TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Violación

[C:273574]






Paulo, de pronto, se cegó y actuó movido por el impulso de sus instintos. La razón se fue de vacaciones y el hombre, tampoco muy dotado de ella, se transformó en un fauno babeante que sólo deseaba saciarse.

Caminó por la calle polvorienta en busca de una presa, era un depredador, una alimaña, cualquier cosa, menos un hombre sensato, como parecía serlo la mayor parte de las veces.

Quiso la mala fortuna que Pepita, se cruzara en su camino o fue el destino quien elaboró sus enrevesados cálculos para ponerlos allí, uno frente al otro. Ella, tímida e insegura, intentó huir, ya que en su fuero interno, algo le decía que todos los hombres eran peligrosos y cada uno de ellos sólo deseaba de ella una sola cosa. Era algo ancestral, un tema que estaba escrito con letras bien demarcadas en las páginas de la naturaleza. Ella, por lo mismo, intentó escabullirse, pero Paulo fue más rápido y la atrapó con sus dedos ávidos, después no supo más.

Paulo se la llevó a las inmediaciones de unos cerros que no frecuentaban ni las ánimas. Con los ojos sanguíneos, buscó entre los riscos, hasta encontrar una fisura en medio de las rocas. Allí se arrojó, ya absolutamente obnubilado por la pasión y arrastró a la angustiada Pepita al caudal de esas tormentosas aguas en las que naufragaba su espíritu.

Mientras forcejeaba, apresurado por sus urgencias, entre chillidos absurdos y gemidos animales, uno de los codos del tipo chocó con una piedra, la que, a su vez, provocó el desplome de otras y de pronto, con un estruendo espantoso, una roca inmensa cayó con el peso de una sentencia, sobre las espaldas del tipo.

Al día siguiente, dos mozuelos encontraron el cadáver de Paulo y bajo su reventado vientre, apenas asomaban las patas de Pepita, la inocente gallinita…

(Historia adaptada de un suceso acontecido años atrás en Orense, España).




Se comenta que el HIJO DE LA GRAN PERRA en su otra vida fue gallina y por supuesto, violentada, de allí que, choqueado ante tan terrible situación ahora picotea compulsivamente por aquí y por allá...















Texto agregado el 02-03-2007, y leído por 184 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
03-03-2007 Pobre gallinas, pobre cabras... pobres... Desde luego, cómo está el mundo y sus instintos... Fantástico tu texto. Felicitaciones. Hanneke
02-03-2007 Bueno, yo sabía que a las llamas y a las alpacas las hacían correr la misma suerte, pero esos animalitos tienen pestañas largas y ojos dormidos. ¿Una gallina? No lo puedo creer, juro que no puedo anemona_
02-03-2007 ¿ cómo se le ocurre con una gallina? Jajajajaja, muy bueno. -Vera-
02-03-2007 muy bueno ***** tecclas
02-03-2007 Por favor gui, casi me matas de la inmensa pena, que se descubre en las últimas palabras.Porfavor, como con una gallina por Dios. Esto es un chiste¿verdad?, lo único que faltaba, ahora con gallinas. jejejejeje Lo único que si es una maraviklla, es tu excelente narrativa, con una genialidad que me lo creí todo. ******** Besos Vic 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]