TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / remi_dee / CALULA

[C:315335]

En más de algún escrito he nombrado a mi maestro Calula, pero nunca le he dedicado más que un par de párrafos. Es por eso que quiero compartir con Uds. algunos recuerdos de este singular personaje que hace tiempo no veo.

Era un tipo flaco, de piel curtida por la tierra y el sol. Vestía de ropas grises, y viejos zapatos de seguridad, a los que aún se les notaba el logo "Codelco”.Con un gorro viejo medio azulado andaba caminando y hablando solo, seguido por uno que otro quiltro.

Siempre se aparecía en las mañanas o en las tardes, y a diferencia de otra gente, nosotros, que jugábamos como cualquier niño, nos acercábamos a él sin vacilación.
Sería por su personalidad o su forma de hablar que nos llamaba la atención. Bastaba decir o gritar: ¡Calula!, para que se acercara a nosotros y comenzara sus insólitos relatos.

Nos hablaba sobre cualquier tema, y no dudaba en refundamentar, hasta sus propias teorías o estudios al respecto, pero casi siempre, el tema más recurrente comenzaba cuando alguno de nosotros le preguntaba:

Calula¡ ¿en que parte estamos?, a lo que respondía briosamente: ¡En la pascua antigua!, le dije o no les dije, ah¡¡¡¡claro esta es la pascua antigua y wuea…. Ahh claro.¡¡¡

Pero a pesar de su especial forma de hablar, mezclada con su reiteración y más de algún garabato, de a poco cada palabra y relato parecía tener un contenido.

Según sus propios estudios, nuestra ciudad era parte de la gran Isla de Pascua, y que por razones cataclismicas ocurridas en épocas muy remotas el ombligo del mundo:Te Pito Te Henua, se había fragmentado y se había separado del continente, y que según sus propios cálculos, la gran sobresaliente que forma parte de nuestra región en donde se ubican Antofagasta y Mejillones, calza casi justo con uno de los lados de la Pascua insular.

Pero su fuerte era sin lugar a dudas la astronomía. De él aprendí las primeras teorías cosmologicas, desde la teorías de Tolomeo hasta los ateos Hoyle, Bondi y Gold y su teoría del estado estacionario , llegando finalmente a la teoría del Big-Bang.

Usando el suelo, o la calle como pizarrón, explicaba la formación de nebulosas y las perturbaciones del medio galáctico de Gamow. Pero su deleite era tratar de que entendiéramos la Paradoja de Olbers y la expansión del universo y su profundidad.
Le encantaba soltar objetos como piedras, botellas vacías, para explicar en detalle uno que otro principio newtoniano.

También exponía sus propias teorías respecto al universo. Según él, estaba de lleno completando su estudio sobre el sistema solar. En donde sostenía que, a diferencia le las otras teorías, la continua desintregación solar, llevaría a una descompensacíón gravitacional tal, que cada vez y en forma muy progresiva en los últimos 3 mil millones de años, los planetas cada vez estarían menos prisioneros al campo gravitacional solar, y según sus trayectorias y energías cinéticas se irían alejando poco a poco hasta que finalmente en pleno colapso del sol, ya no habrá interacción entre este y sus vecinos cósmicos.

Y así ,de vagabundo se convertía en un profesor sin títulos ni sueldo.Y si pudiera nombrar su caudal de conocimiento, de seguro me llevaría varias páginas.

Su forma de enseñar era única y pocas veces admitía preguntas mientras conversaba. En sus ojos idos se advertía la pasión y locura de un genio. Hablaba y hablaba entrando en un estado casi de transe, y sus oyentes en una sabia liturgia.

Recordar aquel viejo, de rostro reseco y ropaje roto, me produce nostalgia y melancolía. Tal vez un poco de pena, porque jamás pudimos hablar o preguntarle sobre su propia vida.
La última vez que lo divisé y pude hablar un poco con él, fue cuando yo tenia unos 20 años, en periodo de vacaciones. Me habló de sus encuentros con el propio Jesucristo en pleno desierto, e incluso en como hallarlo.
Se veía cansado y anciano, casi sin dentadura, y a veces decía palabras ininteligibles
No se si me despedí, o tal vez nunca lo hice, porque mi gran maestro, siempre decidía cuando interrumpir sus charlas o clases, y sin decir nada más, proseguía su rumbo, hablando solo y murmurando al viento.

…¿Claro ..ah¡¡¡ más de mil años y wuea…

Meteoros y meteoritos, trayectorias excéntricas…ah¡¡¡


Te mira y te observa, te clarifica…

Gran pascua antigua y wuea¡…..



Calula, maestro vagabundo,
Rodeado de perros y harapos
De palabras sabias y secretos ignotos
Piel curtida y manos ancianas
Ojos negros con mirada infinita
¿Dónde estarás conversando?…
Yo espero, que estés empinado sobre los cráteres de Tycho Brahe
Dirigiendo tu clase celeste a todos los aprendices del cosmos…



Texto agregado el 07-10-2007, y leído por 275 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
22-02-2008 Me ha gustado mucho!! de primera y muy bien hecho 5* y una :) sonrisa. natalii
11-01-2008 como siempre un excelente texto.. felicidades.. me encanta leerte... ***** saludos remi.. :D soledad3705
16-12-2007 Excelente narración que le deja a uno un gran sabor en el alma. Me encantó. Sofiama
24-11-2007 Notable relato maestro!!! Esos personajes del "fin de mundo", que de tanto ser derrotados por la vida, son universales, me fascinan... ***** Salud, compadre!!! riverdelpuerto
04-11-2007 Muy lindo el escrito, siempre vale la pena dedica palabras a las personas que nos marcaron, y ni mil páginas bastan para ellos. un eso, que estés bien Alis_18
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]