TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Debbie / La historia de un hombre, una mujer y un danzon.

[C:268359]

**Sigo con el problema de las tildes, les agradezco que me lean.

Hacia 20 anos que Dario no bailaba un danzon, ese baile y esa musica eran su gran pasion,sobre todo bailar apretados donde los dos cuerpos cupieran en el espacio que ocupa un ladrillo, habia bailado mucho y con muchas mujeres diferentes pero ninguna habia sido como ella...
Aquella tarde de verano era hermosa, el olor a mar se apoderaba de todos sus sentidos y lo hacia ver el lado amable de la vida, no queria recordar sus incontables dias de soledad aunque siempre estaban presentes desde que Mariana lo habia dejado sin una explicacion, la vida le habia cambiado para siempre y le dejo huellas imborrables que lo marcaron de una forma irreversible.
Lo tenia decidido, hoy visitaria el lado viejo de la ciudad, alla donde nunca mas habia vuelto despues de su gran decepcion, veinte anos era un largo tiempo y despues que se habia ido no habia visto a nadie del barrio, imaginaba que no quedaria casi nadie de los viejos amigos de todas aquellas pequenas tiendas y parques que tanto habia recorrido en su juventud... Despues de varias horas y dos autobuses notaba que mientras mas se acercaba a la antigua vecindad mas nervioso se ponia no lo podia creer un hombre como el que se vanagloriaba de tener nervios de acero...antes de llegar a la esquina de la calle Martel ya oyo a los ninos que jugaban en el parque, se acerco y se quedo parado en aquella esquina disfrutando de algo tan puro como era la risa de los pequenuelos... la plaza estaba igualita, un poco mas desgastada pero igual, la puerta de la iglesia que se veia al otro lado de la plaza habia sido cambiada, pero su estructura estaba identica, mil sensaciones le pasaron de la cabeza a los pies, miles de cosas vinieron a su mente a la misma vez y le humedecieron los ojos, que tonto habia sido al creer que al irse lejos se olvidaria de todo, y ademas porque olvidar lo que no debio olvidar nunca, las cosas que lo rodeaban no tenian culpa del mal que le habia hecho Mariana, el solo hecho de estar en este barrio lo lleno de un bienestar que hacia mucho no sentia, y de pronto lo decidio, se mudaria de nuevo al barrio que lo vio nacer, terminaria sus dias alli, cerca del bar de Mario donde aun todos los viernes en la tarde se deben reunir los hombres de por alli a hablar de deportes y tomarse una chela, el mercado de Dona Cholita pequeno pero con todo lo necesario para una comida saludable, la tienda de antiguidades del viejo Serafin donde nadie compraba nada pero todos iban a visitarlo y a disfrutar de un partidito de domino, segun iba paseando por alli iba haciendo una nota mental de todos los establecimientos que aun existian y que habia extranado entranablemente... de pronto detuvo su andar, alli frente a el, habia algo nuevo, un estudio llamado “Danzon”...esto le erizo hasta el ultimo vello de su cuerpo y lo lleno de unas extranas vibraciones... No supo cuanto tiempo estuvo alli...lo saco de su ensimismamiento una voz masculina...
-Dario?....Dario Renaldi?... no lo puedo creer, Dios santo cuanto tiempo!....
Al volverse vio a Mario el dueno del bar y uno de sus mejores amigos de entonces, a pesar de que el paso de los anos habia dejado su huella la cara era la misma...
-Mario!... que alegria!
El abrazo entre aquellos hombres fue sincero y nostalgico...
-Vamos al bar hombre cuentame que ha sido de tu vida.... que paso Dario?... porque te fuiste asi sin decir adios...

Ya sentados comodamente en una de las mesitas del bar “Esperanza”... Dario comenzo su confesion...

