TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / atreides54 / Yo era un leño dormido... pero desperté...

[C:29823]

Yo tenia una vida muy cómoda, trabajaba, tenia mi auto, mi casa, no me preocupaba por nada, solamente disfrutar de la vida, pero disfrutaba?
El hecho de poder comprar la ultima maravilla tecnológica es disfrutar?
Sentarse en un cómodo sillón a mirar televisión todo el fin de semana es disfrutar?
No lo creo hoy... aunque en ese momento lo veía así...
No solo lo veía, sino que lo hacía...
Miraba pasar las estaciones raudamente a mi lado, marcadas únicamente por hitos cotidianos, tal día el cumpleaños de fulano, el aniversario de zutano, vacaciones, navidad, año nuevo, más vacaciones, algún feriado...
Así de feliz, tranquila y despreocupada pasaba mi existencia.
Hasta que un día algo pasó fuera de lo común...
Primero tengo que entrar en detalles..., de como soy yo... (como era) y que hacía en la vida...
En ese momento tenia 48 años, vivía en una casa de 307 metros cuadrados edificada en un buen barrio de clase media-media alta, de Rosario, en la República Argentina...
Mi familia (la que vivía conmigo) estaba compuesta de mi mujer, Lucrecia, y de mis dos hijas solteras, Fabiola y Florencia de 22 y 20 años..., tengo otra hija Romina (de 25), pero que ya estaba casada, fuera de mi hogar y es la madre de mi nieto Franco. Luego de 30 años de estar juntos con Lucrecia (entre noviazgo y matrimonio) nos llevábamos bien, aunque los dos teníamos actitudes diferentes ante la vida y las inquietudes de cada uno no eran compartidas por el otro...
Como decía, mi vida transcurría lentamente, cómoda y placentera, rutinaria...
Tenía todos los adelantos que se merecen tener... microondas, lavarropas automático con chiquicientos programas, televisor de 33 pulgadas, video, dvd, pc de ultima generación, conexión plana por cable de 512 kb, equipo de audio con suboffer, etc.
Tanto mi mujer como yo teníamos cada uno su auto.
Mi profesión es de Contador Público, tarea que realizo en forma independiente y que poseo en la actualidad un estudio del que soy titular del 50 %, compuesto por cuatro oficinas en el centro de la ciudad de Rosario, tengo como socio a mi hermano y contamos con seis colaboradores...
Mi rutina era levantarme, ir a trabajar, volver a casa, preparar la cena, mirar televisión, irme a dormir, eso durante toda la semana y los sábados, le agregaba la concurrencia al supermercado por la tarde y los domingos la visita de mi hija con mi nieto... todo rutinario, sin sorpresas...
Así transcurría mi vida...
Hasta que en un momento... todo cambio...
Me falta contar que tenia devaneos de escritor, en ese entonces estaba en una página de literatura (www.predicado.com) donde torpemente garabateaba cosas y más que nada jodía con los amigos y amigas de esa página, la mayoría de los cuales estaban en Venezuela...
En dicha página me conocían afablemente por el sobrenombre de Ché, debido a mi procedencia (argentino) y a mi barba. Rápidamente me hice de un grupo de amistades y periódicamente intercambiábamos cadenas, chistes, etc.
El proyecto de predicado fue creciendo... se organizaron reuniones tanto en Venezuela como en México y Argentina... yo fui el organizador de las reuniones en mi país... de las cuales se han realizado tres hasta este momento. Gracias a mi dedicación fui nombrado en su momento como Coordinador del Grupo Predicado en Argentina... un cargo más que nada honorario pero que me llenó en su momento de orgullo...
Dentro del grupo de amistad en predicado, formado por gente de todas las edades y procedencias, estaba una niña cuyo nick no viene al caso... cuando la conocí tenía 17 años... y era una dulce adolescente que estaba dando sus primeros pasos en la vida...
Durante más de un año, el único contacto que mantuve con ella era el de mandarle y recibir chistes y comentarios en forma grupal...
