TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / mancuspia / El primer beso siempre...

[C:272499]

Dejé que su voz me guiara por el camino del recuerdo, no se como sucedió pero nos reconocimos en el tiempo, una y otra vez.

Observamos juntos tantas lunas, tantos soles, tantos cielos.

El primer beso amor, cuanta pureza, cuanta ingenuidad compartida en ese beso.

Nacimos en la misma aldea, nos criamos juntos corriendo por el campo, trepándo a esos frondosos y añejos árboles que bordeaban la vera del arroyo.
En un viejo roble construimos la casita de los sueños, entre juegos y anhelos cumplidos, días, horas y usted siempre usted.

De esa tarde, la del primer beso, conservo el sabor de su boca, aún siento palpitar su pecho junto al mío, aún siento como temblábamos, como se erizó nuestra piel amor mío.

Usted contaba con dieciséis años yo catorce, fuimos hasta el arroyo como lo hacíamos todas las tardes, dibujando sueños entre suspiros...
Recuerda?
cuando estábamos por llegar yo le jugaba una carrera y me trepaba rápidamente al árbol?, aquella tarde se enganchó mi vestido y tropecé cayendo al arroyito, y usted cariño se avanzó para salvarme, y cayó de pompis sobre las piedras... que golpazo!!!!

Quise darle mi mano y me atrajo hacia usted, quedamos contemplándonos...
Las gotas de agua caían sobre mi cara que estaba encendida por su mirada. Sus ojos reflejados en los míos, hacía frío, pero detuvimos el tiempo en ese instante.
Todo se movía lentamente muy lentamente para no perder detalle de ese momento sublime.
Su mano apartó un mechón de pelo mojado que caía sobre mi cara y sus labios se posaron en los míos....

Comenzaba nuevamente la magia del amor, ese que guardamos tanto tiempo en nuestros corazones ahora se mostraba palpable, a flor de piel.

Jamás olvidé ese primer beso que se repitió una y mil veces hasta el momento de mi partida.
Siempre la misma frescura, la misma intensidad, el mismo e intenso sabor dulce del amor.

Y cuando ya no estuve, en cuerpo presente amor mío, volví en cada gota de lluvia de las que tanto disfruta cuando le pegan en la cara, en ese tibio rayito de sol se filtra en las mañanas por la ventana de nuestro cuarto y le acaricia suavemente como una suave brisa, y cuando siente que el viento asota su rostro soy yo que le beso con pasión...

Jamás dejé de amarlo, jamás me alejé de su lado y usted lo sabe, estamos unidos más allá de lo que la razón entiende.


Lo amo...

Texto agregado el 25-02-2007, y leído por 544 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
15-03-2009 Una vivencia arquetípica que no todos tenemos el privilegio de vivir. Amores a escondidas, rodeados de la naturaleza, no contrariados por la edad, sin graves sofocones por los riesgos, y, en plena facultad ambos, de un despertar arrollador e imparable. Una vivencia paradisíaca como esa, cómo olvidarla y no anhelar volverla a vivir. Has manejado ese relato con ternura, sencillez, como caído del alma, sin pretensiones de engordar con palabras manidas, el cúmulo de sensaciones del momento. Dotas al relato de la espontaneidad natural que aleja a la pareja de un junte exclusivamente lujurioso. Su desarrollo dota al encuentro de la fantasía natural que todos acumulamos a través del tiempo, sin perder por eso, credibilidad. Felicitaciones. Un saludo cordial y un abrazo. fragoncum
28-01-2009 Me encanto Matilde,son momentos unicos ************ shosha
18-06-2008 si que te inspira el recordar kenshin
20-02-2008 Todo un ritual es es el recuerdo del primer beso. panchin
01-02-2008 buena historia, creo que a todos nos a pasado algo parecido, pero tu lo escribes con tanto amor que lo revives "una y otra vez" y así debe ser, los amores son eternos, saludos mcs
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]