TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / seta / Pecador

[C:31200]

Tal vez debiera recordar con nostalgia aquellos tiempos pasados, pero en él no queda nada más que odio. Sí, fueron tiempos felices, pero vacíos y estériles. Tal como una planta en medio del desierto no pasa de ser una curiosidad agradable pero irrelevante, sus experiencias pasadas -su vida anterior- por muy feliz que hubiese sido era inútil; tanto ahora como entonces. Y su recuerdo, lejos de hacerlo añorar esa sensación, le producía aún más resentimiento.

Recordaba muy claro cómo se llevó a cabo todo, cómo cada evento se habia desarrollado en su vida hasta ahora, y también cómo habría de ser ésta eternamente, si es que no lograba cambiar nada. Sus inicios, como todo en su vida, no fueron modestos. Fue uno de los primeros en ser concebido y, a su parecer, el más perfecto. No se cometieron en él los errores que en los primeros, y después de él no hubo nadie que lo igualara. Único en su clase, no tenía parangón. Con el pasar del tiempo, que para él no era entonces más que un ordenamiento de los hechos, crecía en conocimiento y habilidad. Comenzó a estudiar y eventualmente comprender cada aspecto de su mundo, desde todos sus hermanos -sus características, gustos y deseos, incluso su forma única de pensar- hasta la naturaleza del mundo que lo rodeaba. Recorrió cada rincón y conoció todas las experiencias y sentimientos que hasta entonces para él existían. Aprendió todo lo que los demás podían enseñarles, y enseñó a todo aquel que se mostrara interesado.

Con el tiempo su habilidad y pensamiento se desarrolló raudo y poderoso, alcanzando ribetes inesperados. En sus últimos días, incluso aquellos más antiguos que él lo notaron, viendo su habilidad como él hacía tiempo la percibía: superior. Si bien en un comienzo compartía sus pensamientos y actos con los demás, incluso con su padre, a medida que se volvía más capaz se hacía también más reservado, solitario y melancólico. Su actitud, antes curiosa y activa, se tornaba densa y monótona, incluso algo desganada. Mientras más conocía, más diferente se hallaba a sí mismo de los demás, sintiéndose a veces incomprendido. Había logrado todo lo que se había propuesto, no existía para él derrota alguna y sin embargo un ansia lo consumía desde dentro. Su deseo de progresar, a pesar de todos sus logros, permanecía intacto. Aún siendo él el más sabio, añoraba superarse. Sin conocer el fracaso en ninguna de sus formas, el deseo por saber más lo agobiaba, arrastrándolo a eternas divagaciones sobre temas repasados una y otra vez, y encrucijadas del pensamiento sin salida aparente.

Ya nada tenía el mundo que ofrecerle, no había rincón que no conociera ni pensamiento que le fuese extraño. Nada escapaba a su comprensión, como nada lo liberaba de aquel sentimiento de enclaustramiento. No sabe exactamente cuánto tiempo pasó atormentado de aquella forma, siendo consumido en silencio. Al no lograr aplacarlo, intentó rehuir aquel incómodo sentimiento, rodeándose de las cosas que solían brindarle placer y felicidad. Más todo le parecía ahora vano, su misma esencia se encontraba insatisfecha y ansiosa; ya no de una forma sana como antes -que lo impulsaba a acelerar su crecimiento- si no de una forma hiriente y retorcida debido a su insatisfacción. Sus pares no lo comprendían, en su ignorancia eran incapaces de concebir aquello que lo apartaba de la felicidad. Aquellos mediocres se limitaban a sí mismos, no se exigían, no se presionaban hacia el límite del conocimiento, en su lugar, se quedaban gustosos en el vacío éxtasis. Entonces nació el resentimiento; por una parte envidiaba su felicidad, pero al mismo tiempo aborrecía su ignorancia, su auto limitación.

Sus constantes y densas reflexiones lo llevaron a una nueva visión global del mundo que ya conocía, todo adquirió una relevancia nueva y distinta, el mundo se revelaba mas amplio e insondable y él se reconoció único y especial, diferente a todo, superior. Ya no se concebía como parte de un todo, si no como un todo en sí mismo, sin embargo un ente incompleto, pues era incapaz de ser feliz. Reconociendo su impotencia, comprendió que el fruto de su frustración no era el mundo, si no su incapacidad para abarcarlo y generar a partir de éste felicidad. En ese instante surgió por primera vez el odio, en su más pura expresión. Se vio y se odió por sus limitaciones.