Un día... o mejor dicho, una noche... cuando volví a mi casa tarde, procedente de una reunión que celebramos con unos amigos, en la cual se produjo una copiosa ingesta de comida y de bebida, antes de ir a acostarme, resolví revisar si había recibido algún mail que demandara una rápida contestación. Como era habitual en mí, automáticamente me conecté en el MSN...
Ella estaba en ese momento conectada...
Me extrañó que un viernes a la noche, a esa hora de la madrugada (eran cerca de las 2.00 de mi país...) se encontrara una adolescente conectada a internet en vez de haber salido con sus amistades de parranda...
Luego del intercambio habitual de saludos inquirí acerca de su extraño proceder y me contó que ya no se sentía a gusto con la gente de su edad, que no pensaban de la misma manera que ella y que se sentía sola, a pesar de estar acompañada...
Que estaba pasando un mal momento con sus progenitores, principalmente con su padre y que permanentemente tenía peleas con los dos, llegando a quedarse refugiada en su dormitorio para no tener que discutir con ellos...
Empezamos inocentemente a charlar acerca de lo que entendía cada uno de nosotros de que era la felicidad, el amor, las relaciones entre personas... grande fue mi sorpresa al encontrar dentro de ella, no a la tierna adolescente que tenía por imagen, sino a una persona hecha y derecha, con una claridad y profundidad de pensamiento asombroso...
Luego de esa primer charla siguieron otras... cada vez más profundas, más sentidas, más sinceras... a medida que transcurrían éstas, cada vez estaba más impactado de la persona madura que se escondía en ese cuerpo de niña...
Poco a poco la comencé a mirar con otros ojos... con otra actitud... y ella también... no sé si el Destino quiso que nos encontráramos en ese momento, en ese lugar, a esa determinada hora... pero sucedió...
Nunca nos ocultamos nada de nosotros... ni nuestra edad, ni nuestra situación, ni nuestras experiencias, siempre los dos fuimos de frente en nuestra relación...
Y sin más que unas pocas y malas fotos, alguna charla con webcam, nos enamoramos...
Al principio fue todo etéreo... sin mayores ideas o proyectos de futuro, solamente era una situación que vivíamos los dos, que nos hacía muy bien, que la disfrutábamos, pero de la cual ninguno de los dos tenía mayores expectativas... o por lo menos yo no las tenía...
Luego... se empezó a deslizar una idea... una pequeña idea... la de encontrarnos en algún lugar... alguna vez... pasaron diversos sitios por nuestra conversación. Buenos aires, Club Med de Río das Pedras, Isla Margarita, hasta que definimos una fecha... sería en mayo de este año...
Creo que la intención de los dos era solamente la de conocernos, por lo menos yo estaba seguro de que esa era mi ilusión... no pretendía que esto pasara a mayores, estaba casado, tenía mi vida...
Pero, mientras tanto, se produjeron cambios en mí... la sangre volvió a correr por mis venas, no me contentaba con mi actitud apática y retraída, no, había vuelto a sentir, a vivir, a experimentar reacciones...
Le planteé el problema a mi mujer...
Empecé una consulta con una sicóloga... al inicio de las sesiones yo sostenía que estaba enamorado y que por eso me quería separar de mi mujer... al cabo de la última, la verdad salió a la luz... era que no estaba más enamorado de mi mujer,... por eso al sentirme libre... me había enamorado de un alma gemela...
A principios del mes de diciembre le dije a mi mujer que me separaba... que empezaba a buscar algún lugar dónde vivir...
A fines de ese mes lo conseguí y comencé a preparar mi partida... por diversas razones ésta se fue posponiendo hasta que el día 25 de enero de este año... me instalé solo en un departamento...
Una vez solo... comenzó otra etapa... ya se nos hacía muy largo el trecho hasta el mes de mayo... y comenzamos a pensar en fechas alternativas... si de mí dependiera, yo no tenía problemas en ir en cualquier momento, pero, para qué? Para acompañarla unas pocas horas que podía robar a sus estudios? Eso no nos servía a ninguno de los dos...
Queríamos tener unos días para nosotros... para conocernos... frente a frente...
