TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / islero / FUERZAS ELEMENTALES

[C:267454]

1.-
Árboles, helechos y enredaderas se alargan hacia las alturas y en vertical se meten en la tierra. Flores rojas, amarillas, celestes dentro de la Totalidad Verde. Por alguna hendija, blancos algodones pegados al cielo azul.
Los cactus y hierbas carnosas me agujerean y absorben la piel.
¿Porqué este silencio se prolonga sin término? ¿Dónde están los vivientes con sus cantos y gritos permanentes?
La Humedad de la selva todo lo cubre. Llueve. Caminaré como pueda y me esconderé. Temor. Miedo. Aquí hay un espacio despejado. Caen lenguas de fuego desde lo alto. Este hueco sirve como refugio.
Me levantaré sobre mis patas. Miraré y quizás logre ver un poco más.
Mucho esfuerzo. Todo me duele. Patas, lomo, cuello y la columna se estiran, se estiran despacio. ¿Porqué tanto sufrimiento?
¡Qué agradable olor cerca mío!
Estamos juntos. Apareados. Casi de pie.

2.-
Transcurrió el tiempo.
Es bellísima nuestra ciudad con sus rascacielos. Torres, trenes. Espacio y movimiento combinados. Percepción de eternidad.
Admirable es nuestra potencia. Inabarcable y sin fin. No hay límites. Infinitos. ¿Quién podrá contra nosotros? Somos mortales-inmortales. Grandiosos.
Pronto finalizará la noche violenta. Apenas queda el extermino de tres pueblos del mal y advendrá la paz, sin odio alguno.

3.-
Arrecia la tormenta. Las voces de los dioses chocan y relampaguean.
- “¿Porqué has brindado dones tan nobles, como el lenguaje, la imaginación, la inteligencia deseante a seres tan volubles y efímeros? Todo lo violan. No se puede confiar en los Volubles”. Era la diosa Justicia que se dirigía al Padre Silencio.
Un relámpago fortísimo cubrió el Universo entero. Luz intensa. Rayos dorados cayeron sobre mí. Aprecié mi desnudez y la de mis acompañantes. Horribles pústulas cubrían nuestros cuerpos erectos.
Me tiré en la tierra y nació el deseo de volver al origen.
Aumenta el verde. Se agiganta. Todo es verde pluvial. Unidad y orden.

4.-
La aurora pinta de colores las múltiples aldeas soñadoras que rodean el inmenso lago. Entre los aldeanos aprendemos a danzar, hablar, recoger los alimentos necesarios. Solo cazamos lo que es indispensable para la vida. Lo que sobra vuelve a la cálida tierra.
Algo nos une a los aldeanos. Nos ata muy fuerte. No sé como llamarlo. No tiene aún nombre. Es semejante a lo que nos liga a mi mujer, nuestros críos y a mi. Es algo hermoso. Bello como el sol y el agua limpia del lago. Es sabroso y fecundo. Lo cuidaremos.
Nuevamente amanece.

Texto agregado el 31-01-2007, y leído por 675 visitantes. (30 votos)


Lectores Opinan
06-04-2007 Cuanto se lee entre lineas, hermanito eres un sabio. gatelgto
26-03-2007 Como siempre, islero, me deja asombrado, reflexionando. Un abrazo entrerriano. moncholo
18-03-2007 heme aquí de nuevo, leyéndote. Infinito placer.Dejo mis estrellas, todas las que necesites! gringuis_
10-03-2007 Eso es, cuidemos este mundo que tu nueva Génesis nos regala. Para releer y encontrar en cada relectura nuevos significados. Te admiro Profesor. Ninive
19-02-2007 Muy bello, eso es amor!! ***** tequendama
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]