TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / CAO / La Lombriz

[C:30444]

Mientras la profesora de religión procuraba fervorosa hacer que las demás muchachas aprendieran la canción de la alabanza; ella permanecía quieta observando hipnotizada la imagen de la virgen colgada sobre el pizarrón, entre guirnaldas de papel maché y enormes vocales satinadas pegadas a la pared.

Absorta contempló los contornos de la madre de dios y los pliegues carnosos de sus caderas marcados por su fino cinto. Con su corona de flores la virgen dirigía sus ojos a la muchacha como invitándola a sumársele en una caída libre y sin palabras a las profundidades de su ser, por entre las comisuras de sus labios pintados sobre el papel y el triángulo que se formaba en el punto de su pelvis santa.

Ya antes y en más de una oportunidad su padre la sorprendió mirando con esos ojos oscuros a las demás niñitas de la cuadra, mientras la cara del apesadumbrado hombre se venía abajo como si estuviera derritiéndose por la desazón y el miedo. El enjuto y maduro señor le tenía un miedo terrible a morir y a dejar a su niñita sola en el mundo con su mal, por eso todos los días la aproximaba y la iba a buscar al colegio como si se tratase de su propio destino.

Mientras la profesora intentaba convencer a las demás alumnas de la grandeza de dios, ella evaporaba sus fluidos de mar de fondo pasando cuidadosa revista por debajo de los jumpers de las compañeras que la antecedían salón atrás, procurando con celo no ser descubierta y luego llevada a la hoguera por sus delirios.

Como la inmaculada concepción la ardiente fierecilla, sentada en su pupitre, se sentía como otra bendita más entre todas las mujeres. Luego el ave maría apagaría de un soplido su trance y como murciélagos sus demonios irían a parar al fondo de la caverna sin luz.

Al final de la jornada el tañido de las campanas haría huir desesperadas a la enorme cantidad de palomas que hacían su nido en el campanario.

Texto agregado el 16-03-2004, y leído por 539 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
07-03-2005 Muy bueno como siempre, ese "pan, pan, vino, vino", me encanta. Involucrar a la Virgen en un tema como este, me freno un poco al comienzo, sin embargo los pensamientos solo provenian de la joven. Dificil para alguien tener esa condicion, vivir sus dias con sus pensamientos subterraneos y silenciosos. tierni
20-06-2004 Me gustó mucho, entretenido, profundo y delicado. libelula
21-04-2004 Hola! Esto ha cambiado mucho. No me gusta mucho lo de los "ojos oscuros", parece un poco como ponerle un tono siniestro a su deseo. ¿Será "oscura" la mirada de deseo de una mujer hacia otra? ¿Si no es oscura, cómo sería? ¿De qué está hecho el deseo? Bueno, después de lo mucho que ha menjorado, este precioso texto bien vale el intento de imaginar estas cosas... ¿no? Sirena_viuda
13-04-2004 reconosco que al leer me incomodo un poco el tema, por ser mama y eso, claro, yo creo que pude ser, pero eso no es para mi en este contexto lo importante, te repito lo que en otros cuentos tuyos te he dicho...escribes suuuuper bien agarras al lector y no sueltas. un beso janine
07-04-2004 Me resultó un excelente texto, con un tema que puede bordear un límite que a algunos puede incomodar, tocado con delicadeza, sugerido casi con pudor. Los murciélagos y las palomas. ¿Siempre ganan las palomas?Un abrazo albertoccarles
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]