TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Mostrenco / Fábula neoliberal

[C:311156]

Hubo hace unos meses un hombre que dormía a pierna suelta, llegaba de su trabajo, leía algún libro, cenaba con su familia y a veces ayudaba a sus hijos con sus tareas antes de mandarlos a dormir. Luego se ponía a ver la tele y al final se acurrucaba con su señora y dormía relajado, sin tener pendientes o cargos de conciencia.

Pero sus hijos y su esposa salieron de vacaciones a principios de julio, y este hombre tenía que resolver sus problemas en la oficina, así que se quedó. La primera noche que durmió sin compañía fue nefasta; brotaron de la nada visiones de la hipoteca, de su retiro, de qué pasaría si alguno de sus hijos se enfermara o si tuviese un accidente, cosas así lo pusieron a hacer cálculos sobre sus ahorros, sobre qué tendría que hacer para ganar más, de cuáles de sus pequeños lujos tendría que prescindir…

El alba lo sorprendió, el hombre a duras penas alcanzó a pararse de la cama para mirar, atarantado, que sin haberse dado cuenta había caído su calculadora entre los pliegues de sus sábanas.

De este breve e intrascendente episodio debemos pues aprender, que el estado de ánimo te lo contagia la compañía que llevas a la cama.

Texto agregado el 10-09-2007, y leído por 89 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
15-09-2007 mmm mejoró ahora. yens
14-09-2007 em... Y cuando no hay compañìa? quizàs ya no hay estados de ànimo ¿verdad? RHCastro
10-09-2007 pues sí... pachita_rex
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]