TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lowenghard / Amigo

[C:270411]

_______________________________________________


ASÍ es. Amigo, esa palabra que evoca muchas cosas, desde "algos" o "alguien (es)". "Alguienes". Una palabra rara, una palabra inventada. Creo que no existe, pero sí su idea. Expresa el concepto de muchas personas, como algunos, pero algunos posee una connotación un tanto fría y amenazadora. Prefiero usar el término "alguienes", aunque esté incorrecta por su no participación en el lenguaje.

Paso a exlicar por qué no me gusta la palabra "algunos". Amigos son aquellas personas que no se les debe tratar como un objeto, como "algo", o como "algunos". Es como la palabra "algo" pero aplicada a individuos. No obstante, me gusta usar la palabra "alguienes" para identificar lo que emana del corazón cuando resuena el concepto que se codifica en la palabra "amigos". Y más agradable es cuando la codificación del lenguaje español hace resonar las cuerdas vocales, la laringe, las respiraciones y la lengua para formar la palabra "amigo", no "amigos". "Algún amigo" sería como mencionar un objeto. Algo es para los objetos. "Algunos amigos" sería enunciar un montón de personas que uno cree ser amigos de ellos; no tiene la certeza, y por eso, falla la emoción, el sentimiento. Es aun más específico el honor que se siente, el placer de saber que en tu cerebro se han almacenado recuerdos que durarán mucho tiempo simplemente por que tienes un amigo, o amiga de verdad.

Es una necesidad del hombre poder atribuir honores y gratificaciones a ciertos individuos. Sí. Si el hombre (como género humano (ser humano); se incluye a la mujer, no se me vayan a sentir las mujeres). Bueno... repito. Si el hombre fuera solo una máquina biológica tan perfecta como lo es, con su capacidad de reflejar sentimientos (como Dios, su imagen y semejanza) y con su enorme capacidad de sociabilidad, si fuera el hombre con todo eso solo para relacionarse con "algunos", o relacionarse "superficialmente" con otros, todo sería NO como lo es de verdad. Es decir, el hombre, por mucho que niegue que no necesita a otros para formar lazos íntimos de amistad, su propia vida derrumba esa negación. Las cosas son como son porque existen "amigos". Claro, no le carguemos la culpa a los amigos por estar el mundo como está ahora de malo. No es eso. Si no que, junto con ser el mundo como es por los "amigos", también lo es, ergo, por los "no amigos". Cada cosa debe ser equilibrada, como el mensaje que transmite esa película de donde aprendí la palabra "ergo", es decir, Matrix. Allí también se aprende que el ser humano, hasta en la ciencia ficción, necesita de otros para que pasen a ser parte íntegra de sus vidas, ya sea como "amigos" o como parejas para la supervivencia; objetos del amor romántico. Pero, es lógico; antes del amor romántico, está el amor fraternal, ese amor que nace por ángulos de visión de la vida semejantes entre otro ser que camina con sus pies y que piensa con su cabeza. ¿Por qué? Porque para amar románticamente a otro ser, es necesario que sea primero tu amigo o amiga, que sea el objeto de un amor fraterno, o un respeto, o una admiración. Como antes, puede desarrollarse por encontrar puntos en común, o porque simplemente te llama la atención una cualidad que sea capas de reflejar. Puesto que reflejamos cualidades o sentimientos a la semejanza de Dios, también nos llama poderosamente la atención cuando otros reflejan cualidades igual que nosotros. Pueden ser más atractivas, o que uno no tiene y que admira el hecho de que él o ella sí las tenga. Si nos hacemos "amigo" de ese ser humano, podremos aprender cómo reflejar la cualidad de que carecemos. También, se puede ser "amigo" de alguien simplemente porque necesitamos la compañía de alguien. El hombre es un ser sociable. En otras palabras, no está en su patrón genético el vivir siempre sólo, aislado.

Por esa razón es que siempre necesitamos y nos fijamos con mucha intensidad en quiénes son nuestros amigos. Pero hay quienes no lo hacen, y al final terminan siendo manipulados o influenciados negativamente. Aquí surge la otra cara de la moneda. Sí. Eso pasa cuando ciertas personas poseen una sensibilidad pobre, y no se percatan del daño que pudieran causar algunos "amigos" que en teoría deberían ser, pero en la práctica, dejan mucho que desear. Esos son los "no amigos". Esos que quieren siempre cambiarte a como ellos quieren que uno sea. Te tratan de amoldar como un muñeco de plastilina a su propio antojo, pasando a llevar el patrón original del cual algunos fueron dotados. Es decir, uno no se da cuenta de que necesita algo que aprender de las capacidades sentimentales del otro u otra, pero el "no amigo" sí sabe que el otro no sabe que necesita. Eso se llama "aprovechador", no "amigo". Quien busca su propia satisfacción sin importarle lo que realmente el amigo necesita. Como sabe que el otro no sabe que necesita aprender, no le enseña, porque si lo hace, el otro se daría cuenta del engaño del cual es objeto. Y esta táctica es muy útil en cuanto a extraviar se refiere. Hay mucha gente que usa a los demás haciéndose pasar por sus "amigos" pero cuando eso cambia, cuando el receptor de sensibilidades del otro se arregla, el que decía ser "amigo" o "amiga" te bota, te desecha, y lo hace con la prolongación del tiempo en mente para simplemente odiarte mientras dure esa prolongación de tiempo en su mente. En otras palabras, un "no amigo" puede volver a ser tu "no amigo", cuando vuelve a burlar y pasar a llevar tus necesidades reales, junto con la inocencia natural, pues el otro individuo no tiene la menor idea de las pretensiones de su "amigo". No sabe que es un "no amigo", y or eso, confía en él, por inocencia. No le desea lo malo porque es su "amigo". Pero volvemos al mismo punto; el "no amigo" se aprovechará de esa situación mientras que el atacado en ignorancia no se dé cuenta.

Siempre he pensado que, para tener "amigos" hay que siempre ser uno primero un "amigo". Vivimos en un mundo agitado y lleno de falsedades y vanos engaños, tan nefastos como el gobernante de la autoridad del aire. Es por eso que todos viven a la defensiva, y en eso caen en el sutil juego del "siempre esperar" a que otros hagan primero "algo" o sean "alguienes" para sus personas. "Alguien" debe hacer algo para ser un "amigo" verdadero, un hermano nacido para cuando hay angustias, y no solo para eso, también para los momentos felices.

Si "alguien" NO hace "algo" compatible con la amistad para ser "amigo", siempre terminará siendo un "no amigo" en un ciento por ciento. ¡Está diciendo!, ¿no?

Si "algunos" hacen "algo" para ser "amigos", también terminarán siendo siempre "no "amigos", puesto que no han identificado las necesidades específicas de ellos mismos como las de los demás.

“Algún amigo” no es lo mismo que “un amigo”.

Pero, si "alguien" hace algo válido con la amistad, esta tendrá como resultado siempre un "amigo". Y ese patrón resulta igual para ser "amigo" de muchos y de muchos ser "amigo".

El amor, la regla que sostiene todo lo que existe, sí, hasta las leyes y/o principios físicos y matemáticos, siempre AUTENTIFICA la amistad, y dando resultados positivos en una ecuación bien hecha.


_______________________________________________

Texto agregado el 15-02-2007, y leído por 80 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]