TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nanchogalarreta / Jazmines amarillos (carta de amor)

[C:287176]

Texto presentado al Concurso “Cartas de amor” de Metrovías S.A., que no obtuvo premios, menciones ni accesit, ni nada, lo cual lo hace mucho más meritorio.



Patricia:
No creas que es un gesto de frialdad llamarte así: “Patricia”. No podría escribirte “Querida Patricia”, o “Mi amada Patricia”. La vida ha decidido que este montón de sentimientos apretujados se limiten a bailar alrededor de esa palabra que dibuja tu nombre. Te he mirado cruzar la calle desde el negocio de bijouterie hasta tu casa, tan próxima a la mía. He escrito cientos de cartas como ésta, pensando en deslizarlas por debajo de tu puerta. Todas terminaron trituradas en la bolsa de la basura. ¿Qué podía decirte? ¿Que he perdido más de un trabajo por quedarme esperando hasta el mediodía solamente para verte salir? ¿Que hablé con casi toda la gente del barrio, el verdulero, el vendedor de telas, el dentista, la apasionada empleada del negocio de artesanías? Solamente quería saber quién eras, nada más. Por qué ostentabas esa misteriosa manera de aparecer y desaparecer por días enteros. ¿Dónde estabas? ¿Tenías un amor secreto? Yo mientras tanto, agazapado detrás de mi ventana, permanecía con la mirada fija en tu puerta que no se abría. Hasta que de pronto, en cualquier momento, te cruzabas conmigo en la calle. Ahí veía derrumbarse todo mi juego, mi espíritu romántico, mi actitud de seductor. Estoy seguro de que en ese instante, mi estudiada sonrisa de galán dejaba paso a una mirada de niño embobado, siguiendo tu pelo oscuro flameando al viento, tus manos llevando la bolsa de las compras con elegancia, sin delatar para nada la pesada carga de papas, carne, botellas y latas. Caminabas con soltura, como si otra persona te ayudara, mientras tu brazo libre se hamacaba acompañando el paso, equilibrando tu figura armónica y alegre. A veces, a la vuelta del trabajo, trazaba diferentes planes. Desde ofrecerte ayuda con las bolsas de compras hasta entregarte un ramo de flores -ahora recuerdo haber tirado a la basura muchos ramos como éste, solamente por no arriesgarme a adivinar tus preferencias: ¿Rosas? ¿Jazmines? ¿Claveles?...
Jazmines. jazmines amarillos, - me dijo Almada, el florista. Almada tenía razón: habías comprado jazmines amarillos más de una vez. ¡Qué necio de mi parte! Si te habré visto pasar durante meses o tal vez durante años, frente a la parroquia de Santa Julia. En una mano llevabas las compras y en la otra un ramito de flores de un amarillo profundo, envueltas en papel vegetal. Tengo que reconocerlo: lo que menos miraba en ese momento eran tus flores. Me limitaba a caminar detrás tuyo con la vaga esperanza de que algún acontecimiento extraordinario te obligara a detenerte, a decirme algo, una sola palabra que me diera pie para confesarte que te amaba. En realidad no me importaban ni tus flores, ni tus compras, ni tu vestido azul oscuro demasiado formal para andar de día por el barrio, nada. Te he seguido tantas veces hasta que entrabas a tu casa, sabiendo que al trasponer esa puerta no me quedaría más remedio que volver desolado a mi habitación, a seguir escribiendo cartas que jamás te llegarían.

Pero Patricia, mi querida Patricia, mi amadísima Patricia, siempre hay algo que nos mueve a tomar decisiones. Me he enterado de que hoy es tu cumpleaños y he decidido entregarte un ramo de jazmines amarillos junto a esta carta, con el temor lógico de que me rechaces y, en ese caso, te habré perdido para siempre. Con todo respeto, me arrodillo frente a tu tumba y te pido que aceptes mi regalo. Perdón, me olvidaba decirte mi nombre: Esteban, Esteban Markus, tu vecino.




© RNPI Nº 155707 - Junio 2008

Texto agregado el 04-05-2007, y leído por 110 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
26-08-2008 ¡Ese eterno problema de no poder expresar nuestros sentimientos a viva voz y en el momento en que surgen o nacen!Alguien me enseñó que cuando de expresar buenos sentimientos se trata debemos dejarnos guiar por los impulsos. Tu cuento y la vida me dicen que realmente esto es lo correcto. 5* Susana compromiso
06-05-2007 Qué tristeza, todo ese sentimiento desperdiciado! Me ha gustado mucho. galadrielle
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]