-Evitaba la verguenza....ya sabes es dificil para un hombre darle la cara a los demas cuando lo dejan asi como un saco de papas....
-Dejarte?....espera hay algo aqui que no entiendo...dices que te dejaron?....
-Aquella noche que la madre de Mariana me visito para decirme que su hija no queria nada conmigo y que no me veria nunca mas, desbarato mi corazon ademas de los planes que tenia...Mariana mas que mi companera de baile era mi vida entera... despues de todo lo que me dijo aquella amargada mujer no soportaba la verguenza....ni sabia que decirle a la gente, preferi huir de todo... aunque en realidad no estaba tan lejos...
-Dario!... espera!... aqui hay algo mal...o no te sabes la historia completa, o no se que!!
Dario lo miro con una pregunta en su mirada...
-Mariana jamas te dejo... me entiendes bien?... jamas!
-Pero...
-Mira, al dia siguiente de haberte ido Mariana vino como siempre a buscarte con un papel en la mano y una sonrisa de felicidad, al ver tu apartamento vacio y buscarte por todos lados comprendio que te habias ido para siempre sin dejar atras ni siquiera una nota un por que.... todos aqui fuimos testigos de las lagrimas de esa mujer que durante los proximos ocho meses mientras su vientre se abultaba mas y mas te esperaba sentada en tu portal con la delgada esperanza de verte llegar....
-No DIos mio no puede ser! Los dos fuimos victimas de un engano!... con verguenza Dario se tapo la cara y comenzo a sollozar como un nino...
Mario le dio unas palamditas de consuelo en la espalda mientras que continuaba su relato...
-Eres padre de una hermosa muchacha de nombre Darianna ademas para tu orgullo es la mejor bailadora de danzon de todo este barrio lo lleva en la sangre, al cabo de los anos y antes de morir, la madre de Mariana le confeso la verdad y ella sufrio aun mas sabiendo que tu no eras culpable y de ver como su propia madre pudo hacerles tanto dano...pero sabes?...ella siempre supo que regresarias... y que solo habia una forma de que la encontraras inmediatamente...
-Imposible....como piensas que las voy a encontrar despues de tanto tiempo?...imposible.. tengo una hija senor! tengo una hija... pero encontrarlas es imposible...aunque dices que....
-No viste el estudio de la esquina que se llama “Danzon”?
Dario abrio los ojos de los cuales calleron dos lagrimones... comprendio de repente.....
-Amigo mio, hace veinte anos te espera la mujer de tu vida, no pierdas mas tiempo...
Dario se echo a correr como loco de felicidad, abrio la puerta de aquel estudio y la vio alli, de espaldas poniendo un disco...
-Amor mio...
Mariana se enderezo como si por su espina vertical hubiese corrido electricidad, supo antes de virarse a mirarlo que su amor habia vuelto...
Dario camino los pasos que los separaban la tomo en sus brazos y se uniron en un beso interminable mientras sus cuerpos apretados se movian con lentitud marcando los pasos de aquel dulce danzon en el espacio que ocupa un ladrillo...








Texto agregado el 05-02-2007, y leído por 987 visitantes. (16 votos)


Lectores Opinan
15-03-2007 Una baile, una historia de amor y una excelente prosa para contarlo..... ¡Bravo! te dejo un 5 hermosa mujer... cuenterodeilusiones
02-03-2007 Un baile hermoso. Si, una pareja reencontrandose con pasion. 5* Regina_mojadita
28-02-2007 Muy buen comienzo, excelente final. Le veo algunas ambigüedades o apresuramientos (extraña palabra) a la hora de narrar la parte media. Estudia un poco más las frases que escribes, su significado y lo que entiende el lector con ellas. Me agrada el romanticismo y el baile que se deja sentir a la hora de leer. Muy buen trabajo, defines a tus personajes y nos haces sentir, que siempre se valora. Saludos. lio_mendez
24-02-2007 Una historia sencilla y entrañable con buen final. Qué bueno que el amor perduró y que, aunque un poco tarde, nuevamente pudieran bailar en el espacio de un ladrillo. Mi saludo para tí y mi cariño de amigo. Noguera
19-02-2007 Una historia magnífica que descubre el daño que puede hacer una impostura surgida en el momento más inadecuado. Hay amores que matan y amores que no mueresn jamás como en el caso de tu relato. Precioso sin duda!!***** josef
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]