanza de cambio. El oponente parecía un hombre honesto, pero algunos decían que él y el alcalde eran amigos, y que el comicio sería una farsa.
Ahora todo estaba confuso, ¿era el candidato más mafioso aún que el alcalde y lo mandó a liquidar para no exponerse a una derrota ?.
Pocas semanas después, durante el juicio, supimos la respuesta.
El extranjero era, efectivamente, un asesino a sueldo, contratado en su país a través de contactos clandestinos. Vino al pueblo a liquidar a un hombre por encargo, el único que podía complicarle las cosas a la actual administración en las próximas elecciones, el candidato. Ante esa posibilidad, el alcalde lo había mandado matar mientras fingía ser su amigo, por ejemplo pidiéndole prestada su camioneta para recorrer el campo, de vez en cuando. La misma camioneta que el asesino baleó aquella madrugada en la ruta, liquidando al conductor a sangre fría.



Texto agregado el 25-01-2007, y leído por 252 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
01-02-2007 vaya que imagenes muestras aqui bien heriol
29-01-2007 Bien trabajada la descripción del ambiente de intriga y tensión en el pueblo. Al final me confundí un poquitín, tuve que volver a leerlo. Me gustó mucho. galadrielle
25-01-2007 un círculo muy bien trabajado; llenas de intriga al lector. Me gustó mucho un efecto: Al anticipar la tragedia, causaste tal impresión en mí, que pensé inmediatamente que el asesinado sería el asesino; me gustó mucho ese recurso. felicitaciones el_rey
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]