TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ismaela / Plan de amar

[C:268288]

Plan de amar

Salía justo a tiempo de su trabajo las horas pasadas dentro de aquel territorio le daba el dinero suficiente como para vivir en una enorme casa situada en el mejor barrio de Windsor una pequeña ciudad de Inglaterra. A pesar del exilio sufrido por su país vivía con mucho agrado aquel país que le ayudo a superarse y olvidar las penas de su querido Chile.
Los estudios que le brindaron sus padres le alcanzo suficientemente para ser un médico de alto prestigio aunque por el tiempo se le olvido el español todavía se notaba su acento latino que no lo dejara hasta su muerte.
Salía rápidamente para llegar a su casa y dormir que era lo que mas anhelaba después de unas largas horas de trabajo no tenia tiempo para ver a sus amigos y pocas veces se sentía solo a pesar que el amor de una mujer le faltaba. Con una avanzada edad no le molestaba la idea de no tener descendencia las burlas le seguían por los pasillos del Hospital y él no se molestaba en contestar en español algunas palabras que en Chile aprendió.
Entraba por la sala de espera cuando vio a una mujer que no pasaba los veinte años cuyos aspectos de su rostro le parecían atractivos a pesar de la ruborosidad que tenia por el clima.
Llevaba un hermoso sombrero de lana rosa y delicados ojos grises.
Al entrar a su consulta vio como la lista de enfermos se llenaba cada día mas, siempre era lo mismo ver y dar diagnósticos. Cansado de nombrar gente quejona dijo: Doralisa Mills, ella entro con un caminar grotesco y seguro. Se paro al lado de la silla y él sorprendido de verla de una manera imprevista solo reacciono con un"take seat"mirándola a través de sus lentes le pregunto sin dejar notar su emoción de cual era su dolencia a lo que ella contestó: que era un dolor del rostro similar a una irritación que le acompañaba fuertemente con un dolor cerca del cuello.
Una pregunta más y ella estaría afuera con una receta pensó él.
Se acerco a examinarla con la mayor naturalidad cuando sintió unos dedos rozándole las palmas de sus manos Doralisa lo miraba a los ojos y él solo sentía dedos acariciando sus palmas sin mirar lo que pasaba entre sus manos.
Como fue a sentir ella ese calor que escupía su cuerpo ese nerviosismo si todo estaba tan bien analizado y asegurado con él.
No le dijo nada saco cuidadosamente sus manos del rostro de ella y se fue a sentar la contemplo por unos segundos y le dio el papel, ella sin saber que hacia y que le había provocado se alejo con un adiós y cruzo la puerta.
En aquel día llego a su casa borracho y su radio ya desteñida por el no uso a él se le oía cantar mal Always por su acento latino que tenia era algo así:
"open your eyes I see
your eyes are open
wear no disquise for me
come en to the open

When it`s cold outside
am I here in vain?
hold on to the night
there will be no shame

Always,I wanna be with you
and make belive with you
and live in harmony,harmony oh love...

él se movía lentamente con los ojos cerrados como si estuviera su rostro acariciándolo una liviana brisa.
Pasaron los días y volvió a saber como iba el proceso de su mejoramiento entro en la sala él le dijo: Srta siéntese en la camilla por favor.
Doralisa sin hacer ni una mueca de haberse acordado lo que antes había echo o mejor dicho de no querer demostrarlo se sentó a esperando el resultado de sus pequeñas manos en las palmas de él. Sintió que él tenía ahora ese toque jovial como si hubiese nacido de nuevo, lo noto debido a su comportamiento bochornoso.
Sentado atrás de ella comenzó a examinar el rostro de Doralisa sus manos se paseaban lentamente, después por el cuello y con las yemas de los dedos de una mano por la espalda.
Doralisa se perdía largamente miraba hacia el horizonte tranquila, segura como si el mundo se paralizaba en aquel momento.
El sin ir mas allá de aquella imagen rompió el silencio diciendo y confesando su triste secreto de su profesión con un "no se nada..."¿Como que no sabe nada? dijo ella enojada por haber roto ese juego ese silencio tan tranquilizante para ella. Él viendo la preocupación inventada por ella largo con una torcida sonrisa sobre los hombros de Doralisa y le dijo:no,si se...devolviéndole el minuto de paz.
Doralisa le devolvió esos años perdidos y ella recibió el cariño y amor que tanto busco.

Ella cruzo la puerta tratando de comprender su sueño ya realizado que tanto espero y que ahora se llevaba acabo algo que él nunca podría imaginar.

Texto agregado el 05-02-2007, y leído por 217 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
13-02-2007 A veces la pasión aparece donde y cuando menos lo esperamos. Me gustó mucho. Un saludo de una jaenera. currilla
10-02-2007 Bellisimo, entretenido..., me atrapó. besos y ****** Maru soymaru
10-02-2007 que lindos elementos de lo cotidiano, de lo comun que engrandecen el cuento aun mas...que lindo! luzyalegria
09-02-2007 tiene la virtud de hacer que uno se introduzca en la vida del doc, de su tristeza y soledad***** curiche
08-02-2007 Excelente atrapante, me gustò todo. Besos Victoria****** 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]