TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / JOO / Fe

[C:28745]

FE


Hoy, ya no entiendo porque una importante cantidad de personas sigue aferrándose a Dios, a quien, supuestamente desde el Cielo, nos cuida, nos ama y nos protege por sobre todas las cosas. Quien perdona todos nuestros pecados, quien todo lo sabe y lo puede. Quien creó las marionetas pero no los hilos para moverlas.
Ya no creo en ese tipo de idioteces. Es absolutamente insensato y, sobre todo, irresponsable. Basta un par de padrenuestros para expiar las culpas y tu pecado es historia, se diluye en el pasado y sigues el sendero que te guía hacia el Señor. Ahí radica la grandeza y, al mismo tiempo, la miseria de nuestra religión. Todo es demasiado simple. Demasiado.
Así, un asesino arrepentido puede entrar al Paraíso y alcanzar la vida eterna como cualquier mortal.
Yo conozco a un asesino arrepentido. Le quitó la vida a un hombre honesto. Le arrancó la legítima felicidad de un instante a otro, con una justificación que, a fin de cuentas, no convence a nadie. Le bastó un cuchillo barato de cocina guardado en un cajón junto al refrigerador, un pequeño trozo metálico afilado, un utensilio doméstico ordinario, presente en la inmensa mayoría de los hogares. Así de fácil, así de accesible, así de aterrador. La muerte al alcance de tu mano.
Quien me venga a decir que ese asesino sigue siendo una persona merecedora del amor de Dios, quien crea que si ese sujeto reza lo que un eclesiástico le mande podrá salvarse ante los ojos del omnipotente, deja a todos los hombres honestos, a todas las víctimas, sin consideración alguna. Sin amor, sin justicia, sin nada. Quien sostenga aquello se convierte en un cómplice, encubierto por la mano invencible de la Redención.
Me opongo tajantemente a pensar así. Hoy la Fe no es más que un medio de absolución perfecto e indestructible. Ningún tipo de argumento puede invocarse ante la divinidad. Todo el debate muere cuando te dicen con seguridad: “No puedes cuestionarlo. Es la Fe”, como si fuese una férrea roca y nosotros apenas una macilenta ola.
¿Cómo puedes saber con certeza si quien invoca su Fe realmente la sostiene en su interior, o si no es más que una vergonzosa eximente de su inmoral conducta?. ¿Cómo lo sabes?.
Me consta que el asesino creía en Dios, lo sé. Pero, ¿qué ocurrió con la Fe de ese asqueroso sujeto, de esa escoria, cuando, sin detenerse, acuchilló diez veces a su víctima?. ¿Alguien me puede contestar?. ¿O es que, simplemente, su Fe se suspendió, fue a pasear al perro y regresó cuando su crimen ya estaba irremediablemente consumado, para volver a alojarse en sus entrañas y escudarlo?. ¿Acaso así funciona?.
Hasta hace unos tres años, yo iba por el mundo de la mano de la Fe. Ciegamente, me justificaba sobre la base de todos los sin sentido que ahora repudio. Tuve que asesinar a un hombre íntegro y solidario, con un cuchillo oculto en un cajón junto al refrigerador, para darme cuenta. Tuve que enterrarle el pequeño trozo metálico afilado diez veces para entrar en razón, para percatarme de la verdad de mi existencia, para reprocharme lo idiota que había sido hasta ese momento. Tuve que arrebatarle la legítima felicidad a un ser humano para comprender, al fin, que no se puede caminar por las calles rogándole a Dios que ampare nuestras vidas. Es irresponsable, sucio y cobarde. Es la conducta más homicida de todas.
Llevo tres años recluido por el crimen que cometí. Acepté matar a alguien por dinero, mi familia lo necesitaba con urgencia, mi esposa y mi pequeña hija tenían que alimentarse. Desde que quedé cesante, todo se ha vuelto un infierno, un callejón sin salida, una ininterrumpida penumbra...
Yo también era un hombre honesto y generoso. A mí sólo me importaba el bienestar de ellas. Su alegría era mi única fuente de felicidad.
Pero es una justificación que, a fin de cuentas, no sirve ni convence a nadie.
Estoy preso y lo estaré muchos años más. Mi esposa me visita y me dice con una tranquilidad increíble: “Lo hiciste porque no tenías más remedio. Sólo somos una familia normal que sufrió una crisis económica. Pero Dios no nos va a abandonar. Ten Fe”.
¿La verdad?. Yo la amo demasiado. Pero lo único que anhelo es secarme en la cárcel hasta que mi rostro y mi cuerpo se destruyan tanto como el de David, el hombre al que maté, para pagar lo que hice responsablemente, porque aquel sujeto también amaba a su familia tanto como yo a la mía. No hay razón alguna para jerarquizar nuestros sentimientos.
No necesitamos a un Dios que nos guíe y que perdone nuestros errores, sino a un Dios que construya la libertad idónea para que nuestra propia cordura y responsabilidad nos de la chance de asumirlos y pagar sus costos. La Fe no es ocultarse tras el velo del rezo y la oración, el verdadero arrepentimiento se logra pagando en carne todos los perjuicios y lágrimas que ocasionan tus conductas. Prefiero recluirme de por vida y saldar mis cuentas con mis víctimas, con mi conciencia y con Dios.
¿Saben?... que la Fe se vaya a dar un largo paseo mientras me muero.





J.O.O.











Texto agregado el 03-03-2004, y leído por 129 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
05-03-2004 vaya vaya, entre tanta bola de hipócritas católicos que viven en mi pais, por fin encontre a un hombre con cerebro.Coincido perfectamente con tu apreciación del tema y pienso que si existe dios, es infinitamente mejor que la idiotez que han creado. todos somos dios, pero no nos lo creemos, por eso inventamos uno con nuestros mismos errores, solo para no sentirnos culpables y poder decir "el lo dijo". A veces pienso que la fe existe, pero existe en cualquier cosa a la que tu se la quieras dar, y sucede no porque tal objeto sea mágico o porque se te haya concedido, simplemente la fe existe porque tu estas convencido de que algo sucederá, y frente al deseo humano puro,nada lo detiene. un fuerta abrazo. Golpha
03-03-2004 es real lo tu dices en tu reflexion sobre ese tal dios que todo el mundo teme , y que no tratan (los humanos ) de comportarse como un ser de carne y hueso con defectos vitudes y debilidadades ya que todo lo realiza hipocritamente para que ese tercero el que ellos creen que esta alla en las putas nubes mirandonos con pantallas , todos los sucesos de nuestras vidas bahhhhhhhhh ,yo soy pagano , no voy a la iglesia a escuchar a esos payasos dizfasados de telas largas ,y que predican modos de vivir encadenandonos . vivir para nosotros . maovelex
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]