TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Ecifitra / Tres líneas para un invierno ®

[C:28096]

Fue un día jueves en que los zapatos ya le apretaban mucho, sentía pesada su chaqueta, la corbata le molestaba y el invierno era demasiado evidente, cuando dejó a un lado la idea fija de seguir dando vueltas; en vez de pasar mil veces, sin ningún sentido, por el mismo lugar, más le valía bajarse del tren, sentarse y quedarse ahí.
¡Tuuuuu...!
— ¡Ven Antonio¡ o te vas a quedar fuera —le dijo la mujer tomándolo del brazo—.
Arriba, día lunes, el sol caía fuerte y desde algunos árboles una que otra flor se dejaba oler. Debía ser Primavera. Abajo, y sin importarle nada, el pequeño Antonio sentado junto a su madre en su asiento naranjo del metro.
¡Tuuuuut!
Debió haber sido mucho después, en un cambio de línea, que Antonio se separó de su mamá y no la vio más. Nunca había andado solo, pero ya se las arreglaría; ser libre le daba todo el sentido necesario a ese lugar en que no se distinguían días ni estaciones.
¡Eso si que era emocionante¡ incluso creyó enamorarse de una mujer que iba en dirección contraria. Hermosa y delgada, de ojos pequeños, pelo negro y piel clara; era la mujer más linda que había visto y sentía que lo miraba de una forma distinta, y de eso no había dudas.
Le hizo unas señas y, para su sorpresa, le sonrió como respuesta. En un intento por tocarla alargo su brazo, hasta que su mano chocó contra el vidrio; puso su palma contra la ventana y comenzó a acariciarla. No podía dejar de sonreirle ¡Tuuuuut!, pero no duro más de lo normal; unos cuantos segundos, quizás un minuto, en que se abren y se cierran las puertas.

Pero qué importaba haber perdido a esa mujer. Aún se sentía contento y sólo por jugar se inventó cierto recorrido que hizo varias veces:
— Señores pasajeros, muy buenas tardes, próxima estación: Los Héroes, lugar de combinación con línea dos.
¡Tuuuuut! bajaba y tomaba un tren hasta Franklin... . Cambiaba.
Subía a otro tren y seguía varias estaciones ¡Tuuuuut! Baquedano; se cambiaba, línea cinco, iba, ¡Tuuuuut! Muy buenas noches, volvía, se cambiaba.
— Señores pasajeros...
Volvía, línea uno, línea cinco ¡Tuuuut! Buenos días, línea dos. Señores pasajeros, línea uno, ¡Tuuuuut!

Luego de un tiempo, ya cansado, le pareció que no era tan fácil. Sabía bien como hacer todo ¡Tuuuuut!; se cambiaba y volvía; conocía muy bien ¡Tuuuuut! el metro, pero no se acordaba y no estaba seguro de haber sabido alguna vez hacia donde tenía que ir.
—No entiendo —dijo de pronto—. Veo pasar a ese hombre todos los días. Creo que le llevo cierta ventaja, después de todo yo siempre estoy aquí. No sé por qué no hace lo mismo y se sienta en este lugar de una vez por todas. Y así lo hizo.

Texto agregado el 26-02-2004, y leído por 939 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
21-06-2005 mmm Oye procer!!! buen cuento...un final un poco enredado no mas....si lo trabajas te kedará de lujo...Un beso Inima
28-10-2004 ES muy bello en toda su extención , es un genero que me gusta. no llega a ser fantastico , pero esa realidad que le pones, es merecedora de *****. exitos y se feliz. gonzalo_silver
28-10-2004 Sigo pensando lo mismo que en febrero: es un cuento extraordinario, es muy evocador el cruce con la mujer del tren de la vía opuesta y muy hábil que el final sea suavemente sorprendente. Enhorabuena. No puedo votar otra vez pero aquí van *****. Un abrazo. JuanRojo
28-10-2004 Sigo pensando lo mismo que en febrero: es un cuento extraordinario, es muy evocador el cruce con la mujer del tren de la vía opuesta y muy hábil que el final sea suavemente sorprendente. Enhorabuena. No puedo votar otra vez pero aquí van *****. Un abrazo. JuanRojo
08-09-2004 solo cinco no puedo darte mas , pero vas evolucionando , eso se ve a la legua. gonzalo_silver
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]