TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / violalis / Connie y Bunny

[C:296049]

Cuento para segundo año.

CONNIE y BUNNY

Entre las ramas de un árbol grande lleno de hojas, una familia de conejos había hecho su casita. La mamá coneja corría todo el día de una habitación a la otra, limpiando acá, arreglando allá, ordenando lo que papá conejo dejaba desordenado sobre la mesa. Mamá coneja era muy limpia, no le gustaba ver las cosas tiradas. Siempre decía, que la educación se veía cuando estaba la casa en orden. Papá conejo se reía cuando oía eso, decía que la educación no era sólo mantener todo en orden , sino que no se debía comer con la boca abierta, que se debía beber silenciosamente, no hacer ruido, no ponerse el dedo en la nariz, no bostezar sin taparse la boca, y muchas cosas más que no se debía hacer.
A papá conejo le gustaban las corbatas. Todos los días de la semana se ponía una distinta. Los lunes una plateada, los martes la roja, los miércoles una violeta, los jueves la verde, los viernes le gustaba ponerse la de color naranja, los sábados le tocaba una azul, y el domingo con mucho cuidado se ponía la corbata amarilla que tenía dibujada unos enormes girasoles. Todas las corbatas le llegaban hasta el ombligo de las largas que eran, y papá conejo las mostraba orgulloso cuando paseaba por el vecindario.
Papá y mamá conejo tenían dos hijos. Estaba la pequeña Connie, que era toda blanca con orejas rosadas y patitas delgadas, y su hermano Bunny que era más grande que ella, todo gris con la nariz negra. Connie era muy coqueta, se miraba en el espejo de adelante y atrás, y se daba vuelta y vuelta para no perderse detalle de su pelo. Se probaba una cinta que ataba entre sus orejas, se la quitaba para ponerse otra, y así se pasaba horas y horas mirándose y diciendo “que hermosa soy”.
La mamá le repetía, que la hermosura no era lo más importante. Tener un buen corazón y ser generosa, amable y obediente, entonces, era hermosa por dentro, en el alma, y eso era lo que importaba. Pero Connie no escuchaba los buenos consejos de su mamá y seguía mirándose en el espejo dando vueltas y vueltas para poder verse mejor.
También Bunny hacía cosas feas. Le pegaba a compañeros que eran más chicos que él. Le gustaba hacerlos rabiar y se reía cuando ellos salían llorando por el dolor. Su padre se lo recriminaba y le repetía que no le hiciera a los otros lo que él no quería que le hiciesen a él. Si Bunny no quería que lo lastimasen, tampoco debía golpear y lastimar a los otros. Pero tampoco Bunny le hizo caso a su papá, y seguía empujando y pegando a los otros conejitos cuando estaban cerca.
Un día en el verano, se mudaron nuevos vecinos. Una acacia ya hacía tiempo estaba vacía, porque los conejos que habían vivido en su hueco, se habían mudado a otro barrio. Los nuevos tenían un hijo grande llamado Fedro. Era hijo único y lo habían malcriado demasiado. Fedro hacía lo que quería. Le gritaba a sus padres, no ayudaba en la casa, la comida que no le gustaba la tiraba al suelo. Sus padres estaban desesperados. Se dieron cuenta, que la culpa que Fedro se comportara así era de ellos. En vez de rezongarlo cuando hacía algo mal, no decían nada, esperando que con los años sólo se portara bien. Pero a un niño hay que guiarlo y sostenerlo con amor y firmeza, para que crezca derecho como un árbol al cual se ata a un palo, para que su tronco no se curve.
Ya en los primeros días Fedro se había peleado con todos los conejos chicos de ese lugar, que cuando lo veían venir, se apartaban porque no querían hablar con él, y menos jugar.
Un día Bunny estaba en frente de su casa jugando con una nueva pelota que le habían regalado, cuando apareció Fedro.
-Dame esa pelota le gritó a Bunny.
-No, le contestó Bunny, es mía y no te la doy.
Furioso Fedro saltó hacia arriba y con la pata trasera le pegó fuerte a Bunny en el pecho. El golpe fue tan duro, que por segundos Bunny no pudo respirar, y por la fuerza del golpe se cayó al suelo golpeándose en la cabeza. ¡Como le dolió a Bunny ese golpe! Comenzó a llorar por el dolor, y en ese momento se dio cuenta, que él estaba sufriendo lo mismo que sus compañeros a los cuales él pegaba, y pensó que nunca más iba a lastimar a otros para que no llorasen de dolor. Por los gritos acudió la mamá de Bunny, que levantó a su hijo, lo abrazó muy fuerte secándole las lágrimas con un pañuelo. Fedro al ver que venía la mamá, escapó como un cobarde, dejando la pelota en el piso.

Mientras tanto Connie estaba paseando metiendo su nariz en cada flor que veía en el camino. Aspiraba su perfume que le agradaba, pero nunca cortó una, porque las flores eran más lindas frescas en la tierra, que marchitas en la mano. Mientras saltaba de flor en flor, se acercó a un estanque en el cual vio reflejada su cara. “Que hermosa que soy pensó para si, que bien me queda la cinta rosada” Para verse mejor, se acercó demasiado al borde del estanque y......... cayó adentro. ¡Ay, que fría estaba el agua, que susto se pegó! Salió del agua toda mojada, la cinta rosada le colgaba de una oreja, y su pelaje blanco, del cual estaba tan orgullosa, se veía verde por las algas que la cubrían toda. Se miró y se dio cuenta que su madre tenía razón, que la belleza externa podía desaparecer en un instante y no quedar más nada de ella. Lo que importaba era la belleza interna, la bondad, la ternura, el compañerismo, el ayudar a otros, el dar de sí, sin esperar recompensa. Mojada como estaba volvió a casa, besó a su madre y le prometió que nunca más iba a mirarse en un espejo para ver lo linda que estaba, que eso no importaba.
Los dos conejitos habían aprendido una lección que los hizo pensar y darse cuenta, que si querían amiguitos para jugar y divertirse, debían unirse a ellos en paz y armonía y no creerse algo especial, porque todos querían ser felices.





Viola

Abril 2006

Texto agregado el 14-06-2007, y leído por 240 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
12-07-2007 buen cuento para niños, ademas de entretener les enseña los valores de la vida. yo tengo alma de cria aun, y me gusta mucho leer cuentos, asi podre contarselos a mis hijos cuando los tenga. besitos viola anki
14-06-2007 Una vez mas biole... escribes muy bien mis felicitaciones y mis ***** ¡¡¡CUIDATE AMIGA!!! besitosss ///NIL/// nilda
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]