TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / etal1ydemas / Cómo se va a llamar (a la bebita mía)

[C:30911]

es una historia anteriormente trabajada, pero hoy la pongo de nuevo porque es un día muy importante.

va por vos pequeña almita y demás

CÓMO SE VA A LLAMAR?

Acaso cuando llegue
Un veintitrés de abril
Y abismos
Vos llévale flores
Que yo iré contigo

M. B.

Mmm. ¿cómo se va a llamar? Es lo primero que recuerdo. Es muy raro que alguien recuerde a ciencia cierta lo que hablan a sus espaldas cuando aún no se ha nacido. Cuando no se tiene ni la más mínima idea de lo que significan tantas y tantas y tantas letras, números palabras. Pero lo que si entendía y siempre he entendido son las caricias que daba mi madre a su vientre. Pequeño pillo, sos una calamidad. Fue la primera vez que sentí algo parecido al amor. Y yo, jugueteando en su interior. ¿Cómo se va a llamar? Aún puedo reconstruir la imagen de mi padre, me lo imagino caminando hacia uno de los cuatro cuadros en el “Living” - de las pocas cosas que recuerdo de mi casa- era la réplica de uno de los cuadros que hay en el palacio de Bellas Artes. Se va a llamar Rufino. El apellido, prosiguió, ya lo tiene. Así que nacerá en una familia grande, con el nombre de uno de los grandes. Rufino Tamayo, me gusta el nombrecito, desde ese día me ha gustado. Y más con las palabras que dijo mi padre “en una familia grande y con el nombre de uno de los grandes” Rufino Tamayo. Por parte de mi madre sólo podía obtener algo –descontando las palabras “pequeño pillo” y caricias alternadas-el apellido Rojas. Rufino Tamayo Rojas. Me gusta ese nombre, siempre me ha gustado. Me ha gustado desde que di una pequeña patada y todos asintieron que era por que daba mi aprobación al nombre. Va a ser futbolista, el cabrón. Qué mal chiste ese, nunca me he podido reír de ese tipo de cuestiones. Ganas no me faltaron para salir del vientre materno y decirle al idiota de mi tío Bernardo: “tío, no digas pendejadas”. Pero a mis seis meses eso era algo prácticamente imposible de hacer. Es más, quizás en ese momento no tenía ganas, es el simple recuerdo el que me da rabia. Y mi padre riéndose del chistorete ese tan pendejo. De esos que sólo decía mi tío Bernardo. Bueno, bueno, el nombre ya lo Tiene: Rufino Tamayo; ahora sólo le queda ser alguien tan grande como ese señor, ese escritor tan famoso. Claro que a Matilde, la esposa de mi tío Bernardo, no le interesaba para nada la literatura, pero quería corresponderle a la ocasión. Es pintor, Matilde, argumentó mi madre, ese cuadro en azules y algunos colores opacos, es algo de lo que pintó. Pero quizás Matilde decía las cosas con otro tipo de intenciones, como si predijese el futuro. Bueno, quizás eso sí, siempre fue buena par leer las cartas y el fondo de la taza de café -cosa que hasta el momento sigo pensando que es una brutal estupidez-. Pero en esos momentos todos los padres piensan que sus hijos van a ser como ellos. Qué desgracia sería para mí ser como mi padre, un intelectual y culto dueño de una herencia. Eso justifica las réplicas de algunas pinturas en mi casa. El que más me asombraba a mí era La Persistencia De La Memoria, de salvador Dalí. Es un cuadro mucho muy padre. En donde los relojes se desvanecen, se derriten y uno termina por recordar esa tonta persistencia. También hay un cuadro de Picasso, el cuadro se llama tres músicos, pero me quedo con Dalí. Mi tía Matilde se quedaba con los ojos en blanco, de por sí que sus comentarios no suelen ser del todo correctos- eso no le quita las lindas piernas- y tal vez mi tío Bernardo no se casó con ella precisamente por sus buenas críticas de arte- ya lo dije, es muy atractiva.-¿ porqué no llamarlo Mario?. No Bernardo, ese nombre no me gusta,¿te imaginas? Mario Tamayo, no combina, no suena bien, en cambio Rufino Tamayo suena igual de lindo que como se ve esta pintura. Claro, mi padre, a comparación de Matilde, era muy bueno en cuanto a sus críticas. Además no me gusta mucho ese nombre. Bueno, bueno, pero Mario escribe muy bien. Claro que escribe muy bien, y lo seguirá haciendo, pero yo no quiero que mi hijo sea como él. Ese aspecto de mi padre sí que era demasiado tonto, vasar en algo el destino de una vida. Bien me pudo haber llamado Valerio y no por eso hubiese sido, yo, un gran emperador, todo un Cesar, como lo fue Claudio Valerio. Se llamará Rufino Tamayo, pues. ¿Y si es mujer?. Otra vez Matilde, jodiendo con sus comentarios, no es que la odie ni la deteste, pero desde entonces han puesto en duda mi sexualidad. Si es mujer se llamará Nancy Tamayo. Y desde ese momento mi vida siempre ha estado ligada a ese nombre, a Nancy. Nancy por acá, Nancy por allá, Nancy en mis sueños y despistes. Me gusta el nombre, pero no se lo vamos a poner, porque será varón. Bueno, bueno, los primogénitos suelen ser varones, el que trae los pantalones en la casa, ya las segundas son mujeres, y cuenta con el hombrecito para protegerlas de tanto barbaján que existe en este país. En todos lados existen barbajanes, no hay lugar donde no, bueno, talvez en Dinamarca y esos países donde todo es tranquilo y bello. Fuera de eso no recuerdo más de mi vida antes de vivir, ni los gritos de mi madre ni nada por el estilo, sólo me acuerdo de el fin de las contracciones y del esperadísimo anuncio del Doctor Mendoza –médico de la familia- “felicidades, es un niño, ahora ya puedo saludar a los nuevos padres” y un cura junto a la multitud. Sí, me bautizaron, con el Nombre de Rufino Tamayo Rojas frente a mi madre agitada, angustiada, sudando y llorando de alegría, estaba hecha toda una convención de sustancias – saliva, lágrimas, sangre, sudor, anestesia y demás- y con las piernas aún entre abiertas. Yo con los ojitos cerrados y lleno de una sangre que no me pertenecía, pero que ya traía dentro de mí. 23 de abril, 1978.

Texto agregado el 20-03-2004, y leído por 271 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
29-03-2004 "... y lleno de una sangre que no me pertenecía, pero que ya traía dentro de mí". Una belleza de imagen, precioso. Un gusto leerte :) Flor_marina
20-03-2004 muy bello eh!... excelente texto, es una narración muy bonita y tierna, trae consigo esos recuerdos y anhelos familiares, eres muy emotivo casi sin querer serlo.. mis stars ***** tiamatvampire
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]