TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / xung0 / Y ya te estoy echando en falta.

[C:266575]

Querida pérdida:

Estoy convencido, debe ser demasiado pronto para escribirte. No ha ni dos meses desde que mi carrera profesional y una decisión inevitable nos obligaron a separar nuestras presencias. Mi nueva vida no me reporta, de momento, grandes alegrías, y sé que pasará algún tiempo antes de hacerlo; pero siento la necesidad de continuar en esta aventura, aunque ello suponga el desprenderme de ti.

Aún así, no logro borrarte de mis pensamientos, ni desvincular tu calidez y vitalidad a mi confort. ¡Qué bien estábamos juntos! A menudo recuerdo los paseos por esas callejuelas de ordenación musulmana, plagadas de recovecos para eludir el incansable sol veraniego; recuerdo los conciertos étnicos al aire libre que nos brindaba, bien el Ayuntamiento, bien la espontaneidad de los músicos callejeros; esas mañanas de invierno al solecito, sentados junto al kiosco de la plaza de La Merced. ¿Cuántos bares podrás haberme descubierto en estos siete años? Noches de locura interminables, por más que se acabara el presupuesto…siempre teníamos algo más que hacer, tú y yo.

Me presentaste infinidad de amistades. Me enseñaste a madurar, a curtir mi alma y a sobreponer razón a pasión; cómo no voy a estarte agradecido, si he aprendido casi todo en tu lecho…

Sólo me preguntaba si tú también me añoras a mí; ya no me verás pedaleando tranquilo por el camino junto al río, no espiarás mis pasos entre el bullicio humanoide de la Gran Vía, ni podré alimentar a tus palomas en la Plaza de Europa, con esas aceitosas “Patatas fritas Diego”, que tan ricas están.

No puedo negarte que nuestra relación estaba cayendo en la rutina, pero te mentiría si no reconociera que siento la ruptura. Sigo teniendo ganas de verte, de recorrerte entera a altas horas de la madrugada, borracho, aunque a ti no te guste el trato que te doy. Me asalta el recuerdo de la primera vez que te vi, magnífica y elegante; pensé: “Ésta no es para mí”. Y ya lo ves, en unos pocos meses me hice contigo. Conseguí dominar tus arrebatos y mezclarme con tu gente, convertirme en uno de los tuyos.

Y ahora, te pienso desde la distancia, y te disfruto mentalmente. Ya no podemos ser uno. Pero, a decir verdad, Almería no queda tan lejos, tan sólo a un par de cientos de kilómetros. Podíamos, al menos, ser amantes. ¿Qué me dices? Cuando vaya de visita prometo darte lo mejor de mí; el “Yo” más increíble, más humano, más lanzado y anti-apático de los últimos años. Mi mejor “Yo”, como en los viejos tiempos. Y no espero que te arregles ex profeso para recibirme; me conformo con verte tal y como eres, aunque te encuentre cambiada, a pesar de que pase nueva gente por tu vida.

Bueno “hermosa”, espero que me hagas un hueco en ti la próxima vez que nos encontremos. Sólo me queda decirte, Murcia, que te hecho de menos y que eres la ciudad que más ha marcado este corazón errante.



Con mis mejores deseos.

Texto agregado el 27-01-2007, y leído por 493 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
07-08-2007 Este escrito me gusta especialmente y sobretodo después de descubrir Murcia junto a la persona que quiero. Todas mis estrellas isis737
22-05-2007 pués sí que me ha sorprendido tu final lo único que se de españa es que nos han conquistado 2 veces tecclas
16-05-2007 no es por darte envidia pero ahora en Murcia tenemos una temperatura ideal; este cuento me resulta entrañable aunque yo estudié en el campus de Espinardo quién no conoce el kiosko de la Merced! y la zona de las tascas, el tontódromo, la Condomina, la Plaza de las flores donde se comen los mejores pasteles de carne y de sesos del mundo, la gran vía! tan llena de vida siempre, la plaza de Europa con su ficus centenario, la Catedral, los puentes que atraviesan el río Segura, el día de los huertanos, el entierro de la Sardina, la feria de Septiembre, los autobuses naranjas de latbus y los rayos amarillos, el Corte Inglés, los puestos de los hippies en el jardín de San Esteban, Platería, el Zig-Zag, las discotecas, los garitos gitanacos (los mejores, donde nos juntamos lo mejorcico de cada casa) y miles de cosas más, no me extraña que a eches de menos, Murcia tiene un sabor especial. Saludazos desde Murcia claro, que la estoy pisando con mis pies cramberria
01-02-2007 Nunca pensé que nuestra Murcia querida pudiera ser tan bien querida... He de decir, que no es la misma sin ti, se le nota la ausencia en las ojeras... Liedchen
01-02-2007 Nunca pensé que nuestra Murcia querida pudiera ser tan bien querida... He de decir, que no es la misma sin ti, se le nota la ausencia en las ojeras... Liedchen
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]