TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / violalis / Magia negra

[C:303807]

Magia negra

Lo que voy a relatar ahora me sucedió hace algunos años. Admito que es difícil de asimilar por aquellas personas que solamente creen en lo tangible y concreto y que para ellos la espiritualidad, es meramente una palabra. No puedo ni me interesa tratar de convencerlos, porque los que me conocen personalmente saben que no miento. Acá voy a hacer un pequeño paréntesis para pensar en voz alta, porque se miente. a) para sacar una ventaja de esa mentira b) por miedo, c) para sentirse importante, d) por costumbre;….. y quizás haya más que en este momento no se me ocurre. Para mí no vale ninguna de esas letras, ya que no quiero sacar ninguna ventaja del relato, no tengo miedo (ni lo tuve en el momento que ocurrió), este relato no me va a hacer sentir importante, ya que se muy bien lo que soy, y tampoco tengo por costumbre mentir, ya que no me interesa lo que las personas piensan de mí. Eso es asunto de ellos, no mío.

Lamentablemente la separación de mi esposo no fue grata. Él se fue con mucho odio hacia mí, sin pensar que el odio y el rencor sólo dañan al que lo emite, no al cual es dirigido. Muchos años antes de ese episodio, él me había contado, que viviendo solo, fue una vez por simple curiosidad a ver a una persona que trabajaba con la magia negra. Y como le desagradó lo que vio, nunca más fue. Ahora voy al grano.

Estaba yo parada en mi jardín mirando mis plantas, cuando de pronto “vi” en mi cerebro venir hacia mi varias balas. Vi claramente la forma de cada bala. (Como no entiendo de armas de fuego, no sabría decir a que “arma” pertenecían) Las vi acercarse, y las sentí chocar contra mi, como si yo estuviera dentro de una campana de cristal, y luego las vi caídas a mis pies. Todo eso sucedió mientras tenía mis ojos físicos abiertos, ya que segundos antes había estando observando mis plantas. Nada de eso sucedió físicamente, sino en planos más sutiles, se podría decir con el “tercer ojo”. Supe enseguida que el autor de ese encargue fue mi ex esposo, que con su odio trató de lastimarme, quizás hasta matarme. Y en ese momento me di cuenta por primera vez que soy protegida.
Ahora no crean que fui protegida porque me llamo Viola, o por que soy tan bonita (cosa que nunca fui) o que soy algo especial (tampoco lo he sido, ni lo soy ahora), sino por la vida espiritual que trato de llevar, aunque debo admitir no siempre con éxito. Hace ya muchos años, ni me acuerdo cuántos, cuando camino por las calles, saco de las veredas piedras, cáscaras de banana, o cualquier otro objeto que aunque yo lo veo, la persona que va detrás mío quizás distraída no ve, tropieza, se puede caer y lastimarse. Simplemente con el pie los llevo hacia el borde de la vereda o al comienzo de una casa. Obviamente hasta que yo llegué a ese objeto, muchas personas lo vieron antes, lo esquivaron, pero a nadie se le ocurrió pensar en el “otro” el que venía detrás. Simplemente es tan fácil de hacer, no cuesta dinero, sólo unos pocos segundos de mi tiempo. Al que quizás con ese gesto salvé de una caída ni siquiera se entera que había ahí algo que podía haberlo hecho caer. Pero créanme cualquier pensamiento positivo hacia otra persona, no solamente a la propia familia, es registrado con letras de fuego en una enorme “computadora u ordenador” como también se lo llama, en los anales del Universo. Nada, absolutamente nada se le escapa a Dios, o como quieran llamar a esa superpotencia energética.
Quizás debo comentar este episodio con ustedes, para que alguno de los que me leen comience a practicar eso también en su propio país, o ciudad, o pueblo o donde resida. Uno no está solo en este mundo, también el “otro” existe, aunque en nuestro egoísmo no lo queramos admitir.

Acuérdense de algo, no existe la “casualidad”. Todo tiene una causa y un efecto posterior.

Gracias por leer hasta el final. Que tengan un hermoso día, les desea de todo corazón Viola

Texto agregado el 26-07-2007, y leído por 614 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
10-05-2008 Creo absolutamente, en todo lo que acá está contado por vos. ¡Gracias!***** MujerDiosa
07-09-2007 Acabo de leer este cuento y coincido totalmente con marielavit, Dios quiso que estuvieras con nosotros muchos años mas, contandonos historias maravillosas. anki_injoy
27-08-2007 gracias pimero que nada ..segundo estoy de acuerdo con vos en muchas cosas q has escrito aca. El otro tambien existe y aunque no los conozcamos son parte de nosotros..porq son parte del universo y ahi vivimos todos. _poly_
27-07-2007 ¡Gracias, Viola, por compartirlo! No tengo ninguna duda de que estás protegida, por tu gran sabiduría y tu amor al prójimo. marielavit
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]