TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Funeral impío

[C:300023]






El torturador cayó abatido por su propio corazón. Hacía años que el hombre, un tipo obeso, tosco y de mirada huidiza, transitaba los pocos pasos que le permitía la estrecha celda en que se hallaba confinado para pagar sus culpas. Culpas que nunca reconoció del todo. Todo, sin embargo, lo condenaba. Y condenado, era un ser gris que entenebrecía el entorno con su pasado oscuro.

Derrumbado, exánime, con una expresión de angustia en su rostro -como terminó cada una de sus víctimas- dejó de ser un reo para trasformarse en una anécdota tanatológica. La prensa destacó con grandes titulares su triste fin. Algunos, declararon que era una lástima que la muerte lo hubiese liberado de la condena, otros, filosofaron sobre las contradicciones de la existencia. Las estadísticas de sus crímenes llenaron páginas y páginas y las imágenes rescataron a los mártires que el torturador había aniquilado y que ahora regresaban para refrescar su calvario.

Nadie celebró su muerte, en el aire flotaba un tufo agrio con olor a frustración. La muerte arrasa con sus elegidos y pone a prueba la lógica de los que se quedan vivos.

Lo esperaba una tumba abierta en medio de un pabellón abarrotado de cruces, nombres y fechas. Arrastrado a duras penas por un panteonero, era precedido por dos guardias y una autoridad que en ese momento perdía todo sentido. Llovía, aún para ese torturador cayeron lágrimas desde las alturas. Nadie más lo acompañó, no hubo rezos, ni epitafios, sólo una ráfaga de viento, acaso un padre nuestro que un alma misericordiosa le enviaba para arropar sus culpas.

Allí se quedó, mudo e inidentificable. Sólo un túmulo que rompía la uniforme planicie de almas en silencio. Nadie dijo nada, los funcionarios se alejaron raudos, como quien timbra un documento y regresa a sus menesteres. La vida aguardaba tras aquellos lejanos muros y después de todo, atemoriza inaugurar el reposo de un torturador. Eso, si es que éste alguna vez logra descansar en paz…















Texto agregado el 06-07-2007, y leído por 184 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
09-07-2007 viió como perro, murió como perro, pero como esos perros tiñosos que nadie quiere ver. Por eso digo, todo se paga. Buen relato, buen observador, estás siempre con las antenas puestas. ¿se habrá arrepentido?¿lo seguiran los fantasmas?¿lo habrá recibido don sata o también le hizo un desaire al pensar que fue más malo que él mismo? Un abrazo anemona_
09-07-2007 Desgraciadamente no se puede saber si en la otra vida podrá ser felíz u otro hombre, con mejores sentimientos que en esta. A veces ellos son mentes enfermas y ni siquiera tienen culpa de haber actuado como lo hicieron. Bueno tu amiga repetitiva, y no es por la amistad, simplemente te encuentro un gran escritor. Me pongo de pieee, como dice Pedro Carcuro********* Besos Vic 6236013
08-07-2007 Historias como esta, historias que hacen imaginar lo narrado, lo cual es fluido bellamente en imagenes de un contenido bueno, enseguida se nota la clase de buen escritor que eres, honestamente lo creo asi ***** gfdsa_elisa
07-07-2007 Generalmente no hay para la gente muerto malo. Pero un muerto malo puede hacer un buen escrito. playero
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]