TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / No más

[C:284534]






Esta es la última crónica que escribo a propósito de mi nuevo estado de millonario. No quiero que después se me acuse de ser un personaje auto referente. Es que la soledad del poder –que en cierto modo se adquiere en el momento mismo en que llegan los caudales- hace mirar con nostalgia ese pasado errático, en que se vivía sorteando deudores, aplazando fechas de pago y negociando préstamos atrasados.

Todo ese ayer grisáceo en que me movía con estudiada cautela y sin ningún protagonismo (a no ser que figurara en el extenso elenco de Dicom, el boletín de informaciones comerciales), ha dado paso a un par de días en que mi mente se atosiga y se intoxica ante tantas potenciales situaciones a las cuales puedo acceder. Tengo pocos amigos y ellos han figurado desde siempre en mi lista de prioridades. ¡Cuantas veces fabulé llegar a sus puertas y sin decirles nada, extenderles un cuantioso cheque, a modo de gratitud! Me emocionaba al imaginar sus rostros de sorpresa, la que daba paso a la felicidad más absoluta. Pero, ahora que puedo cumplir con este deseo, me parece que actuar así puede ser insultante para ellos. Y sigo buscando la forma de hacerles llegar el dinero, sin que ello les ofenda. Ya nada me sorprende, he descubierto que la gente reacciona diferente a todas nuestras provisiones.

Por ejemplo, a mi viejo amigo Pedro, siempre urgido y angustiado por cuanta catástrofe se cruza en su camino, le he prometido aliviar sus penurias de la mejor y efectiva manera, es decir, depositándole en su cuenta una millonada que lo libere, por lo menos, de los apremios pecuniarios. Acaso con ello, sus achaques queden en el olvido y pueda derivar algunos dinerillos para hacer realidad sus más anhelados sueños.

A Anémona, la amiga incondicional, le regalaré un tour por Europa. Allí podrá conocer los maravillosos lugares que, acaso, sólo conoce en estampas y aprovechará de encontrarse con algunas amigas a las que no ve hace mucho tiempo. A Neus le enviaré un enorme catalejos para que pueda otear las amadas costas de su país. A Shou le obsequiaré algo con acento oriental. Sé que ella encuentra paz en todo ello. Al resto, le regalaré algo de acuerdo a sus gustos y preferencias. Nadie, absolutamente nadie, se quedará sin presentes.

A los míos, a la gente que amo, les entregué esa parte que jamás le había dado, es decir, más que los besos y buenas intenciones, les he materializado sus sueños. Mi madre, podrá disfrutar de la parcela que le he adquirido en las inmediaciones de Santiago. Allá se entretendrá, cultivando sus flores y en las tardes, oteará el horizonte, que parecerá más lejano y menos agobiante que contemplado desde su actual casa. A mis hijos les he asegurado el futuro, a mi ex le he terminado de pagar su casa para que viva sin sobresaltos.

No diré lo que he pensado hacer con mi vida ahora. Sólo sé que no será el dinero el factor más importante para lograr la felicidad. Serán los sentimientos, será el amor, serán las cosas sencillas que continuaré atesorando en mi alma desacostumbrada a la holgura.

Ahora me retiro a disfrutar de mi fortuna, sin olvidar que cada día se debe construir el proyecto de una nueva jornada. Cuando no lo haga, acaso será porque el dinero se me ha metido en las venas o, simplemente, porque me he transformado en un zombie más de esta sociedad incierta…












Texto agregado el 21-04-2007, y leído por 218 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
26-04-2007 Mirá, te dije... TE DIJE!!! que el viajecito lo hiciéramos juntos, previo permiso de nuestros respectivos (¿que dices, Anita?). Nosotros somos hermanos, he dicho. Ah! Gracias anemona_
24-04-2007 cualquier día de estos lo conversamos viajando en el Metro de Santiago ¿te parece? je shou
24-04-2007 Algo oriental, a ver… a ver… ¿Qué te parece un viajecito a Tokio donde existe una escuela zen que pinta haiku? Bueno… si es en Beijing… te prometo que no me enojo. Grande, GUI, tu amistad es el mejor regalo y gratitud. Bueno... veamos ¿de cuánto estamos habalando? je... besossssssss shou
24-04-2007 Gracias de antemano por el regalo que enuncias. Que sea enorme, tanto, que pueda ver más allá de la costa la inmensa llanura que me cobija desde lejos. Un abrazo ***** neus_de_juan
24-04-2007 Que lindos regalos para la gente que quieres y tus lindas amigas cuenteras. La felicidad no está en guardar para si, sino en ofrecer a los demás. Te regalo un millón de estrellas imaginarias. loretopaz
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]