TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / beyonce_k / contragolpe

[C:267486]

Ella debe haber pensado que era una mala jugada del destino encontrarnos aquel día en ese lugar.

Recuerdo como si fuera ayer cuando me acerque y le dije al oído: “me llamo Rubén Salas”, en ese momento ella no se movió, estaba paralizada por el miedo. Le agarré la mano y le hice saber que si no me acompañaba nada bueno pasaría.

Caminamos hacia mi departamento, yo pensaba que ella debía estar muy asustada desde el momento que yo le dije quien era, no dudo que para ella debe haber sido una sorpresa muy grande.

Ella tenía muy claro lo que me había hecho su padre, y esta era mi venganza hacia él, porque lo que él me hizo no tiene perdón.

Ambos éramos de equipos rivales, 11 guerreros por cada trinchera, nos preparábamos para la guerra cuerpo a cuerpo, íbamos a ganar esta guerra, estaba seguro.

35 minutos del primer tiempo, estaba a punto de anotar, él venía hacia mí con mucha fuerza, yo iba decidido a cumplir mi misión.

Choque. Uno muy grande, para él, tarjeta roja; para mi equipo, penal, para mi, fractura externa y corte de tendones.

Desde ahí que mi sueño de ser el más grande jugador de todo el país, se extinguió.

Era por eso que yo en este momento le haría lo mismo, mataría su esperanza. Su única hija.

Llegamos a mi departamento, la amarré, ella lloraba y rogaba por su vida, pero yo cegado por mi odio no oía nada. Ya nada importaba, solo mi cometido.

La asesiné, con la cara llena de risa, lo único que quería era ver la cara de mi mayor enemigo cuando supiera lo que había pasado con la persona que más amaba en la vida.

Si, lo recuerdo como si fuera ayer.

Esta mañana me enfrenté a mi juicio, no estaba arrepentido. Lo único que quería era ver su cara, la cara del que me hizo tanto daño. Quería verlo sufriendo por la horrible muerte de su hija.

Pero en vez de ver lo que esperaba, el panorama fue muy distinto. Había un hombre mayor que lloraba desconsoladamente por su hija, pero no era mi hombre.

Nunca fui bueno para las matemáticas, y otra vez mis cálculos habían fallado.

Texto agregado el 01-02-2007, y leído por 66 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
03-02-2007 "Le agarré la mano y le hice saber.." Aquí hay un yerro, el resto más o menos. Más que rescatable resulta la trama, no puede negarse el ritmo avasallador con que se narra. Quizás hubiera que desacelerar en algún momento si uno quiere agradar al lector más exigente. ergo (4*) ergozsoft
01-02-2007 Muy bueno, bien logrado y maduro. felicidades con las5* SORIN
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]