TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / el_cubo_de_rubik / Emboscada. (prosa)

[C:289270]

Emboscada. (Prosa)


-Al habla Cobra, ya hemos llegado a la posición establecida. Corto.
- Recibido. Nosotros estamos aproximándonos a la entrada. Corto y cambio.
Jack acariciaba su pistola mientras hacia una señal a un grupo que tenía detrás. El grupo se escondió entre unos arbustos, alerta. Al otro lado de la calle, una gran casa estaba iluminada por farolillos a su alrededor. Se oían risas y conversaciones provenientes del otro lado, al parecer, en el jardín se organizaba una gran fiesta. Señores importantes con humeantes puros y copas de coñac en la mano, sus esposas, portando cada una de ellas copas de zumo de uvas recién exprimido y sin grumo, y en una esquina, un piano amenizaba el ambiente con relajadas notas que fluían entre la apacible noche. Todos ellos desconocían lo que acontecía frente a aquel lujoso chalet. Mientras, los grupos avanzaban lentamente y ya se habían escondido cada uno detrás de los coches que estaban frente a la entrada.
-Hemos avanzado hasta la segunda posición, corto y cambio.
-Recibido Cobra, nosotros nos hemos retrasado, Tom ha tropezado, estoy empezando a pensar que es un estorbo. Corto.
- No pasa nada. Esperamos, corto y cambio.

En el jardín, unas señoras charlaban ya con las mejillas rosadas, habían pasado del zumo al champagne.
-Pues mi Bobby ha sacado las mejores notas de su clase, a que si, Bobby.- El niño se sonrojó, estaba rodeado de señoras mayores y se dirigió hacia el tío Marshal, un señor de una gran constitución que todos los niños adoraban y bromeaban con él.
- Hola Bobby, que, ¿Huyendo de tu madre, eh? No me extraña- El niño sonrió y se posó en su rodilla, teniendo la mala suerte de derramarle encima el coñac que el adulto estaba bebiendo.
- Vaya, no pasa nada chico, voy a tener que ir al coche, que allí tengo otra camisa y otra corbata. Tu no te preocupes, ahora vuelvo, si alguien pregunta dile que he tenido que ir a cambiarme porque me he manchado.
- Prefiero acompañarle tío Marshal, ¿Puedo?
-Esta bien, chico. Vamos.- El adulto se levantó costosamente de la silla y se dirijió rodeando la casa, al otro lado.

-La abeja se dirije a la telaraña, esperad a la señal. Corto.- Tio Marshal se disponía a introducir la llave en su coche cuando…
- ¡Ya! ¡Estas rodeado!, ¡No hagas ningún movimiento!- El tío Marshal dio un brinco del susto y cuando vio lo que pasaba se hecho a reír. Innumerables pistolas cargadas de agua le apuntaban y comenzaron a disparar. Cuando los padres, atraídos por las carcajadas y los gritos, se acercaron en tropel hacia la entrada de la casa, se encontraron con sus hijos que habían empapado de los pies a la cabeza al tío Marshal que no paraba de reir.

Texto agregado el 14-05-2007, y leído por 143 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
14-05-2007 13º Round del Club de la Pelea. Texto en concurso, por favor no dejar comentarios. Ignacia
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]