Aunque ya nos conocemos... esa era una excusa... nos conocemos más de lo que muchas parejas se conocen en el noviazgo, hemos hablado con el corazón, no con nuestros cuerpos, recién a los tres meses de nuestra relación tuve en mis manos una foto suya de cuerpo entero, pero ya estaba enamorado...
Generalmente todas las parejas comienzan conociéndose sus cuerpos, cómo visten, cómo actúan, como se comportan, si son altos, bajos, delgados, gordos, rubios, morenos... y luego comienzan a conocer sus mentes, sus apetencias, sus deseos, sus objetivos... nosotros comenzamos al revés... primero nos conocimos intelectualmente, y nos gustamos, nos enamoramos, luego, al conocernos personalmente, toda esa fanfarria de modelos impuestos por la sociedad no tiene sentido para nosotros, no nos importa nuestra apariencia, porque conocemos nuestro interior...
Hemos pasado horas y horas hablando... hemos tocado casi todos los temas imaginables... y algunos inimaginables, también...
No tenemos dudas acerca de nuestras reacciones, nos tenemos confianza ciega, los dos... sabemos cómo va a reaccionar el otro ante determinada circunstancia... y estamos de acuerdo en las cosas esenciales...
Nos queremos, nos amamos, nos adoramos...
Ya estábamos de acuerdo en que si en mayo, cuando nos conocíamos, todo iba bien entre nosotros, ella se volvería conmigo...
En el mes de febrero surgió una inquietud... y si nos veíamos en Semana Santa en Argentina y así ella tenía una idea del lugar en el cual iba a vivir?... comenzó una carrera maratónica por parte mía para conseguir pasaje... los más baratos estaban todos agotados, al final, luego de larga espera, conseguí uno... no vacilé por su precio... lo que tenemos no es algo que se puede valorar en dinero... y estaba a mi alcance... lo compré... en estos momentos la está esperando en el mostrador de la aerolínea en el aeropuerto de Caracas...
Asimismo me preocupé por lograr una reserva en uno de los mejores hoteles de Buenos Aires, a pesar de la época (Semana Santa) y el poco tiempo restante, lo conseguí...
Ya todo caminaba sobre rieles... faltaba nada más que transcurriera el tiempo... que se cumpla la fecha... y podríamos lograr nuestro objetivo, estar juntos por primera vez...
De pronto, una catástrofe...
Su madre le dice que en Semana Santa iban a visitar a sus parientes... los tres...
Días negros para los dos...
Todo nuestro mundo perfectamente ordenado había sido arrasado...
Este hecho provocó malos momentos para los dos... hubo cuestionamientos, planteos... pero al fin primó la razón...
No nos importa perder el dinero del pasaje... no nos importa esperar hasta mayo..., mejor dicho, sí nos importa, pero no queremos tener un enfrentamiento con sus padres, porque sabemos que a partir de esa fecha, contra viento y marea, estaremos juntos para toda la vida...
Tenemos bien en claro, los dos, que mi visita en mayo es al sólo efecto de conocer formalmente y personalmente a sus padres, nada más... y para ayudarla en su mudanza a estas tierras...
La amo. Me ama. Nos amamos. Estamos dispuestos a ir contra cualquiera que se entrometa en nuestra felicidad...

Texto agregado el 11-03-2004, y leído por 430 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
05-03-2006 La felicidad siempre debe aplaudirse!!! xwoman
08-08-2005 Es una entrega tan pulcra, que nos recuerda a los comunes que la vida es siempre una novela. gracias por compartir tu relato. silvania
16-04-2004 ¡Qué buena historia! Pintas magistralmente puntos claves de la existencia humana, cuando es digna y como consecuencia: valiente. Gracias por el relato. Un abrazo. islero
23-03-2004 Realmente es una bonita historia de amor, impensable hace meses, pero real como el trancurrir de las horas, de todo corazón mis felicitaciones y los mejores augürios para los dos. Besitos y mis estrellas por descubrir lo interior y particular de tu ser. Airedevalencia
11-03-2004 Si... TE AMO! . muchisimo, tnato que haría y haré cualquier cosa por cumplir nuestros sueños y llegar a ser felices juntos... sé que lo lograremos.. esquizofrenica
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]