TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Pesadilla...

[C:28532]







Despierto sobresaltado. Tocan a la puerta. ¿Quién será a esta hora? Me levanto algo aturdido y, a través de los visillos, contemplo una silueta que la luna dibuja con trazos fantasmagóricos. Me acerco a la puerta y pregunto: -´¿Quién es?
-El padre Richards- me contesta una voz.

¿Qué puede desear ese cura a las tres de la mañana? Ya todos saben que soy ateo, que no comulgo con sus creencias pero, que no me importa lo que hagan con sus vidas. ¿Qué sucede?
-¡Abra esta puerta en el nombre de Dios!- vocifera el sacerdote.
¿Cómo? ¿Por qué tendría que franquearle el paso en el nombre de alguien que para mi no existe? Es verdaderamente ridículo.
-¡No señor! ¡No le abriré! ¡No tengo nada que hablar con usted!
-¿Te permites desautorizar una orden de la Santa Iglesia? ¡Abre esta puerta, infiel, antes de que la furia de Nuestro Señor caiga sobre ti!

Me enfurezco. Es demasiado. Nada ni nadie tiene derecho a despertarme a las tres de la mañana y, mucho menos, un cura hipócrita que se cree representar a una divinidad de la cual reniego. ¡Que digo! Si reniego es porque la he cuestionado y si la he cuestionado, es porque de algún modo cohabita en alguna parte de mi cerebro. Fuertes golpes que parecen ser propinados por una mano inmensa, remecen mi puerta. Un estrépito de vidrios quebrados me sobresalta. Mi corazón empieza a latir con desenfreno. Siento pasos dentro de la casa.

¡Aaayyyy! Son tres personajes que poseen una fuerza descomunal, me derriban al suelo, me golpean con una especie de bate de béisbol, me patean, parecen odiarme. La puerta es abierta y desde mi desmedrada posición contemplo en escorzo la imagen severa del padre Richards.
-¿No crees en Dios?- me pregunta con voz tronante. Aturdido, sangrante, al borde del desmayo, le contesto- No…no he dicho eso, no he dicho eso, creo que no existe que es distinto…Una furibunda patada me transporta a la cumbre del dolor físico, mis testículos deben estar hechos harina… Siento que uno de los tipos carcajea mientas me coloca algo así como una corona de espinas en mi cabeza… El padre Richards me contempla desde la penumbra y veo como la luz mortecina de la luna se refleja en sus ojillos claros. -¡Sáquenlo de aquí!

Arrastrando un pesado madero, trastabillando, cayendo y levantándome a duras penas veo, de manera difusa, que una muchedumbre silenciosa me abre camino. Dos tipos enormes me fustigan, obligándome a avanzar… Con mis ojos nublados, visualizo en la oscuridad una especie de monte, hacia allá soy conducido.

Al llegar a los pies de donde parece que se me sacrificará, me patean y me arrojan al suelo. Allí siento que las sombras son enormes buitres que revolotean sobre mi, la noche más negra parece hacerse presente para presenciar lo impresenciable.
-¡Crucifixión, crucifixión!- escucho gritar tenuemente a lo lejos.

El padre Richards se acerca con una especie de pergamino en la mano y comienza a leer: -En junio de 2155, en el centenario del advenimiento de Nuestro Señor y Verdadero Dios, el Todopoderoso Luzbel, se te condena de ateísmo y por ello a ser crucificado del mismo modo que aquel a quien adoras. Como dices no creer en Nuestro Absoluto Señor, como abjuras de su Sabiduría y te amparas en tu dios muerto, que se cumpla tu condena y que mueras como él, sin testigos para que la posteridad no te glorifique y que tu cadáver sea incinerado y no quede rastro ni descendencia tuya sobre la negra tierra. Que se cumpla la sentencia para servicio de Él...

Siento que me tienden de espaldas y me colocan los brazos en cruz, algo filoso roza mi piel. Parece ser un enorme clavo. En las tinieblas veo que una figura azulosa levanta su brazo… ¡En su mano parece esgrimir una especie de mazo! Antes que la acerada punta desgarre mi carne… Despierto sobresaltado. Tocan a la puerta. ¿Quién será a esta hora?











Texto agregado el 01-03-2004, y leído por 382 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
05-03-2004 cuántos crimenes se cometen en su nombre!, una pesadilla que de tan bien narrada, se transforma en una reflexión. Muy buen trabajo estimado. gracias por compartirlo hache
02-03-2004 Hay que ver, no importa lo que adoren, siempre nos dan una patada en los testículos. Bien escrito. juanrojo
02-03-2004 Sorprendente, un giro que no imaginé en una pesadilla muy bien llevada desde la pluma que crea buenas historias y deja un trasfondo durante esta cuaresma que han comenzado los católicos.El texto, con fecha y todo sugiere que el mal ha vencido, que se enseñorea la maldad y nuevamente aparece en la persona del sacerdote con nombre y todo, la idea de matar al que no piensa igual, hay que aniquilarlo, matar su honra, divulgar cualquier cosa , pero hay que asesinar, como tu cuento la viuda negra que en esta oprtunidad no mata, pero la dejas muy mal, inviertes los papeles) Vaya, ingenio tienes al por mayor. Saludos FaTaMoRgAnA
01-03-2004 Jua, está perfecto, me encantó, besotessssss AnaCecilia
01-03-2004 Dios, que bueno!!!! no me he soltado de tu relato ni para respirar!!! el inicio te atrapa, y a la mitad, cuando crees que has adivinado de que se trata el asunto sales con la sorpresa final. 5 estrellas porque no hay más. polkas
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]