TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / bizarro / ¡Te juro que ésta es la pura verdad!

[C:280730]

-No no, para, todavía no te dije nada. Dejame contarte. Te juro que lo que paso es verdad. Ni yo me lo creo. Es mas, si me lo contaran, casi que no te creería. Pero dado que me paso a mi, bah, pasar pasar a mi no me paso, pero bueno, la base esta ¿No? Pero
casi que no te lo creería, si me dijeras esto, te respondería, me estas tonteando ¿No? ¿Me queres tomar el pelo? Obvio que no quiero que digas así, porque esta es la más irrefutable de las verdades. Aunque ud no lo crea (pero decime de una si no me vas a creer, así no sigo, no me hagas gastar tiempo ¿Ok?). Bueh, pero quedamos así ¿No? Bueno... a ver... Mi hermano Sebius tiene unos auriculares re copados, que usan una especie de gomita para que te entre en el oído. Tienen toda la onda esos auriculares. Vienen con tres tipos de gomitas y todo. Pero para, ya llega. Son como así chiquitos, nada de vincha ni nada, van en el oído así de una... pero, ¿Me vas dejar hablar a mí? Bueno, resuuuuulta que mi hermano me presta los auriculares, me dice: no me los pierdas que me salieron un ojo de la cara. Bueno, me quede un rato mirándole el parche que tiene y no dude ni un segundo de su palabra. Por algo las cosas son así ¿No? Vistes como es esto. Bueh, el hecho es que tenía ganas de ir en el colectivo así a lo loco, escuchando música, pero para que ya llega, para. Si no me vas a tener paciencia no te cuento nada y listo. Me voy, ¿Me llamas un remise que se me hizo tarde? todavía me quedan unas monedas incaicas de mis ultimas vacaciones, espero que tengan cambio. ¿Que? Bueh, sigo, pero si no me interrumpís mas ¿Ok? ¿Quedamos así? Sino levanto el teléfono y llamo a una Hot Line y te gasto todo el sueldo eh? Ojo, no te me hagas el loco. Bueh, te decía. Me pintaron las ganas de escuchar música arriba del colectivo. así que salte sobre el primer bus que venia (lo loco es que yo iba para el otro lado, creo que me tome el 205 y termine en Temperley), pero bueh te decía. Estaba arriba del colectivo re feliz de la vida, escuchando música a todo carbón, así muy feliz y todo bien. En mi pasacasette empieza un tema re loco así como medio New Age, y empiezo a imaginarme que todos los que viajan conmigo son como de una secta vistes, todo muy loco. Me empiezo a arrebujar en mi asiento, como que la gente me miraba, y yo mas chiquito me hacia, pero ¡estaban todos contra mi! Te lo juro, les había desbaratado el plan de cambiar la moneda actual por papas, ¡Y se me venia la noche! Claro, me di cuenta que estaba en problemas apenas subió el gordo gigante al palanquín en el que viajaba (y yo que pensaba que los palanquines eran para uno en la India, pero este estaba lleno de gente, me parece que me vieron la cara, ahora no les dejo propina ni nada). Bueh, el beduino este para los jamelgos y sube
y me clava la mirada. A mi como que me empezó a sangrar los ojos, pq vistes que me clavo la mirada, y no hay parte del cuerpo en la que te claven algo y no sangre. Vistes como es esto. Bueh, el hecho es que la mitad de mi catarata fluidal, empecé a ver todo rojo, como si fuera una cortina de seda o algo así. Ahi al toque me di cuenta que la mujer de al lado mio tenia el chal que me tapaba la cabeza. bueh, cuando escapo de las telas que me querían matar, el Efendi se me tira encima, como que quería matarme (o mi asiento, no
estoy seguro). Bueh, salte del transporte publico un instante antes de que la persona se apropie de mi asiento, no se como pude escapar. Bueh, el hecho es que en la mitad del salto mortal triple flip flap para atrás adelante, en el medio del aire (como 2 minutos
estuve volando) ahi me parece que perdí una gomita de la oreja. ¡Noooo, me quería morir! Encima termine como en Estambul o Constantinopla o algo así. Bueh... a caminar me dije. Manoteé el primer teléfono satelital que encontré y llame a casa para avisar que no iba a
comer (bah, que no me esperen, de ultima que me dejen algo en el horno que lo caliento y listo. Aunque en realidad me iba a comer un panchito en el camino, con muchos condimentos picantes, pero si decía eso medio que me iban a retar, porque echaba a perder el apetito, y medio que tenía razón, pero bueh). Creo que tarde 1 semana en llegar a casa, menos mal que me había comido el panchito, lo que pasa es que el condimento me había caído medio pesado y me la pase todo el viaje repitiendo el pancho. Imaginate, meta caminar y decir pancho, pancho, pancho. Los labios hinchados como salchichas me quedaron. La gente me
perseguía con pancitos para masticarme los labios, una situación complicada si las hay. No me pidas que te cuente como se puso Sebius cuando le conté que, no se.... mas que loco se puso, reloco, le salía espuma por la boca (partamos de la base que se estaba
afeitando). Ahi nomás, cazo dos cocodrilos, se colgó del cable del vecino y por Arpanet chequeo si había repuestos. Encontró baterías para autos, ruedas usadas, repuestos había si. Bueno, no va que parte raudo (pobre, raudo ahora anda separado, como alelado, la separación lo mato ¿Vistes?) a comprar el reposto loco. Creo que era Suiza y se equivoco
y termino en Suecia. No se si consiguió lo que quería, por lo poco que supe (como 3 años después) apenas apareció en la puerta de casa (pobre, se entero tarde que nos habíamos mudado al lado y vivió 2 años con otra familia). Bueno, te decía, apareció en la otra
puerta de nuestra casa, vestido de Mahjaraja Naranja, una cosa loca loca. Nos reunimos alrededor de la mesa para que Sebius nos cuente las mil y una noches de anécdotas que debía de tener. empezó diciendo que se fue para allá haciendo dedo. Meta dedo meta dedo,
tenia como 40 en cada mano. No va que mi vieja (siempre atenta) se acerca a ver como queríamos nuestros cocos (parece que estaba experimentando con comida étnica o técnica o elfica no se bien) y un coco se le cae en el cráneo de mi hermano lo que hace que le de "Amnesia selectiva". Por lo menos eso es lo que dijo el dijo el doctor que nos atendió y nos cobro un montón de dinero por esas dos palabras (que parece que el precio sube si son importantes las palabras del diagnostico). Parece ser que esta amnesia elige que recuerdos borrarte, (otros te los deja sanitos sanitos) y Sebius se olvido todo del viaje de vuelta. Ahi, aproveche velozmente para escaquie los auriculares, y cuando se dio vuelta a ver un colibrí que había entrado por la ventana abierta, ahi aproveche y le dije: Che Sepf, te devuelvo los auriculares en el mismo estado en que me los prestaste. Mira, si hasta parecen mas nuevos. Como no se acordaba nada, el que quedo como un duque fui yo. Bueno, todavía siguen llegando facturas a nombre de Sepfbabdul, Monarca absoluto de Quakeonia, pero si no le das mucha bola, como que se van solos. Te juro que todo lo que paso es verdad. No me mires con esa cara. Bueh, ¡A vos no se te puede contar nada che! ¿Que hay para comer? ¿Me puedo quedar a comer? No tengo nada en la heladera en casa, ¿Pueden compartir las sobras de anoche?

Texto agregado el 04-04-2007, y leído por 238 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]