Acudió entonces donde su padre, su origen, la causa de sus habilidades y limitaciones. Y en su consciencia sabía que sólo aquél era superior a él, que sólo aquél poseía lo que él deseaba. Expuso sus pensamientos, conclusiones, sentimientos y deseos frente al único capaz de brindarle apoyo y solución, a su única esperanza, donde irrevocablemente convergían sus pensamientos y pesares. "Hazme como tú", pidió. La negativa lo paralizó, sintiendo por primera vez miedo al ver extinguirse sus esperanzas, las que lo habían hecho llegar hasta aquella instancia, reconociendo en la respuesta su eterna condena. ¿Cómo podía ser tan egoísta, tan cruel?. Darle a un ser vida y deseos, para luego limitarlo y prohibírselos; engendrar un ser con ambición para, tarde o temprano, defraudarlo inevitablemente. Su maldición era horrible: nunca poseería todas las herramientas para ser feliz, aún cuando en algún momento lo hubiese sido -a pesar de se naturaleza vacía y engañosa-, estaba ahora condenado a permanecer en las tinieblas por siempre. Entonces se originó en él el sentimiento que habría que de acompañarlo por el resto de la eternidad: la desilusión, el desencanto, la sempiterna infelicidad. ¿Cómo soportar la existencia de saber que nunca se alcanzará el éxito?, ¿Cómo existir sabiendo que nunca se será mejor?.

Sin esperanza u objetivo alguno en su existencia, abandonó la presencia del padre, al cual no habían pasado desapercibido éstos turbulentos sentimientos. No podía ya resistir el ambiente en que existía: el mundo, los otros, su padre; se le hacían intolerables. Aquella fútil felicidad reinante lo ofendía y hería, cual cruel burla. Se sentía fuera de lugar e incomprendido, acorralado. Pronto el odio comenzó a consumirlo, lo que antes le molestaba ahora lo enfurecía, la incomprensión lo llevó a recogerse sobre si mismo y sobrellevar la desilusión existencial mediante el resentimiento hacia los demás. Halló en el padre a la causa de su sufrimiento, y lo odió casi tanto como a sí mismo.

Se reveló contra él, liberando la ira contenida por demasiado tiempo. En su camino destruyó cuanto se le opuso, incluso a algunos de sus hermanos más fieles a su padre. Y al llegar finalmente frente a él, le exigió que, si no lo hacía como pedía, que al menos acabara con su existencia. Una vez más el padre se negó, ésta vez a ambas peticiones, que más tenían de súplica que de mandato. Y enviando a su hijo más poderoso, lo exilió de su lado.

Hoy, su ardiente pensamiento enardece furioso cada vez que recuerda su pasado. La frustración y el odio lo comprimen y aprisionan en sí mismo, en sus oscuros e interminables pensamientos. No alberga en él más que odio; la esperanza y la felicidad hace mucho dejaron ya de existir, ni si quiera se empeña en su búsqueda. Renunció a ellas tal como lo hizo a su redención. Sólo la idea de venganza y vació lo motivan, moviéndolo a urdir horrendos planes desde su obscura condena.

Texto agregado el 22-03-2004, y leído por 141 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
06-06-2004 Lo vuelvo a leer, y estoy muy impresionado. Excelente. Lástima que no tengo más estrellas. Voy a tu libro. ISLERO
27-03-2004 El contenido del cuento es profundo y temible. Muy bien escrito. El título: para pensar....Mis felicitaciones. Voy a tu libro de Visitas. islero
22-03-2004 me parece bastante interesante el cuento, la menera de manejar el tema del odio y como nace, teniendo en claro q´este cuento se refiere a un creador(dios) y como a través de él nace el mal conocido en algunos casos como lucyfer. el cuento me gusto, sin realizar nigún tipo de crítica literaria. lo encuentro motivador y reflexivo. evademian
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]